Denuncian a Rafael Martínez Zaleta. El funcionario del gobierno de Cuitláhuac García, ofreció plazas de maestro por las que recibió 100 mil pesos

’23/06/2024’
’23/06/2024’

Denuncian a Rafael Martínez Zaleta. El funcionario del gobierno de Cuitláhuac García, ofreció plazas de maestro por las que recibió 100 mil pesos

En el mes de octubre de 2022 un enganchador le llevó a Rafael Martínez Zaleta, a un matrimonio que deseaba ocupar una plaza de maestro en la Secretaría de Educación de Veracruz. Martínez Zaleta se presentó como un hombre honrado, cercano al fallecido Juan Nicolás Callejas, por lo mismo, se dijo consentido de Juan Callejas hijo. Este sujeto llevó a la pareja a su casa, ubicada en la calle Belgrado # 14 en el fraccionamiento Monte Magno. Ahí les mostró fotografías en las que aparece con el fallecido líder magisterial. También mostró los libros que tenía publicados y aseguró que estaba trabajando en un libro sobre la vida de Juan Nicolas Callejas Arroyo. Martínez Zaleta aseguró que, como agradecimiento por la realización de ese libro biográfico, del ahora conocido como el “cacique romántico”, le otorgarían plazas de maestro para que él las colocara a su propio albedrio. Fue así que ofreció a este joven matrimonio una plaza de maestro en telesecundaria; el costo de la plaza sería de 100 mil pesos. Hay que hacer hincapié en que Rafael Martínez Zaleta, hermano del fallecido Edmundo Martínez Zaleta, es funcionario público del gobierno de Cuitláhuac García, pues supuestamente labora en la dirección general de Atención a Migrantes a cargo de Carlos Enrique Escalante. Esta dirección depende de la subsecretaria de Gobierno, a cargo de Carlos Alberto Juárez Gil. Y decimos supuestamente, porque cada que preguntamos por Martínez Zaleta en esa oficina, dicen que está fuera, en trabajo de campo; una excusa muy socorrida para esos aviadores que sólo acuden a cobrar su quincena. Martínez Zaleta recibió a principios de octubre, dos depósitos, de los que tenemos copia del comprobante electrónico SPEI, por 50 mil pesos. Una vez recibido el dinero, Martínez Zaleta empezó con su estrategia de dar largas. Pasó octubre, noviembre y en diciembre la pareja engañada exigió la plaza o la devolución del dinero. Por supuesto, Martínez Zaleta, un ludópata empedernido, no tenía ni lo uno ni lo otro.

Rafael Martínez Zaleta, “háganle como quieran”, pues le tomaron la palabra y lo demandaron. Se ampara en que tiene familiares en el Ejército

En los cafés es bien conocido Rafael Martínez Zaleta. “Se vende caro”, decía mi amigo Rafa Junquera. Se sabía que el sujeto era un vividor. Todo el tiempo se la pasaba atrás de Juan Nicolas Callejas, entonces senador de la República, suplicándole que le patrocinara su libro. Ah, porque Martínez Zaleta se presenta como un gran escritor. Pero no sólo le sacaba dinero a Callejas para su libro, Martínez Zaleta le pedía dinero para sus libros a quien se dejara. Con ese dinero se iba al Big Bola, donde se le veía muy seguido, ahí dejaba buena parte de lo recolectado. No es difícil imaginar lo qué hizo Martínez Zaleta con el dinero que le dieron para la plaza. Después de que se cumplieran los plazos de la entrega de la plaza de maestro, al “escritor” le exigieron el dinero y en cada reunión que tenían Martínez Zaleta pedía paciencia, porque en cualquier momento le entregaban la plaza. Esta pareja, harta de promesas, obligó a Martínez Zaleta a firmar un pagaré por los 100 mil pesos entregados y un contrato de mutuo acuerdo en donde Rafael Martinez Zaleta, “el mutuario, se compromete a pagar el día 01 de cada mes la cantidad de $33,333.33 (Treinta y tres mil trecientos treinta y tres pesos con 33 centavos) hasta cubrir el monto total del adeudo más su interés mensual por tres meses hasta el 01 de enero de 2023”. Pero llegó enero de 2023 y no pagó el dinero ni entregó la plaza. Rafael Martínez Zaleta está, como se dice popularmente, bien adentro, por todos los documentos que firmó. Y a pesar de ello todavía se pone “sabroso”. En una de las tantas pláticas, el matrimonio estafado exigió el dinero que le habían entregado, pues no se había hecho ni siquiera el primer pago mensual. Fue entonces que molesto, Rafael Martínez Zaleta les dijo: “Pues háganle como quieran”. El estafador dijo tener parientes en el Ejército, que estaban al tanto del caso, y además presumió su buena relación con los periodistas veracruzanos (Sí, como no). Ante esta actitud cínica y retadora, la pareja acudió de inmediato ante la Fiscalía de Veracruz donde demandaron a Martínez Zaleta por el delito de ejercicio indebido del servicio público; cabe recordar que el estafador trabaja en Atención al Migrante. La demanda quedó asentada en la carpeta de investigación FECCEV/248/2023. Habrá que ver si sus presuntos parientes del Ejército lo libran de esta demanda; habría que ver si sus amigos periodistas le hacen el paro y lo encubren.

Armando Ortiz                        Twitter: @aortiz52                             @lbajopalabra