Dejan sin seguridad a Alcalde de Astacinga, quien sufrió atentado en febrero

283

DE LA REDACCIÓN.

Astacinga.- El  pasado jueves, el Alcalde Profesor Antonio Ramírez Itehua hizo mención, sobre el retiro de la seguridad que había dentro del municipio, incluso, la que se le había asignado después del atentado que sufrió, donde además, las investigaciones para esclarecer este hecho están estancadas por parte de la Fiscalía General, a cargo de la Fiscal Carnala Verónica Hernández.

Antonio Ramírez Itehua, mencionó que desde que sufrió el atentado hace unos meses, más en específico en el mes de febrero, se había asignado seguridad personal por parte de elementos de la Policía Estatal, además de que se reforzó con la llegada de 14 elementos de la SSP para dar rondines de vigilancia en los municipios de Tehuipango y Astacinga.

Con estos rondines se logró bajar los delitos, ya que los robos, asaltos en carretera y otros más, bajaron de forma considerable y  con los policías municipales, se logró abatir muchos de los problemas que había, pero por desgracia, de forma repentina se retiraron los elementos policiacos, esto a pesar de que se les dotaba de gasolina a las unidades y se les daba de comer a los policías, aunado a que se les asignaba un lugar para dormir.

Ramírez Itehua, indicó  que después del retiro de los policías estatales, el temor por su seguridad vuelve, ya que se fueron los policías que tenía asignados para su protección, aunque confía en que no le pasará nada, pues fue un auténtico milagro que el estar vivo y sobre todo, la segunda oportunidad que le dio la vida.

Sobre las investigaciones sobre el atentado que sufrió, la Fiscalía General ha dado nulos resultados, temiendo que el expediente haya sido archivado, debido a que no es de gran impacto su asunto como otros y más aún, la Fiscal encargada no hace nada por resolver el asunto.

El Edil indicó tener que asistir a la capital del estado,  a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública a cargo de Hugo Gutiérrez Maldonado, pero la respuesta fue que regresarían los elementos y  no les indicaron en qué tiempo, ya que solo les dejaron 4 policías para cuidar a los más de 4 mil habitantes,  quienes además, recorren los municipios de Tehuipango y Mixtla De Altamirano.

Supuestamente los 14 elementos de la Policía Estatal que retiraron de este municipio, quienes habían logrado disminuir los delitos, fueron asignados a el municipio de Zongolica, donde además, en aquel municipio existe una base del Ejército Mexicano, por lo que eran más necesarios los policías en aquella zona, que en Zongolica.

Con estas acciones, queda claro que el máximo responsable de la Seguridad en Veracruz y que tiene malos antecedentes en el Estado de Nuevo León, no le importa en lo más mínimo,  disminuir la perspectiva de seguridad y los índices de criminalidad,  ya que retira policías de lugares que son necesarios y asignados a labores que no son prioridad del cuidado de los ciudadanos, por lo que esperan las autoridades locales de Astacinga, que retornen lo más pronto posible a aquella zona.