“No sabemos robar”, dice Cuitláhuac García y es cierto, todos nos damos cuenta de sus raterías, si supieran robar ni cuenta nos daríamos

132

“No sabemos robar”, dice Cuitláhuac García y es cierto, todos nos damos cuenta de sus raterías, si supieran robar ni cuenta nos daríamos

¿Qué es saber robar? Las personas que saben robar no son atrapadas en sus raterías, es más el robado ni siquiera se da cuenta de que le han robado. No saber robar es no dejar huellas de que el delito se ha cometido, es salir con el botín sin despertar a los dueños de la casa. El gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, en su estulticia, presume que ni él ni sus funcionarios saben robar: “Si para ustedes, los que tuvieron su oportunidad en el gobierno y ahora nos critican, no saber robar es ineptitud, pues lo sentimos, no sabemos robar”. Por supuesto, el pez por la boca muere. Cuitláhuac García no sabe robar, porque todos nos estamos dando cuenta de la operación que su primo Eleazar Guerrero está llevando a cabo. Eleazar Guerrero, subsecretario de Finanzas, es el encargado de robar para el patrimonio familiar. Ya cada miembro de la familia del gobernador se compró o está en trámites de compararse un departamento de lujo; ya tienen revistas con convenios de 200 mil pesos mensuales; ya están insertados en la nómina; ya hay un operador que desvía hasta un 20 por ciento para las arcas familiares. Ya la Auditoría Superior de la Federación mostró los resultados de la Cuenta Púbica de 2019. Esos miles de aviadores en Salud son parte del saqueo y es una muestra más de que el gobernador de Veracruz no sabe robar. No sabe robar porque nos dimos cuenta del sobreprecio de las camionetas para Seguridad Pública; no sabe robar porque hasta para eso, el mismo lo reconoce, es inepto.

Los detienen porque quisieron evitar un filtro de revisión en Manlio Fabio Altamirano; ya por eso los implican con el asesinato de la alcaldesa de Jamapa

Es impresionante la capacidad de deducción que tienen las autoridades del gobierno de Veracruz; ya no se diga la visión de oráculo del gobernador Cuitlahuac García, quien en una ocasión le avisó a López Obrador que uno de los homicidas del crimen del bar Caballo Blanco era “La Loca”. Al final López Obrador tuvo que recular y reconocer que no se sabía nada, como no se sabe nada hasta ahora. Resulta que, de acuerdo con el reporte del propio gobernador, se detuvo a dos sujetos en el municipio de Manlio Fabio Altamirano. Al parecer estos sujetos que viajaban en una camioneta, quisieron evitar un filtro de revisión por lo que se dieron a la fuga. El reporte indica que hubo un enfrentamiento entre elementos de la Fuerza Civil y la Secretaría de Marina en contra de estos sujetos; un enfrentamiento muy preciso que dejó vivos a los dos presuntos delincuentes, sin ningún rasguño y a quienes les confiscaron armas de fuego largas y cortas de diversos calibres. Los detenidos son John León “N” y Vicente Francisco “N”, quienes de inmediato fueron implicados en el asesinato de la alcaldesa de Jamapa, Florisel Ríos Delfín. Así de rápido, sin más pruebas que su intención de huir. Para salir del paso el gobernador declaró: “Ya se reforzó la línea de investigación, hay una que se descarta de esas tres, quedan dos y ya hay detenidos, son presuntos responsables, siempre tenemos que actuar apegados a derecho”.

Al general Cienfuegos lo van a recibir como héroe en México; nadie lo detendrá, se irá directo a su casa, dice Marcelo Ebrard

El general Salvador Cienfuegos, exsecretario de la Defensa Nacional, no llegará a México y será detenido por la Fiscalía General de la República. Tampoco será llevado al Hospital Ángeles para que lo desparasiten y lo despulguen; mucho menos le dictarán arresto domiciliario como a Emilio Lozoya. Al general Salvador Cienfuegos nadie lo va a detener, a pesar de que la Fiscalía General de la República iniciara una investigación por los delitos de que lo acusaron en los Estados Unidos. El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard ya dijo que Salvador Cienfuegos llegará a nuestro país como un ciudadano mexicano, sin cargos. Por lo tanto, una vez que pise territorio mexicano, Cienfuegos irá directo a su casa, con su familia. Allá la Fiscalía General de la República si le quiere levantar cargos, si lo acusa de cualquier delito. Para muchos la extradición de Salvador Cienfuegos se está pareciendo mucho a la liberación de Ovidio Guzmán. A esta Cuarta Transformación se le da mucho perdonar a los sujetos acusados de narcotráfico; un estigma muy difícil de borrar.

Armando Ortiz                        Twitter: @aortiz52                  @lbajopalabra