Una pesadilla en ciernes

’23/07/2024’
’23/07/2024’

El librito de la política lo dice bien claro. “Cuando te agarren en una maroma, es decir, cuando te descubran un desfalco y te balconeen públicamente, quédate callado si careces de argumentos para responder. Si te cuestionan sobre el tema en una conferencia de prensa finge que no escuchaste la pregunta; haz como que te habla la Virgen y cállate la boca…, por vida de lo que más quieras, ¡cállate la boca!”

Pero Cuitláhuac García que ni sabe de política y menos de libros no se calló; retó al diputado local y líder estatal el PRI, Marlon Ramírez Marín, a que presente pruebas sobre un presunto atraco por más de 1,500 millones de pesos en la secretaría de Salud que el legislador jarocho denunció públicamente. “Si tiene pruebas que denuncie, que denuncie. ¿Cuánto tiempo le damos para que ponga la denuncia?”, preguntó a los reporteros.

Pero este desplante torpemente temerario le puede costar caro no sólo a su gobierno sino a su candidata Rocío Nahle.

Boquiflojo y mal asesorado, Cuitláhuac quiso minimizar la acusación: “Hay quienes solo buscan reflectores con declaraciones superficiales”. Pero lo dicho por Marlon no tiene nada de superficial, es una denuncia debidamente sustentada que le ha provocado insomnio tanto al gobernador como a varios miembros de su gabinete por dos razones: porque no tienen con qué rebatirla y porque vienen más denuncias sobre atracos similares a otras dependencias.

“Cuitláhuac no se quedó cruzado de brazos y ordenó que le busquen algo a Marlon Ramírez para exhibirlo y callarlo. Cualquier cosa; algo como un desvío de recursos, alguna ratería, un acto de corrupción, alguna foto saludando a los malosos, algún chanchuyo con Duarte pero no le han encontrado nada, ni siquiera que su tesis sea plagiada” me dijo una fuente cercana a los morenos.

Mientras el gobernador pretende hacer creer que no le preocupan los señalamientos, el diputado tricolor sigue hurgando por aquí, investigando por allá y denunciando ante la Auditoría Superior de la Federación la de porquerías que ha hecho la 4T en Veracruz.

¿A qué se debe que estos señalamientos ahora sí levanten ámpula, lo que no ocurrió hace cuatro años cuando Ramírez Marín comenzó con sus denuncias?

Hace unos días comenté en este espacio que en 2019 la 4T apenas se estaba instalando en la silla del poder y todo se le perdonaba. En contrapunto, nadie quería saber nada de los priistas y menos del PRI.

Pero fue cuestión de tiempo para que los morenos enseñaran las uñas, sus mañas y el cobre. Ahora todo mundo sabe que roban, pero nadie tenía el dato y menos documentado hasta que el martes 26 de septiembre, el diputado destapó la cloaca del presunto atraco a la Secretaría de Salud en el que estarían involucradas al menos 18 dependencias.

Este jueves estuvo en la CDMX y en entrevista con Pascal Beltrán del Río de Imagen Radio, Marlon aseguró que no solamente es la Secretaría de Salud donde hay irregularidades, sino que existe un mecanismo similar en todas las dependencias. Falta saber quién es el autor intelectual y si están utilizando los recursos esquilmados para financiar alguna campaña.

Uno de los señalados por Ramírez Marín de participar en la rapiña a la Secretaría de Salud, es Jorge Sisniega Fernández. Cuando Pascal le preguntó sobre las intenciones de este sujeto de ser diputado, Marlon contestó que todo indica que así será. “El fuero constitucional después de este tipo de prácticas le será necesario a este y a otros personajes de la 4T, a costa de los verdaderos militantes del partido que decida postularlos, esos que se forman y nunca llegan, porque hay que proteger a estas personas”.

En síntesis lector, Marlon se está convirtiendo en una pesadilla para la 4T. Sus denuncias fundadas y sin margen para rebatirse pueden ser la gota que colme el plato de una sociedad harta de tanto atraco.

Si al pésimo trabajo de Cuitláhuac García como gobernador, se le agregan los señalamientos de corrupción que carga Rocío Nahle y los robos cometidos por funcionarios morenos, que nadie se llame sorprendido si la oposición en Veracruz da el campanazo en el 2024.

[email protected]