Las transformaciones que nos prometieron es la “mentira” más grande que se ha dicho: Marlon Ramírez

285

– Cuando ya las promesas no valen, queda caminar, hablar con la militancia, entendernos, pedirles una disculpa

 

Castillo de Teayo, Ver., 25 de mayo de 2019.- Las transformaciones que prometieron es la “mentira” más grande que se ha dicho, pero eso pasó porque efectivamente los dirigentes de los partidos políticos sólo acudían a la gente en los procesos electorales, reconoció el dirigente del Comité Directivo Estatal del PRI, Marlon Ramírez Marín.

Ante decenas de militantes, simpatizantes y organizaciones afines al instituto político de los municipios de Ixhuatlán de Madero y Castillo de Teayo, durante una gira por el norte del Estado; enfatizó que la nueva dirigencia que encabeza, buscará en todo momento que sean ellos, la base, quienes decidan por sus presidentes de comités y luego candidatos en los procesos electorales.

“Antes el Partido les falló mucho y tuvieron que cambiar la promesa por el pan, entonces ahora estamos en el peor de los mundos, porque cuando ya las promesas no valen, cuando ya no tienes para pagar, qué nos queda. Nos queda caminar, hablar con ustedes, entendernos, pedirles una disculpa porque es lo que tiene que hacer el Partido”, aseveró.

Ramírez Marín, definió que, si verdaderamente el PRI quiere reencontrarse como partido y convencerse de que lo mejor que le puede ocurrir es volver a ganar, primero deben reconocer que se equivocaron.

Afirmó que el método de consulta a la base fue el mejor procedimiento, en el mejor tiempo, porque las cosas fáciles las hace cualquiera, lo complicado es salir a la calle todos los días y decir sí puedo.

“Vamos a salir adelante y lo vamos a hacer con ustedes, porque el modelo en el que el Gobernador decidía cómo se hacían las cosas y quiénes eran nuestros gobernantes, ya se acabó. Aquí vamos a hacer lo que la gente quiera, aquí vamos a poner a los presidentes de partido por los que la gente vote”, sostuvo.

Ante los militantes, reflexionó sobre lo que le pasó al PRI con el paso del tiempo, por la costumbre de ganar los cargos y puestos de elección y aceptó que fueron haciendo los planes y programas “a modo”, por eso el Tricolor se fue deteriorando hasta llegar a donde hoy está.

“Hoy lo que tenemos que hacer es saber quiénes, cuántos somos y quien es priista”, manifestó y subrayó a los militantes que si quieren el método de consulta a la base deben afiliarse y la única manera de estar afiliados, es registrarse.

Recalcó que el PRI no tiene por qué permanentemente seguir flagelándose, porque el PRI ya pagó su deuda, lo que tenía que pagar, ya lo pagó, “ni gobernamos la República, ni gobernamos el Estado ni el municipio”.

Fue ahí donde lamentó que el nuevo gobierno quitó el programa de Oportunidades a las mujeres priistas, quitó las estancias infantiles, los apoyos ganaderos y busca ser selectivo con los descuentos a las tarifas de energía eléctrica