Evidencian actos de nepotismo y corrupción en la Editora de Gobierno de Veracruz

1976

Carta de un inteligente lector, acusando actos de nepotismo y corrupción en la Editora de Gobierno de Veracruz:

Estimada Claudia nos acercamos a ti para pedirte de la manera más sincera nos puedes ayudar a publicar lo que el personal de la Editora de Gobierno está sufriendo con el nuevo cambio Esperamos contar con tu apoyo. Muchas gracias.

Nepotismo:

Se conoce como nepotismo a la predilección exagerada que algunos funcionarios en actividad que ocupan cargos públicos poseen respecto a su familia, allegados y amigos a la hora de realizar concesiones o contratar empleados estatales. En estos casos, el individuo  que accede a un empleo público logra el objetivo por su cercanía y lealtad al gobernante o funcionario en cuestión y no por mérito propio o capacidad.

 

En los estados donde rige la meritocracia(un sistema para el cual el mérito justifica el ascenso en el marco de una escala jerárquica), el nepotismo está considerado como un acto de corrupción. No se acepta, a nivel social, que un dirigente político decida destinar recursos públicos a un familiar o amigo por cuestiones de simpatía o afecto.

Por ejemplo: El intendente de un pueblo nombra a su hermano como máximo responsable de la Secretaría de Empleo. Si la persona elegida acredita méritos suficientes para el cargo (formación profesional, antecedentes, etc.), el nepotismo será sólo una suspicacia. En cambio, si el hermano del intendente no tiene trayectoria política o profesional, el caso de nepotismo quedaría confirmado.

 

Durante los gobierno del PRI, PAN y ahora MORENA se ha dado un sinfín de casos de nepotismo,  denunciados por la base trabajadora, muchos de los casos jamás serán resueltos, por muchas razones, ahí está el caso de la Diputada Local Rosalinda Galindo Silva, quien tiene 8 familiares incrustados en la nómina de gobierno como pago de favores, los compromisos que adquieren los gobernadores, en su momento candidatos, se ven obligados a aceptar la ayuda de gente que ni siquiera conoce, pero que de darse el triunfo, colocarían en puestos públicos en su administración. Casos como los de SIOP, entre otros.

En los últimos años la Editora de Gobierno ha sido utilizada por los administradores como una fuente de ingresos del orden familiar, ahí está el caso de la abogada Elvira Valentina Arteaga Vega, quien aprovechando las facilidades que le dio el ex gobernador Javier Duarte de Ochoa, pudo tener una nómina plagada de familiares y amigos, el caso más sonado es el de poner a su papá como proveedor de materiales para la imprenta, papel, tinta, placas, negativos, maquinaria comprada a un precio leonino, que a su vez generó  pérdidas incuantificables a la institución, no así para el bolsillo familiar. Empleados de la Notaría Pública No. 34 cobraban de la nómina de gobierno, del erario público, no menos de 6 personas.

Empleados desleales como el señor Guadalupe Noé Hernández Martínez, quien ha sido señalado de varios actos de corrupción, dentro de la Editora y así como en el Sistema Estatal Anticorrupción, en la dependencia, así  como en el sistema se dedicó a hacer compras con proveedores a modo para después recibir su respectiva “bimba”.

Golpeada una y otra vez, la Editora de Gobierno, ha sobrevivido 131 años a actos de saqueo a sus finanzas.

Que pensará el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez,  que el actual Director General de la Editora de Gobierno, el señor Israel Hernández Roldán, quien por cierto no le gusta su apellido paterno, no sigue la doctrina del MORENISMO, del presidente de la República el Licenciado Andrés Manuel López Obrador: “austeridad republicana, combate a la corrupción y de impunidad”.

Los casos de corrupción en la Editora de Gobierno se dan desde que el Director nombra en puestos importantes a sus “amigos”, y hasta familiares directos, una buena revisada a la nómina de la editora demostraría que dichos actos están consumados. Cuenta con 5 secretarias, ¿Será que tiene tanto trabajo como para tener tantas ayudantes?

La Secretaria particular, de nombre Estaphanía(Fanny), filtro importante para que el personal que tenga alguna duda o algún problema no pueda llegar directamente al Director Israel. A su vez demuestra signos de prepotencia, pide al personal del aseo le  prepare su jarra de café, en cuanto termina su primera taza levanta la misma para el personal de limpieza “corra” a dispensarle otra taza más. Por Dios.

Victor Salum, quien ni siquiera es VERACRUZANO, es el actual “Jefe” de Producción, sufre un alcoholismo que pone en riesgo su propia salud, sabido por el propio director Israel Roldán, ha llegado en estado inconveniente a la institución en muchas ocasiones, en esta existe maquinaria que es operada por técnicos especializados para un buen control de las mismas, por lo cual,  no es leal que deambule por las áreas. La responsabilidad del Víctor Salum es muy limitada, ya que deslinda todas las funciones inherentes a sus áreas, olvida que en el organigrama, que publica la página oficial del Gobierno del Estado, están marcadas las áreas que dependen de la jefatura de producción, Offset, Formación, encuadernación y prensas y composición. Tristemente no conoce el significado de la palabra respeto, ya que se dirige con el personal de manera déspota y con palabras altisonantes.

Personal de la base trabajadora del a Editora ha sido señalada, directamente por directora de la Gaceta Oficial, la Licenciada Joyse Díaz Ordaz Castro, de robo, caray que les comprueben, ya que al recibir la administración ya había muchas anomalías desde los tiempos de la priista Elvirita, ayudada por el licenciado Noé y el licenciado José Luis Lazcano Moreno, quienes se dieron vida haciendo tranzas con gente de la SEV para imprimir los libros que no se podían realizar en la Editora de Gobierno. Leyendas urbanas cuentan, que pocos meses antes de su salida, le dieron salida a cientos de miles de pesos de la cuenta de producción, dinero, poco más de 325,000 pesos, que se generaban por la impresión de muchos trabajos pagados por particulares y dependencias.

Tal es el abuso de este servidor público, Israel Roldán, quien se da el lujo de inventar puestos para poder colocar a sus amigos, el actual Consultor Editorial de nombre Uziel, que por cierto según la ley de austeridad “el que no trabaja, no debe cobrar”.

En fechas recientes, el Director Israel Hernández Roldán, se ha entrevistado en no menos de tres ocasiones con el dueño de la empresa AFICXA, Héctor Vargas, quien en tiempos del priismo que generó pillaje a las arcas públicas de la Editora, éste personaje se prestó para la simulación de la impresión de las libros que encargó de la Secretaría de Educación de Veracruz, SEV, por instrucciones de la ex Directora General Elvira Valentina Arteaga Vega, simuló la impresión de dichos libros, los cuales no se imprimieron en la Editora, si no fueron llevados con el Señor Martín Martínez Mesa, quien en “greña” repartió jugosas ganancias. Héctor Vargas, es proveedor de materiales para la imprenta, papel, tinta, placas, negativos, no sería raro que se estuviera cocinando una nueva serie de convenios para la inflación de precios y regresarle jugosas ganancias al nuevo Director de la Editora de Gobierno. Por cierto sería bueno que la Contraloría  General del Gobierno del Estado les hiciera una pequeña auditoría para ver a dónde se van los ingresos que tiene la institución, venta de libros, venta de los desperdicios de la imprenta, que son muchos, pacas de papel, película, placas de desecho, que general y ser un ingreso promedio mensual de veinte mil pesos.

El personal de la Editora, lastimosamente, está sufriendo los cambios de esta 4ª. Transformación, que tal parece ser Transformación de 4ª. Porque lo decimos, desde el año 2003, fecha en la cual se pasó a la Editora de Gobierno a Miradores del Mar, la editora no cuenta con servicios más básico, AGUA POTABLE, por increíble que parezca la institución no cuenta con el vital líquido y solo es proporcionado a través de Pipas, y que tristemente no surten como debería, ya que los baños están siempre sucios y malolientes, el mismo personal padece de la falta de baños dignos, ya que a la fecha solo funcionan unos cuantos baños, las que más sufren son  las mujeres, ya que solo sirven dos baños. Aunado a esto, el personal no cuenta con papel higiénico, jabón para lavarse las manos y  les fue quitado el agua para beber, con los calores infernales a más de 36 grados y no pueden comprar agua para que el personal se hidrate.

Personal de nuevo ingreso ha tenido serios conflictos con la base trabajadora de la Institución, la actual encargada del Enlace Administrativo ha generado mucho descontento con el personal, ya que les ha negado permisos a los que por “derecho” tienen. La licenciada Elizabeth Yepes ha negado permisos económicos y de dos horas al personal, pero lo extraño es que sí les ha permitido al nuevo personal que se vayan dos semanas de vacaciones, caso concreto a Víctor Salum, quien no tiene los seis meses reglamentarios para poder disfrutar de su periodo vacacional y se le autorizó dos semanas para irse de vacaciones a Estados Unidos,  sólo con  ver el informe de la Secretaría de Relaciones Exteriores,  se podrá comprobar sus vacaciones adelantadas.

A cinco meses del triste inicio del CAMBIO, no se ha visto reflejado en la Editora de Gobierno, quizá pueda cambiar la vida de esta dependencia estatal, pero al paso que va, no parece  se vaya a dar.