Subdirectora de SSP cobra cambios de directores, nombra a inexpertos y se fugan presos

2002

Por Claudia Guerrero Martínez

 

Tantoyuca, Veracruz.- La fuga de un preso en el CERESO de Tantoyuca prende los focos rojos de la Dirección General  de Prevención y Reinserción Social en Veracruz, al fugarse internos, mostrando la nula seguridad de éste y otros centros penitenciarios en el estado de Veracruz.  Con base a un reporte interno, se conoció que a las 7 am, del 27 de agosto del presente, un preso del Centro de Reinserción Social de este municipio se había fugado,  desconociendo el grado de peligrosidad, la condena o proceso que llevaba con la justicia.

 

La cabecera de Tantoyuca fue alertada por la fuga de este preso, así como pedir a la ciudadanía que denuncie a este prófugo, en caso de saber algún indicio o localización de este individuo. Lo que no informan las autoridades estatales, son las anomalías presentadas en este penal y otros en el estado de Veracruz.

 

El Director que está o estaba en el Penal de Tantoyuca era custodio, de nombre Elionet Loya Herrera. Él fue puesto como Director Interino, pues quien estaba anteriormente,  de nombre  Rubén Orellán Franco ofreció una buena cifra y compró el cargo  para ser nombrado Director del Penal del Sur en San Andrés Tuxtla, con la finalidad de ser una buena plaza para los negocios. Y esto lo acordó con Mario Santamaría Méndez, Secretario Particular de la Subsecretaria en Seguridad Pública, Sarahí Peña Galaviz.

 

Mario Santamaría fue quien impuso el criterio en la Subsecretaría  para el cambio, dejando sin personal experimentado en el Penal de Tantoyuca. En el caso de Elionet Loya Herrera, de custodio a Director de Penal, no cuenta con estudios universitarios y sólo tiene la Secundaria. Ésta es la segunda fuga, en ese mismo penal de Tantoyuca, en lo que va de estar como Subsecretaria de Prevención y Participación Ciudadana, de la Secretaría de Seguridad Pública, la exduartista y hoy la encargada de pasa la charola a todos los penales, Sarahí Peña Galaviz.

 

Cabe destacar que Mario Santamaría cobra dinero a los custodios para moverlos a los centros penitenciarios donde quieren estar laborando y se cotiza cada cambio entre $5 y 8 mil pesos. Esto lo hace en contubernio con el que está como Secretario Particular del Director General Arnulfo Pérez Pérez, quien anteriormente se desempeñaba como Jefe de Custodios.