Reingeniería y auditoría profunda en SEGOB de Veracruz, próximamente

’19/07/2024’
’19/07/2024’

Entre lo utópico y lo verdadero

Por Claudia Guerrero Martínez

13 de junio de 2024

 

Reingeniería y auditoría profunda en SEGOB de Veracruz, próximamente

*** Circula una lista de  impresentables y quizá próximos colaboradores, sin olvidar los acertados nombramientos por parte de Rocío Nahle.

*** Algunos convocados por el nuevo gobierno fueron corridos de muy mala manera por Cuitláhuac García y ahora regresan para  castigar actos de corrupción, con el voto de la gobernadora electa.

 

Mucho interés en los nombramientos del próximo Gabinete de Norma Rocío Nahle García. Circulan presuntos elegidos, algunos de ellos rayan en lo absurdo, como el considerar a Tanya Carola Viveros Cházaro, a la Secretaría de Turismo, sin perfil para el cargo y frustrada chef. Mucho menos Carmen Medel, actual presidenta municipal en Minatitlán, para la Secretaría de Medio Ambiente, sin tener experiencia en el tema. Tampoco lo tiene Claudia Tello Espinoza para la Secretaría de Educación, quien es especialista en el incremento de vendedores ambulantes gracias a su esposo Miguel Moctezuma Gutiérrez, además de contar con un doctorado patito y regalado por la UPAV. Es poner a una ladrona como gerente, en un banco lleno de dinero. Peor, optar por nombrar secretario de Seguridad Pública al cuestionado y pillo José Manuel Pozos Castro, actual alcalde de Tuxpan, quien le dice a sus más allegados haber dado mucho dinero municipal a las campañas de Claudia Sheinbaum y la propia Rocío Nahle.

 

La lista de “presuntos” vuelve a enrarecer el ambiente político, pues  se muestra que Rocío Nahle está siendo amedrentada para imponer a impresentables como pago de favores políticos-electorales y no por el bien de Veracruz.

 

De los pocos y atinados nombramientos que ya se visualizan es el de Leslie Mónica Puga Garibo, quien presuntamente asumirá la Oficina del Programa de Gobierno, así como asesora jurídica y es la misma a quien Cuitláhuac García le pidió su renuncia y despedida de muy mala manera, cuando colaboraba como contralora general. Rocío Nahle la cobijó e incluyó  en la Secretaría de Energía, como una de sus colaboradoras más cercanas. Lo interesante es que la entonces subalterna de Mónica Garibo era Mercedes Santoyo Domínguez, la misma que asumió la titularidad en la CGE y empezó a demostrar y criticar todo el trabajo de su anterior jefa. Hoy los papeles cambian, pues Mónica llegará a un cargo importante y es de las confianzas de Rocío Nahle, colocando a Mercedes Santoyo con un pie en la cárcel.

 

Uno más es el posible nombramiento del Doctor Roberto Ramos Alor, en la Secretaría de Salud, quien de igual manera fue corrido del cargo y sacrificado para seguir manteniendo los negocios del director administrativo Jorge Eduardo Sisniega Fernández. Recordemos que la propia Rocío Nahle  desechó a Sisniega como candidato a la diputación local por el Distrito de Poza Rica y le exigió: “Antes de pensar en una candidatura, arregla tu cochinero en Salud”. Hoy regresa Ramos Alor y no viene con las mejores intenciones de mantener y ser cómplice por actos de corrupción, al contrario, se hará una verdadera limpieza en la Secretaría de Salud y SESVER. Y Sisniega, también con un pie en la cárcel.

 

Sobre el nombramiento de Ricardo Ahued Bardahuil, es un gran acierto. El aún alcalde de Xalapa no tiene señalamientos por corrupción, sus administraciones son transparentes y él mismo advierte que al término de su vida política, no quiere que en la calle lo señalen como un ladrón, pues seguirá viviendo en Xalapa. Nos enteramos qué hará cambios al interior de la SEGOB y sobre todo, una auditoría profunda en la gestión de Eric Patrocinio Cisneros Burgos y de Carlos Alberto Juárez Gil, quienes usaron la SEGOB para uso personal y de venganza política. Y tal parece es una urgente necesidad de Rocío Nahle, el poner orden en la secretaría encargada de la política y reconciliación social. No será  como trampolín para persecución y encarcelamiento a opositores y amedrentar a periodistas.

 

Por cierto, hablando de periodistas, nos enteramos que Jair García, exjefe de Comunicación Social de la Fiscalía General de Estado  y exvocero del equipo de básquetbol “Los Halcones”, siendo corrido de los dos cargos por su ineptitud, ahora es quien aspira a ser el  próximo Coordinador General de Comunicación Social del Gobierno de Veracruz y por eso, según sus allegados quienes le pusieron el dedo, lo señalan de haber redactado la larga lista de periodistas que “atacaron” y “menospreciaron” a Norma Rocío Nahle García, para luego darla al mosquito chupa sangre Francisco Vicente Rodríguez y difundirla. El  muy cobarde no tuvo el valor de dar la cara y se la entregó a un extorsionador.  Y estos “queda bien” lo único que hicieron es confrontar a la prensa de Veracruz con Rocío Nahle, teniendo que salir la morenista y declarar que en su gobierno no habrá confrontaciones, ni persecución en contra de la Prensa. Ahora nos explicamos por qué corrieron a Jair García de la FGE y Eric Cisneros  despidió al mosquito “El Chuletas”.

 

Uno de los reclamos de trabajadores en  la Secretaría de Gobierno, son los conflictos de intereses, que en otros estados se castiga por ser nepotismo. Desde el año pasado se encontraba ocupando el cargo de encargada de despacho en la Dirección de Asuntos Religioso, siendo la funcionaria Lisbeth Jamili Carmona, protegida del subsecretario Sergio Ulises Montes Guzmán y es muy allegada a él, pero ella, por consejo del ahora subsecretario metió a trabajar a su propio hijo en la plantilla de la Dirección de Asuntos Religiosos, de nombre José Alexis Rosas Carmona y es el mismo, quien fue despedido para “cubrir” esta circunstancia, pero eso sí,  estuvo cobrando en la misma nómina por unos 5 meses, aproximadamente.

También el propio Sergio Ulises Montes, metió a trabajar a su hijo del mismo nombre Ulises, a la Subsecretaría de Gobierno cuando aún estaba Yair Ademar Domínguez y ahora ya no se presenta a trabajar.

Cabe destacar que por esto, corrieron a Lisbeth Jamili, pero ahora que Sergio Montes es subsecretario, la colocó como Enlace Administrativo en la Subsecretaría de Gobierno, para que sea esta servidora pública quien lleve la nómina. Todo esto lo sabe Carlos Juárez, actual secretario de Gobierno, pero no hace nada y cubre estas conductas de nepotismo en su administración, a quien también le tendrán que iniciar varios  procedimientos administrativos, una vez que se expongan estos casos en la Contraloría General del Estado y con el equipo entrante de Rocío Nahle.

Lo increíble, está cerca el fin de esta nefasta administración y no se ocupan de  limpiar su desorden en SEGOB, pues se creen intocables, cuando en realidad, la nueva administración no cargará con las culpas de los actuales servidores públicos y si hay que meter a la cárcel a varios, a Rocío Nahle no le temblará la mano.

 

Dudas y comentarios: [email protected]

Visite: www.periodicoveraz.com y www.claudiaguerrero.mx

Facebook: https://www.facebook.com/www.claudiaguerrero.mx

Twitter: @cguerreromtz

Instagram: claudia.guerreromtz

TikTok: @claudia