Escandalizan resultados de la cuenta pública 2020 que entregó el ORFIS

197
  • 2012 alcaldes registran daño patrimonial por $1,671 millones
  • Veracruz y Minatitlán entregaron las peores cuentas al ORFIS
  • Toño Aguilar Mancha, de Tuxpan, otro con cuentas chuecas

Por Ángel Álvaro Peña

Dependencias del gobierno de Cuitláhuac García Jiménez y 212 presidentes municipales deberán responder por presuntos daños patrimoniales por 1,880 millones de pesos, del ejercicio fiscal 2020.

Los resultados de las auditorías que presentó el ORFIS al Congreso, escandalizaron a todos, porque nuevamente los alcaldes incurrieron en malos manejos que ascienden a 1,671 millones de pesos. Esta vez todos salieron mal, nadie se salvó de incurrir en irregularidades.

Esta cantidad pudo haber sido mayor, pero dentro del plazo establecido para la solventación del Pliego de Observaciones, derivadas de la Cuenta Pública 2020, los Entes Fiscalizables devolvieron $196,225,091.98.

En el caso del Gobierno de Veracruz, el ORFIS determinó la existencia de un presunto daño patrimonial -en 5 Dependencias- por $3,153,102.69, en 34 Organismos Públicos Descentralizados por $128,853,075.59 y en 4 fideicomisos por $38,651,510.96, haciendo un total de $170,657,689.24.

Las dependencias que incurrieron en irregularidades son: Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas, Secretaría de Desarrollo Social, Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca, Secretaría de Turismo y Cultura y la Secretaría de Protección Civil.

También se logró identificar malas prácticas financieras en el Instituto de la Policía Auxiliar y Protección Patrimonial, en la Comisión del Agua del Estado de Veracruz, en el Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz, en el Instituto de Espacios Educativos del Estado de Veracruz y en muchos institutos tecnológicos.

Respecto de las 19 Entidades Paramunicipales auditadas, se obtuvo el siguiente resultado: 14 presenta irregularidades que hacen presumir la existencia de daño patrimonial por un importe de $11,087,144.32 y 5 presentan inconsistencias de carácter administrativo y recomendaciones.

A manera de resumen, 212 municipios presentan irregularidades que hacen presumir la existencia de daño patrimonial por un importe de $1,671,385,720.28; además de inconsistencias de carácter administrativo y recomendaciones.

Como ya se esperaba, el alcalde panista de Veracruz, Fernando Yunes presenta un presunto daño patrimonial por 88.9 millones de pesos. Esta cantidad es una exageración y todo indica que el ORFIS actuó bajo consigna.

También le cargaron la mano al alcalde de Minatitlán, el morenista Nicolás Reyes Álvarez, pues está señalado de malos manejos por 56.3 millones de pesos. El alcalde de Coatzacoalcos, también de Morena, tiene problemas por 17.8 millones de pesos.

En el caso del municipio de Álamo, que gobierna el panista Jorge Vera, su posible quebranto patrimonial es de 26.1 millones de pesos. El perredista Mariano Romero, de Papantla, tendrá que buscar ayuda jurídica, toda vez que su posible quebranto es de 23.2 millones de pesos.

El que no nos sorprendió fue el presidente municipal de Tuxpan, Juan Antonio Aguilar Mancha y su probable quebranto por 10.5 millones de pesos. Este personaje aun no logra resolver sus problemas del 2019 y ya le cayó el informe del ORFIS del 2020.

La mayoría de los municipios grandes fueron reincidentes en malos manejos, pero es casi un hecho que las peores cuentas serán las del 2021, porque muchos alcaldes usaron recursos del presupuesto con fines políticos, en el pasado proceso electoral,

No le deseamos un mal a nadie, pero se estima que al menos 100 alcaldes estarán en problemas con la justicia, por no entregar buenas cuentas.