Guillermo Ceballos Godos, 1974-2021. Sacerdote itinerante

400

Están rotas mis ataduras, pagadas mis deudas, mis puertas de par en par… ¡Me voy a todas partes! Carmen 63-  Tagore

 

Ángel Rafael Martínez Alarcón.

Cercano a la hora nona, fue llamado la Casa del Padre eterno, el sacerdote diocesano  Guillermo Ceballos Godos, perteneciente a la Arquidiócesis de Guadalajara, estado de Jalisco, donde fue  ordenado en el 2007, y presentando sus servicios como sacerdote itinerante en el Camino Neocatecumenal, en diferentes equipos de catequistas en la provincia eclesiástica de México. Muriendo en la ciudad de Xalapa de la Inmaculada Concepción, el jueves 21 de julio del 2021.

Guillermo Ceballos Godos, 1974-2021,  nacido en la ciudad de México, un cinco de diciembre de 1974, en seno de la humilde familia trabajadora, formada por Guillermo Cabellos y Teresa Godos, originarios de los municipios de la Viga y Tonayan, cercanos a la capital de Veracruz, y pertenecientes a la arquidiócesis de Xalapa. El presbítero Guillermo fue el último de ocho hermanos que procrearon sus padres: Consta, Fernando,  Guillermina, Luz María, Patricia, Mario, Ángela. Toda una familia de la cultura de esfuerzo y trabajo, sin olvidar la fe en el Dios de sus mayores, particularmente en la Iglesia Católica Apostólica Romana.

La  familia regresa a la ciudad de Xalapa, para instalarse en la colonia  Rafael Lucio, en aquellos años eran la periferia de la ciudad. Iniciando sus estudios en la educación primaria, cercano al hogar, al igual la secundaria, ya el bachillerato, en el  Artículo tercero constitucional vespertino. Y continuó sus estudios algún par de semestres en la carrera de psicología de la Universidad Veracruzana. Ya con la espina de la vocación, y cuando se confirmó inició algunos semestres en el seminario de Xalapa, en la modalidad de vocaciones tardías. Hasta que llegó el momento de viajar a Porto San Giorgio, Italia para la conveniencia de envió, convivencia que preside  Kiko Arguello, padre Mario Pezzi, Carmen Hernández (1940-2016) fundadores del Camino Neocatecumanal, en los albores del Concilio Vaticano II, en 1964, y diez años tarde llegó a Xalapa, siendo arzobispo don Emilio Abascal y Salmerón.  En 1985, Dios inspiró al fundador de crear Seminarios misioneros,  Redemptoris Mater, que hoy se encuentran en el mundo, como un servicio a la Iglesia.

El niño Guillermo,   fue cultivado en el seno del hogar. Y creciendo en una nueva parroquia al norte de la ciudad, la Iglesia de la Resurrección,  con el P. Ochoa  y  Vicente Condado (1936-2020)donde empieza a acolitar. La familia ingresa a las comunidades del Camino Neocatecumanal, los padres y sus hermanos, donde descubre su vocación a la vida sacerdotal. Llegó la confirmación de la llamada, y asistí al centro vocacional, que esos años conducía el P. Filiberto Pozos, (+) párroco de San Bruno, ahí coincidimos  varios jóvenes, algunos ya ordenados sacerdotes, Enrique Salazar, Manuel Salas. Luis Daniel Vergara, Sergio Rene Cansino Baufoson, Giovanny HernándezBenigno Bonilla, para luego pasar al Seminario, para la formación sacerdotal. El semanario de Redemptoris Mater de la ciudad de Guadalajara en el estado de Jalisco, ahí se formó, y se ordenó sacerdote. Nunca dejamos de estar en comunicación, en sus vacaciones en Xalapa, nos frecuentamos para conversar sobre la vida en el seminario, los estudios, como hermanos nos veníamos.  Sus experiencias en las jornadas mundiales de la juventud con los sumos pontífices; recuerdo la última de San Juan Pablo II,  en Toronto, hace 19 años, por estos días.

Fue ordenado como sacerdote, el diez de junio del año 2007, por el Cardenal don Juan Sandoval Iñiguez,también recibieron la ordenación sacerdotal Rafael Ross Castro y Alberto Reyes Fuentes,  así como otros 31  jóvenes  seminaristas  diocesanos.

Su primera canta misa en su natal ciudad de Xalapa, se realizó en la Iglesia de la Resurrección, el mismo día que el IV arzobispo de Xalapa, don Hipólito Reyes Larios,  tomaba posesión del arzobispado, 19 de junio de 2007, por la tarde al padre  Guillermo, fue acompañados por sus padres y familiares, catequistas y los hermanos de las comunidades de la ciudad de Xalapa, aquellos que no fue posible viajar a Guadalajara.

Durante todos estos 14 años de vida consagrado al ministerio sacerdotal, al servicios de los equipos de catequistas itinerantes en la república mexicana, ya en la región de Mérida, Guerrero, y en los últimos dos años en Veracruz- Coatzacoalcos. Con una vocación profunda para anunciar el evangelio, dando la vida por los hermanos, con su celo propio de la vida sacerdotal. https://youtu.be/-btGVWqamQ0,

En todos estos meses de la pandemia, estuvo con su familia y con las comunidades del Camino, presentando una gracia servicio de las eucaristías por zoom, apoyando a los hermanos enfermos y ancianos, dándole literalmente la vida por ellos. Siempre con todos los cuidados sanitarios. Siempre dispuesto a dar la vida por el otro. Todos  esos meses tuve el privilegio de acompañarlo los miércoles llevando la santa comunión. Hoy ha conquistado la vida eterna a la siempre tuvo su mira fija. Una de las grandes alegrías,  fue en la Pascual 2021, concluyó la etapa del Camino, en la eucaristía  de Resurrección, en la Catedral Metropolitana de Xalapa, y ante el arzobispo  Hipólito Reyes Larios, la primera comunidad de la Parroquia de la Resurrección dieron gracias gracias por esta formación en la fe. Todo un pueblo estuvo orando por la salud del Padre Guillermo Ceballos Godos.