CON RENATO: “PRIISTAS POBRES, POBRES PRIISTAS”

810

Dicen los trabajadores del PRI que cuando parecía que estaban peor, era cuando estaban mejor / Salarios desfasados e incompletos / El tesorero, beneficia a más de una, “persona”

Redacción

Algunos trabajadores del PRI, quienes por temor a represalias decidieron ocultar su identidad, argumentan que cuando pensaban que en esta dirigencia que encabeza Renato Alarcón Guevara estarían mejor, solo fue una falsa perspectiva, ya que a diferencia de la anterior, ahora reciben su sueldo desfasado e incompleto.

Estas versiones llegan en el peor momento que atraviesa el PRI, ya que a escasas dos semanas de haber tomado posesión  Alarcón Guevara como dirigente de dicho instituto político, los inconformes con su dirigencia son los mismos trabajadores del PRI, quienes argumentan que no es nada agradable que se les requiera donar parte de su pago, el cual les pidieron regresar como “cuota partidaria”, para rescatar al partido de la situación que atraviesa.

A su vez, quienes informan de esta situación están inconformes con el manejo de los recursos por parte de Jorge García Villalobos, tesorero del partido, quien a los únicos que ha beneficiado son a su hijo, Jonathan Antonio García, a quien colocó en un área diferente a la que pertenecía para que no fuera despedido, ya que con anterioridad era el encargado del área de Recursos materiales; así mismo, a su suegra, Marcela Olivera Arizaga, la sigue manteniendo a cargo de un área inexistente y, finalmente, le hace el favor a sus “amiguitas”, las cuales tuvieron la desfachatez de asistir a la reunión convocada por los encargados de finanzas, cuando ni siquiera se presentan a laborar en el partido, sustentan los mismos empleados.

En su propia versión, comentan que a petición del mismo Presidente del PRI, se les solicitó ser solidarios con el partido y fueron amedrentados con el cuento de que era necesario despedir a 53 trabajadores para solventar gastos de operación política de los 30 delegados (35 mil mensuales) y 4 coordinadores (50 mil mensuales). Sin embargo, ante el asombro de la mayoría de los trabajadores, se les sugirió reducirles el sueldo en un 10, 20 y 30 por ciento, según fuera su salario, para no ser despedidos.

Este hecho, no fue nada alentador para quienes laboran en el PRI estatal y, de igual manera son ellos quienes esperan que  Alarcón Guevara haga algo por resolver esta situación, la cual,  afectaría en gran medida al mismo partido, ya que se acercan las próximas elecciones y hasta este momento no han recibido el pago completo de su aguinaldo, el cual, en administraciones anteriores a estas alturas ya habían percibido, dicen los propios empleados que ya tienen ese recurso que el OPLE Veracruz otorgó pero se lo quieren quedar los financieros del PRI.

!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube