César del Ángel y sus 400 Pueblos: Matan al PRI y buscan nuevo padre

570

Entre lo utópico y lo verdadero

Por Claudia Guerrero Martínez

03 de julio del 2019.

 

 

César del Ángel y sus  400 Pueblos: Matan al PRI y buscan nuevo padre

 

En anteriores entregas, hemos realizado una radiografía sobre la voracidad de César del Ángel Fuentes, quien maneja a conveniencia la agrupación Los 400 Pueblos, auto llamándose campesinos, cuando en realidad, son grupos de choque. Lo interesante es que muchos de sus integrantes, ya abrieron los ojos e interpusieron denuncias en la Secretaría de Gobernación, con documentos dirigidos a su titular Olga Sánchez Cordero y  a Alejandro Encinas García, en la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración.  Los 400 Pueblos buscan seguir teniendo los mismos beneficios, que en los gobiernos priistas y ahora que el PRI está moribundo, César del Ángel Fuentes lo abandona para buscar a un nuevo benefactor en la figura de MORENA… Les cuento inteligentes lectoras y lectores…

 

Antes, en los gobiernos de Fidel Herrera y Javier Duarte, mientras los integrantes de Los 400 Pueblos dormían en un campamento improvisado y bailaban en la Avenida Xalapa o en el centro de la capital de Veracruz, César del Ángel desayunaba en el Hotel Fiesta Inn, lugar donde descansaba y hacía sus compras en Plaza Américas, en tiendas como Scappino o Liverpool, comprando prendas exclusivas y de diseñador. Eran tiempos de bonanza y de grandes ingresos, en los que el hoy preso, Javier Duarte de Ochoa, le mandaba sus maletas, una de ellas, según relatos, contenían cerca de 20 millones de pesos, con el compromiso de ser un grupo de choque en contra de aspirantes a un cargo público, candidatos, Alcaldes y hasta exgobernadores rivales como Dante Delgado, Miguel Ángel Yunes o Patricio Chirinos Calero… Y su padre, el PRI,  los protegía al darles apoyo político, curules en el Congreso de Veracruz y hasta cargos en el mismo partido político, como fue a su hijo, el parásito e inútil Marco Antonio del Ángel Arroyo…

 

En documentos hechos llegar a una servidora, que omitimos sus nombres por posibles represalias,  denuncian a César del Ángel  y su agrupación, que por 30 años ha explotado, impuesto represión, marginación y hasta tomar  atribuciones para desalojar a habitantes de Chichicoaxtla, en el municipio de Tihuatlán, así como en el Guayabo, en Álamo Temapache…

 

Acusan a Del Ángel de ser un explotador con datos reveladores: “Todos los que trabajamos en el jornal era para gastarlo en plantones, caminatas, manifestaciones, bailando desnudos, crucificándonos, huelgas de hambre, entre otros. Y si no cumplíamos, nos castigaba quitándonos media hectárea de terreno y el 50 por ciento de lo que producíamos, ya sea de maíz, frijol, naranja o limón. Nadie podía responder u opinar en las reuniones, si alguien lo contradecía, lo golpeaban, como ocurrió a José Guadalupe García Jiménez, a quien el propio César del Ángel le quebró un tabique en la nariz”…

 

Los datos reflejan cómo es el modus operandi de esta agrupación: Por ejemplo, el que no quería salir a las manifestaciones, a través de un Consejo de representantes los reprimían. Si alguien no acudía a las movilizaciones, los vetaban, no los dejaban habitar en sus viviendas durante el tiempo que duraran las manifestaciones en la Ciudad de México o en Xalapa. A las tres faltas, los corrían de la agrupación y no les permitían que llegaran a sus casas, adjudicándose ésta, así como su parcela. Se imponía el autoritarismo  para que nadie opinara y si lo hacía lo llamaban “Cuestionista”… En un penoso episodio cuando vendió las 24 parcelas a integrantes de Los 400 Pueblos, éstas nunca llegaron a los compradores y César del Ángel tuvo el descaro de vender éstas al entonces Gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán y tiempo después, al exsecretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong…

 

A los llamados “instrumentos de represión”, apodados así por el propio Del Ángel Fuentes, eran los Coordinadores y Consejo de Representantes que son premiados con camionetas y se les exigía ser más enérgicos. Y sus represiones van desde asesinatos, para adjudicándoselos al Gobierno Estatal en turno y a la viuda e hijos no eran apoyados, dejándolos a la deriva, pues les recogían la parcela y casa, como ocurrió con la muerte de Manuel Viveros Rodríguez, quien fue asesinado, dejando a su viuda, Fani Pérez González,  en la orfandad…

 

Sobre créditos a campesinos, César del Ángel los obligaba a firmar documentos en blanco y todo lo que conseguía en la SEDARPA, apoyos del FIRA y otras instituciones federales y estatales, este mercenario líder de los 400 Pueblos se quedaba con los recursos. Por eso, a Del Ángel le gustaba hacer todo tipo de negociaciones sacando millonarios recursos. Y este dinero fue para la adquisición de casas ubicadas en la Ciudad de México y Xalapa, a nombre de su esposa Albina Arroyo Barradas, de sus Marco Antonio del Ángel Arroyo, Yuridia del Ángel Arroyo y Alejandra del Ángel Arroyo…

 

Sobre la educación, los integrantes de esta agrupación no cuentan con escuelas, pues si estudiaban, se podrían defender de tanta opresión, ni tampoco le gusta a César del Ángel que haya luz eléctrica. Lo más lamentable, es que cuando se pretendió legalizar las tierras, César del Ángel llevó con engaños  a sus integrantes al municipio de Poza Rica, a la Notaría No. 6, a cargo del Lic. Joao Gilberto López Hernández, quien en lugar de legalizar a nombre de los campesinos, aprovechándose de que no saben leer, ni escribir, los hizo firmar un documento donde cedían las tierras a nombre del hijo de César del Ángel, el parásito priista Marco Antonio del Ángel Arroyo…

 

Sobre el predio Chichicoaxtla, el 26 de enero del 2017,  fueron desalojadas  varias familias,  por parte de César y Marco Antonio del Ángel,  bajo  sus operadores y pistoleros,  de la Coordinación 400 Pueblos, integrada por Nerón Cruz Aguilar, Jaime Rodríguez Barrientos,  Reyes Calixto Cruz, Alfonsina Sandoval Urbina, Sergio Jiménez Santés, Gabino Vicencio Osorio, Juan Galo Guajardo, Nicolás Rocha Martínez y Juan Pedro Pascual García…

 

Fue un peregrinar de estas familias, quienes fueron reubicadas en varios lugares y en uno de ellos, en el predio El Guayabo, en el municipio de Álamo, fueron baleados, algunos macheteados e integrantes de Los 400 Pueblos destruyeron 3 vehículos, hechos ocurridos el 9 de enero del 2017. Hoy, estas mismas familias son acusadas de despojo por parte de César del Ángel y  peor, son acosadas por grupos criminales incrustados en la zona, responsables de secuestros, levantones y homicidios quienes se hacen llamar “Los Fiscales”, apoyados por el Gobierno de Cuitláhuac García Jiménez…

 

Si bien, César del Ángel tiene abiertas varias Carpetas de Investigación, son los Jueces y Magistrados  quienes exoneran a este delincuente y a su hijo, de actos considerados delitos graves. En nuestro caso, en el 2012, César del Ángel Fuentes junto con sus operadores e integrantes de Los 400 Pueblos, destruyeron nuestras oficinas, en una clara orden del entonces Gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa y operado por el entonces Secretario de Gobierno, Gerardo Buganza Salmerón, quien dio todas las facilidades para que nos arrojaran piedras y huevos, destruyendo todo lo que por años nos costó adquirir en material de oficina y hasta reliquias familiares.

 

El peritaje se dio cinco días después del ataque y las autoridades estatales de la entonces PGJ en Veracruz alegaban que habíamos alterado el lugar de los hechos, cuando tuvimos que limpiar, pues el olor era insoportable. Se denunció penalmente a César del Ángel en un peregrinar de audiencias y recursos, siendo sentenciado a pagar los daños, por una pírrica cantidad de $45 mil pesos. Este delincuente se inconformó y ahora, la Magistrada Ludivina García Rosas revocó la sentencia, asegurando que no hay pruebas contundentes para la sentencia impuesta… No hay mayor ciego, el que no quiere ver…. Lo bueno es que existen otras instancias y se realizarán acciones para que se  castigue a César del Ángel y sus secuaces…

 

Como ya había advertido hace dos días, este martes llegaron Los 400 Pueblos a Xalapa, para presuntamente exigir castigo en contra de Yunes Linares y otros, pues alegan ser perseguidos políticos y César del Ángel ser una víctima del sistema. Un delincuente que ha sabido aprovecharse de la necesidad de los pobres y debe ser enjuiciado por muchos delitos, pero ya es considerado culpable, por la ciudadanía, quien lo considera un mercenario sinvergüenza…

 

Dudas y comentarios: claudiaguerreromtz@gmail.com

Visite: www.periodicoveraz.com y www.claudiaguerrero.mx

Twitter: @cguerreromtz