PRI-PAN no aprendieron la lección del 2018

96

*Se reparten con cuchara grande plurinominales

*Amigos, parientes y compadres beneficiados

 

DEFINITIVAMENTE NO es congruente que en momentos en que PRI y PAN requieren de sus mejores cuadros en el País para ganarle a la coalición que integran MoReNa, PT y PVEM, las dirigencias nacionales de ambos institutos se despachen con la cuchara grande diputaciones plurinominales y las entreguen quienes integran esas direcciones nacionales en ambos institutos o, en el peor de los casos, a personajes que no acercan votos y ni siquiera simpatías, algunos, incluso, por haber renunciado o amagado con hacerlo si no se les cumplían sus respectivos caprichos. Y es que tanto agandalle molesta no solo a la militancia sino a simpatizantes que creían que todo había cambiado en esos institutos tras la derrota del 2018, aunque aún quedan excepciones como José Francisco Yunes Zorrilla a quien le ofrecieron incluirlo en la lista de nacidos para ganar y prefirió jugársela por el distrito de Coatepec, por donde ya fue legislador y cuenta con el arraigo y respaldo de priistas y no priistas que lo ven –a destiempo- como quien debió ser el Gobernador del Estado en lugar de esa nulidad llamada Cuitláhuac García Jiménez que ni picha ni cacha ni deja pichar, y si no que le pregunten a su ex amigo, Gonzalo Vicencio Flores, secretario general del Comité Estatal de MoReNa en funciones de Presidente y esposo de Guadalupe Argüelles, ex secretaria del Trabajo al inicio del Gobierno de García Jiménez. Vicencio, hasta donde se sabe, amaga con renunciar al Movimiento de Regeneración Nacional ante los embates del mandatario Estatal azuzado por Eric Patrocinio Cisneros Burgos, a quien no deja meter las manos en el proceso de selección, cuando el oriundo de Otatitlán y avecindado en Baja California quiere todo, abrigando todavía el sueño guajiro de ser Gobernador de Veracruz aun cuando sus afectos estarían con Rocío Nahle.

 

VICENCIO FLORES es, legalmente, el Presidente en funciones de MoReNa, pero Cuitláhuac quiere apropiarse del proceso acelerado por el llamado “bola ocho” pese al exhorto presidencial de que los Gobernadores y servidores públicos saquen las manos del proceso, algo que, paralelamente ha exigido el líder nacional de MoReNa, Mario Delgado Carrillo cuyos llamados en Veracruz se los pasan por el arco del triunfo, y en ese tenor buscan al precio que sea colocar al frente del movimiento lopezobradorista a  su protegido Esteban Ramírez Zepeta, lo que ha motivado que Gonzalo Vicencio amenace con irse para sumarse con sus huestes al Partido Fuerza por México que encabeza Pedro Haces, quien es aliado del Presidente Andrés Manuel López Obrador, lo que sería la misma marrana solo que revolcada. A Vicencio no le perdonan que pretenda impulsar a ex priistas y ex panistas, lo que podría ocurrir si se va de MoReNa y desde Fuerza por México hacer lo propio, por ejemplo, con Elizabeth Morales García que podría ser postulada por ese nuevo instituto a la alcaldía o diputación por Xalapa, la que a decir verdad daría fuerte batalla a quien le pongan como aspirante a legislador Federal o local por parte de MoReNa o de la alianza PAN, PRD, PRI.

 

PERO VOLVIENDO al tema inicial, militantes del PRI agrupados en la corriente política Democracia Interna están exigiendo la testa de su dirigente nacional, Alejandro Moreno Cárdenas debido a que se postuló en primer lugar en las listas de candidatos a diputados plurinominales, por lo que priistas que han luchado de siempre por una posición se sienten traicionados y hasta ofendidos. En torno a la demanda ya hay, incluso, una plataforma encabezada por Christian Garfias para recabar firmas de otros militantes y simpatizantes del tricolor. Se trata de sumar las suficientes para exigir la renuncia de la dirigencia nacional casi en su totalidad beneficiada con diputaciones.

 

PORQUE LEA usted: la lista de pluri la encabeza el presidente del CEN, Alejandro Moreno Cárdenas y la  secretaria general, Carolina Viggiano, mientras que al esposo de esta, el ex Gobernador de Coahuila, Rubén Moreira Valdez y al secretario de organización, Ricardo Aguilar, también, los incluyen en el listado, lo que demuestra que no tienen llenadera. En la misma lista aparecen Eduardo Murat Hinojosa, hermano del gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat (o sea, toda la familia al poder para extender los cacicazgos); el exsecretario de Economía, Idelfonso Guajardo; Pablo Gamboa Miner, hijo del exsenador Emilio Gamboa Patrón y padrino de Adolfo Mota quien es impulsado por el mismo Gamboa como aspirante a la diputación por Xalapa rural, con una facha que parece enfermo de un mal incurable, además del líder de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Ismael Hernández Deras; va también, Eufrosina Cruz, expanista y cercana a Felipe Calderón y Margarita Zavala, ahora por una diputación en el PRI. Otro nombres con posibilidades de colarse son Paloma Sánchez, secretaria de Comunicación del CEN del PRI, e Hiram Hernández, presidente de la Red de Jóvenes por México. También aparece Tonatiuh González, coordinador de los diputados priistas en el Congreso de la CDMX, Ricardo Aguilar, exlíder del PRI en el Edomex y Lorena Pigñon que fue rival de Alito Morena.

 

POR EL PAN, independientemente de la doble candidatura de Margarita Zavala con las que regresa al redil -junto con su esposo, Felipe Calderón-, la lista de candidatos plurinominales a diputados federales plurinominales incluyen a caciques, burócratas, familiares y amigos de los dirigentes de las cúpulas nacional y estatales. La lista la encabeza Jorge Romero, cacique del PAN en la Ciudad de México; el tercer sitio es de Santiago Creel, mentor político de Marko Cortés, dirigente nacional. El cuarto lugar de la circunscripción lo ocupa Genoveva Huerta, presidenta estatal del PAN en Puebla, cargo desde el que también se impulsaron para ser diputados federales: Rocío Reza Gallegos.

 

OTRO MIEMBROS de la Comisión Permanente del Consejo Nacional que avalaron las listas, serán diputados federales: el secretario general del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), Héctor Larios Córdova; Luis Antonio Rangel, exsecretario particular de Anaya, y Armando Tejeda, amigo de Marko Cortés, secretario de Elecciones y negociador para la coalición con los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD). En ese tenor se incluye a Teresa Jiménez Esquivel, quien aspira a ser la candidata del PAN a gobernadora en Aguascalientes; Víctor Manuel Pérez Díaz, de Nuevo León; Lizbeth Mata Lozano, de Baja California; Kathia Bolio Pinedo, de Yucatán, y Carlos Valenzuela, de Veracruz, además de Cecilia Romero Castillo, la primera mujer presidenta interina y secretaria general varias veces, y Humberto Aguilar Coronado, director de la Fundación Rafael Preciado Hernández; Luis Serrato, delegado en Chihuahua, y Xavier Azuera, de San Luis Potosí. Mariana Mancillas, esposa del actual diputado federal Raúl Gracia, uno de los caciques de Nuevo León, y Jorge Elías Lixa, esposo de Adriana Aguilar Ramírez, secretaria de Fortalecimiento Interno del CEN. En fin, ni PAN ni PRI demuestran un cambio, y en el pecado llevarán la penitencia. Al tiempo. OPINA carjesus30@hotmail.com