Testimonios de víctimas de violencia policiaca en Orizaba”, publicando la cuarta foto, donde aparece una mujer anciana

136

Testimonios desgarradores.

Alejandro López.

Mariano Escobedo. En una reunión efectuada en la localidad de Loma Grande, el día lunes 25 del presente mes, habitantes dieron su testimonio sobre la situación que vivieron y sobre todo la forma en que fueron tratados, ya que les pegaron hasta a los niños, aunque muchos piensan que fue una irresponsabilidad, es todo lo contrario, ya que los usos y costumbres de la zona son pocos conocidos, por lo que es falso lo que señalan sobre los menores de edad que estaban durante el conflicto del día sábado 23 de mayo.

El señor Jorge Páez indico que él fue brutalmente golpeado por los policías estatales y municipales de Orizaba, mismos que a pesar de que no llevaba ningún objeto para agredirlos, fue golpeado y humillado, además de ser amenazado por los elementos de las corporaciones antes citadas.

Pero de forma directa pide se investigue a los policías estatales ya qué estos actuaron de forma agresiva y sin importar a quien estuvieran agrediendo.

Una señora de la tercera edad de nombre María de 67 años, indico que ella defendió a su nieto cuando este era brutalmente golpeado y aun cuando estaba en el suelo lo seguían golpeando, a ella la tomaron del brazo y le pegaron en sus brazos, se los dejaron con moretones, además de las amenazas de la cual fue objeto.

Todo esto con lágrimas en los ojos, la Señora pide justicia para ella y su familia, ya que durante la gresca, a dos de sus nietas las agredieron de forma física, con palos y balas de goma, donde las huellas son visibles.

Ya que las niñas indicaron que ellas estaban dentro de una camioneta y al ver lo ocurrido corrieron para poder salvarse, siendo avanzadas por las balas de goma, a otra menor la lesionaron en su boca.

Álvaro Muñoz de 67 años otro de los afectados indico que a él, a pesar de su edad fue brutalmente golpeado por la policía, incluso le dieron con balas de goma, lo que le dejo serias lesiones en su cuerpo.

Además, de los golpes, fue humillado al llegar a la inspección de policía, donde le dijeron que eso le pasaba por chismoso y además que estaría encerrado dos años, a otros de sus compañeros, que estaba mal herido no lo dejaron salir hasta que lo indicaran las autoridades de la policía.

Otras personas que no quisieron dar su nombre y no quisieron tomarse una foto, indicaron que están amenazados, incluso un joven que fue hacer un trámite fue seguido por policías de Orizaba y le indicaron que si lo volvían a ver, lo iban a detener.

Por lo que piden haya justicia ante la violencia de la cual fueron objeto, y en próximos días, seguirán dando testimonio de la brutalidad de las policías.