Rocío Nahle se rodea de operadores con problemas legales, demandas laborales y denuncias en la FGE en Veracruz

’20/07/2024’
’20/07/2024’

Entre lo utópico y lo verdadero

Por Claudia Guerrero Martínez

02 de octubre del 2023

 

Rocío Nahle se rodea de operadores con problemas legales, demandas laborales y denuncias en la FGE en Veracruz

***Consejo de Seguridad Pública, los beneficiados y plataforma para la agrupación Unidos Todos.

Motiva desconfianza  la aspirante a la Coordinación en Defensa de los Comités de la Cuarta Transformación en Veracruz, la aún secretaria de Energía y zacatecana Norma Rocío Nahle García, por rodearse de muchos impresentables que presuntamente la apoyan, pero en realidad buscan escaños legislativos para protegerse de futuras persecuciones políticas o de acusaciones por actos de corrupción. Dos de ellos Juan Javier Gómez Cazarín, presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Veracruz, quien hace negocios como diputado local, como operador de Claudia Sheinbaum y Rocío Nahle y controla municipios como San Andrés Tuxtla, Catemaco y donde gobierna su papá Juan Gómez Martínez, alias “El Yona”, actual alcalde de Hueyapan de Ocampo, donde incrustan a familiares con ambición y pensamiento delincuencial.  Otro más, quien se mueve con el estandarte de ser protegido por Rocío Nahle, como lo presume Rubén Darío Carrasco Mora, quien enfrenta demandas laborales, denuncias por fraude, abuso de confianza, robo, daños a propiedad ajena y sobre todo, usan una marca industrial sin permiso, en clara impunidad y con la protección de Rocío Nahle. Les cuento.

Siguen las anomalías en la refresquera Coyame y están produciendo agua mineral a puertas cerradas, escondiéndose de acreedores, notificadores de juzgados y defraudando a empresarios, engañando y mostrándose políticos exitosos, bajo la protección del Congreso de Veracruz.

Debemos puntualizar, que el refresco no es de Coyame y siguen introduciendo productos elaborados en los estados de Puebla e Hidalgo. Además, los trabajadores se quejan de maltrato laboral, exceso de horarios de 10 a 11 horas  y  pagos de $200 pesos diarios, sin seguridad social, sin equipos de seguridad y una sobreexplotación de trabajadores, provocando  que muchos abandonen sus empleos y emigren  a Estados Unidos. Peor, sin liquidaciones y amenazados.

Existe una extraña protección del gobierno federal, pues no actúa ante la  sobre explotación de recursos naturales y robo de agua, sin dar mantenimientos a pozos  afluentes.  Temen por la extinción de manantiales, pues  ya no se llenan los pozos, siendo una  preocupante situación.

Juan Javier Gómez Cazarín instruyó a José Manuel Gómez Limón y a Enrique Navarro Padilla, alias “El Tortas”, para que operen y congelen demandas laborales, en la Secretaría del Trabajo y Productividad a cargo de la incompetente Dorheny García Cayetano, así como la influencia de la JUCOPO del Poder Legislativo para    obligar al Judicial a que las demandas  civiles y denuncias penales se congelen o se archiven por delitos como fraude, robo, abuso de confianza y  corrupción en contra de  Rubén Darío  Carrasco Mora, el mismo que se ostenta como “empresario”, quien en realidad es un ladrón, vulgar estafador y fraudulento comerciante.

 

Y  esto lo aseguramos, pues empleados de juzgados y de fiscalías pertenecientes a la FGE pegan citatorios para notificar a Rubén Darío Carrasco Mora, obligándolo a presentarse a declarar y ser citado por autoridades judiciales y ministeriales, mientras él simplemente se esconde y no atiende a nadie.

Este es el caso del Juicio Ordinario Laboral con el número 72/2022-III, interpuesta por “Amado MT”, quien demandó a “Aguas Minerales de Los Tuxtlas SA de CV”, a Rubén Darío Carrasco Mora y a Mauricio Nakagawa Gil, desahogándose este caso en el Poder Judicial de la Federación, en el Quinto Tribunal Federal de Asuntos Laborales en el Estado de Veracruz, con sede en Boca del Río. Carrasco Mora fue citado el 05 de septiembre del 2023 para emplazarle a Juicio de Amparo  por una demanda de amparo formulada por “Amado MT”.

 

Tenemos los datos sobre la existencia de varias Carpetas de Investigación por delitos graves como fraude, abuso de confianza, expedición de cheques sin fondos, robo de marca industrial y omisiones de pagos a proveedores y empresarios.

En esta empresa fantasma, auspiciada desde el Congreso de Veracruz, que desvía recursos públicos para mantener  la venta de refrescos que son 100 por ciento producidos en Puebla e Hidalgo, no cuenta con  trabajadores fijos y se contratan a 10 o 12 empleados,  cada 15 o 20 días,  para empaquetar el  agua mineral y llevarla  a Xalapa, Veracruz, Coatzacoalcos y sus comunidades. Ni  la empresa “Waterloo Coyame”, ni Coyame se hacen  en la localidad de COYAME, pues los traen de Tula Hidalgo y de Puebla.

 

Mientras se gastan los recursos en bares, restaurantes, casinos y  centros de desnudistas, Rubén Darío Carrasco Mora debe dinero a proveedores, dueños de locales y liquidaciones de trabajadores. Ya en Los Tuxtlas, Carrasco Mora no tiene presencia y sólo pasa a tomarse la foto en la fábrica para  presumir que es suya, con personas que engaña para sacarles el dinero y traen automóviles ostentosos.

 

Juan Javier Gómez Cazarín y  Rubén Darío Carrasco Mora  no son empresarios, son simples ladrones y corrientes pillos que engañan a  personas con dinero para unirse a sus negocios, muchos de ellos fraudulentos, como el caso de Refrescos Coyame. Y bajo la protección del Congreso de Veracruz, estos delincuentes y operadores de Norma Rocío Nahle García pretendieron vender el refresco Coyame  siendo una  estafa, pues la fábrica se mantiene cerrada a  capricho, sin pagar millones de renta adeudada, sin mantenimientos, saqueos de acero inoxidable, fierro y papelería para venderla por kilo.

Actualmente, la  verdadera fábrica  de refrescos Coyame se ve sucia, dañada por el sol y  agua, sin techo en la nave trasera, hoy la ocupan para campo de fútbol rápido,  así como la nave intermedia   con techos cayéndose a pedazos y la principal con filtraciones que mojan  a los trabajadores cuando llueve.

Triste  observar cómo una marca emblemática y de orgullo para la zona de Los Tuxtlas, ahora es desplazada por dos marcas “patito” y la original en el sueño de los justos.

Otro fraude se gesta en el tema de la marca industrial, pues  todos la quieren. En  Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) existen varias solicitudes de registro de marca formuladas por el suegro de Rubén Darío Carrasco Mora y el exdirector de la refresquera Coyame.

Si bien la lucha por la marca se observa en la búsqueda ante el IMPI, también se ve el registro  de una persona de apellido “Del Toro”, quien se está uniendo con esos pillos y es quien vende equipos usados de la industria refresquera. Dicen  que no es negocio la refresquera Coyame, pero insisten en abrir hasta tortillerías en el Distrito 8 federal, en Veracruz.

 

Son tan delincuentes “El Carón” y “El Coyame”, que desmontaron parte del techo de las naves y lo vendieron  por kilo. Y son los flamantes operadores de Norma Rocío Nahle García, quien los tiene muy cerca como patrocinadores de su aspiración a la gubernatura por Veracruz, rodeándose de impresentables y sobre todo, ladrones.

 

***Consejo de Seguridad Pública, los beneficiados y plataforma de la agrupación Unidos Todos.

 

Trabajadores denuncian anomalías en el Consejo Estatal de Seguridad Pública y de su titular Javier Ricaño, considerado el principal “lambe botas” de los “Eleazar Guerrero”, papá e hijo, así como operador de su famosa asociación “Unidos Todos”.

El nepotismo en su máxima expresión se evidencia con su hermana Rosaura Ricaño, quien trabaja en la Academia Regional, lugar donde se desvían recursos para los Eleazar Guerrero y compañía. Su hija Paola Ricaño, un tema similar, está o se encontraba en la SSP llevando el tema del programa CALEA, hoy presume sus viajes al extranjero en sus redes sociales y ocupa choferes, así como vehículos del Consejo Estatal, para su traslado Xalapa-Aeropuertos, Aeropuertos-Xalapa  y el chofer consentido para ese tipo de viajes es conocido como “Don Rocha”.

 

No es secreto que hay  personas cobrando un salario y  tienen que dar una mochada de éste al mismo Javier Ricaño. Antes  apoyaban a los trabajadores con algo de dinero bajo el pretexto de  cuidar a MORENA y hoy los obligan a  firmar comisiones, dar parte de su salario y los  obligan asistir a eventos de Unidos Todos, en donde tienen que pagar inscripción de las carreras o eventos, gastar en traslados y comidas.

Sumado a todo esto, en el Consejo Estatal se elabora parte de la propaganda que entregan en eventos de “Unidos todos” y uno de los cabecillas es Alejandro Barradas, quien sólo se dedica a las necesidades de los Eleazar Guerrero, padre e hijo,  en el Centro Estatal de Información y este funcionario estatal es conocido por maltratar a los empleados.

 

En el CEPREVIDE, en lugar de ser el Centro de Prevención, es el Centro de operaciones  de los Eleazar Guerrero, siendo padre e hijo  quienes utilizan esta dependencia  para promover su imagen con los foros y conferencias operadas por Javier Ricaño y Ulises Rodríguez Landa.

 

Dudas y comentarios: [email protected]

Visite: www.periodicoveraz.com y www.claudiaguerrero.mx

Twitter: @cguerreromtz