POR SI ACASO/CARLOS JESÚS RODRÍGUEZ/ Veracruz se desangra ante inoperancia

13494

*Cuitláhuac-Fiscal se culpan uno a otro

*Van por yunista para sacar a Winckler

 

EL CASO del Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz ya escaló a otra dimensión dado el fracaso de los inoperantes diputados José Manuel Pozos Castro y Juan Javier Gómez Cazarín, Presidente de la Mesa Directiva y  titular de la Junta de Coordinación Política, respectivamente, quienes no fueron capaces de reunir los 34 votos necesarios para el juicio político del abogado oaxaqueño –y hasta, incluso, dos MoReNos desertaron-, lo que ha provocado burlas a la administración Estatal y un severo regaño del Presidente Andrés Manuel López Obrador al Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, razón por la cual ordenó que la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero se encargara del caso ante tanta y semejante inutilidad. Es por ello que este miércoles, García Jiménez presentó formalmente la primera denuncia por un posible acto de corrupción que se habría generado en la administración del panista Miguel Ángel Yunes Linares, un hecho que ha sido detectado –según se ha dicho- tras el proceso de entrega-recepción y que, de acuerdo a la denuncia (agárrese para que no se caiga de la risa) pudo haber generado un daño patrimonial cercano a 1 millón 400 mil pesos, esto de acuerdo a la explicación que ha dado Guillermo Fernández Sánchez, actual titular de la Secretaría de Desarrollo Social Estatal –que a nivel Federal es ya Secretaría de Bienestar-.

 

Y ES que el asunto es buscarle por todos lados a Miguel Ángel Yunes para aflojar al empecinado Winckler Ortiz, esto es, aplicar la máxima de algunos entrenadores de box que creen que golpeando la cabeza el cuerpo cae por sí solo, y por eso revisan con lupa cualquier anomalía ocurrida en el yunismo, por pequeña que esta fuera. En este caso se detectó que la ex titular de la Unidad Administrativa de la Secretaría de Desarrollo Social, María José Noriega Mañez firmó al menos 81 contratos luego de que terminó su periodo como funcionaria pública el 30 de Noviembre de 2018, por lo que pudo haber generado el daño patrimonial ya mencionado. En tan razón, el actual funcionario acudió a la Fiscalía General para presentar la denuncia correspondiente, exhortando al Fiscal a hacer su trabajo, dejando en claro que en otros casos su desempeño “ha dejado mucho que desear”. La realidad es que si Winckler Ortiz no actúa contra la ex yunista podría incurrir en incumplimiento de un deber, por lo que sería fácil interponer otra denuncia en su contra, motivo suficiente para armarle un proceso y destituirlo al considerar que sirve a un grupo en particular y, por lo tanto, no está en condiciones de ejercer la ley de manera general.

 

POR ELLO, aunque el delito por el que es acusada la ex funcionaria es menor, el asunto no radica ahí, sino en hacer caer a Winckler en conflicto de interés y proceder en su contra, ya que el Artículo 225, Fracción VII del Código Penal Federal, dispone que son delitos contra la administración de justicia cometidos por servidores públicos, el ejecutar actos o incurrir en omisiones que produzcan un daño o concedan a alguien una ventaja indebidos. Y aunque de entrada en el asunto no está relacionada la ex titular de la dependencia y actual senadora del PAN, Indira Rosales San Román, lo cierto es que el tema va más allá. A Yunes Linares, por otra parte, le están dando seguimiento a otras denuncias que están pendientes en la actual Fiscalía General de la República, pues las instrucciones de AMLO son que se destituya al Fiscal Estatal como fuera, y ya que no se pudo mediante el juicio político encauzado desde el Congreso del Estado, buscarán hacerlo caer mediante otra estrategia.

 

MIENTRAS TANTO, Winckler contraataca, y este miércoles, en un audio video exhorta al Gobernador Cuitláhuac García Jiménez para que acuda a las reuniones de las 8:00 de la mañana convocadas en Palacio de Gobierno por el superdelegado Federal, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, ya que el mandatario lleva muchas semanas sin asistir y no se entera de lo que ocurre en Veracruz, a diferencia de la ciudad de México donde el Presidente (nuestro presidente, dice el Fiscal) preside esos encuentros desde las 6:00 de la mañana, y en Veracruz ocurre todo lo contrario. El Fiscal sostiene: “yo invitaría al señor Gobernador a que trabajemos de la mano; nuestro señor presidente todos los días se levanta en la madrugada a tener reuniones de seguridad con su gabinete, y luego informa. Nosotros, porque así nos lo instruyó el Presidente nos reunimos todos los días a las ocho de la mañana, en Palacio de Gobierno, en el salón Juárez, convocados por el señor delegado don Manuel Huerta a una reunión de seguridad, reuniones de seguridad en donde tiene semanas que el Gobernador no asiste ni nadie de su gabinete de seguridad, titulares. Yo lo invitaría que asistiera para que se enterara y se tomaran decisiones. Si no quiere o no puede asistir todos los días, como hacemos los demás o los que si asisten que diga un día a la semana en donde él puede estar, y ese día se tomen decisiones, pero ya no se pueden estar echando culpas”.

 

Y ES que horas antes, en esa guerra innecesaria que se traen ambos personajes, Cuitláhuac García Jiménez acusó que el Fiscal Jorge Winckler Ortiz es el único responsable del incremento en los delitos de alto impacto que se registran en el solar veracruzano, lo que sitúa al Estado en el primerísimo lugar en materia de secuestros y feminicidios, en tanto avanza a pasos agigantados en crímenes dolosos sin quedarse atrás en extorsiones, robos y asaltos, todo eso, dice el Gobernador, por la impunidad con la que actúan los delincuentes ya que Winckler no hace su trabajo.

 

INSISTE QUE el aumento de ilícitos como secuestros y feminicidios son consecuencia “de la impunidad” que gozan los delincuentes debido a que se dan cuenta de que el fiscal no los investiga, por lo que le exige realizar investigaciones concluyentes. “Si no lo hace vamos a seguir teniendo estas cifras; (y vuelve al pasado ante la incapacidad de resolver el presente) “es complicadísimo lo que nos dejaron las administraciones pasadas. (…) Es una realidad compleja y no lo ha hecho (el fiscal); de nuestra parte estamos tomando acciones más contundentes”, aunque no dice cuales, ya que los delitos de alto impacto van al alza, aunque se ufana de que gracias a gestiones que realiza en la ciudad de México ante la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, la Federación incluirá a Coatzacoalcos y municipios del sur, así como a Xalapa, en sus zonas prioritarias. En fin, la guerra sigue y los veracruzanos pagan las consecuencias de un enfrentamiento estéril cuyos primeros round ha dejado un saldo muy sangriento en el solar jarocho. Así de simple. OPINA carjesus30@hotmail.com