CABOS SUELTOS/ Por Silvia Sigüenza/ Retorno

4447

Y como en los cuentos de hadas. “ Aquí estoy de vuelta” y sucede y acontece que lamentablemente estamos, todos los mexicanos, sumergidos en un barril sin fondo. Dentro tenemos : mentiras. engaños, una gruesa y casi invisible (para una gran cantidad de mexicanos ) manipulación perversa que encontró el éxito, sobre todo en la inmensa población de los ex- denominados ninis; en la tercera edad que es una parte más que considerable de habitantes en nuestro país. En lo que va de este sexenio “del cambio” estamos al borde de una terrible situación: el hambre. Sí, suena quizá para muchos un tanto exagerado decir lo anterior. Pero baste con hacer desde el propio hogar un somero recorrido de los daños y tenemos : desempleo galopante, pérdida de muchas instituciones de apoyo a los trabajadores, cancelación casi total de los servicios médicos a los adultos y niños, caso terrible el de niños con cáncer, casi extinción total de guarderías, etc, etc. A cambio se otorga dinero a los ninis, a la tercera edad, lo que “garantiza” obviamente votos. perverso el asunto disfrazado muy bien. De los gobiernos Estatal y Municipales, pues en serio que es deplorable la inepcia de muchas de sus autoridades y habría que sumar a esto los terribles pleitos que en ocasiones han costado vidas.

 

No terminan de decidir y menos aún de ponerse de acuerdo en el sector educativo acerca del inicio de clases. Y todas las señales apuntan a que seguiremos con “clases virtuales” modalidad que deja fuera del acceso a comunidades que carecen de una computadora, que desconocen su manejo en caso de haber una en algún lugar que la renten al público. En caso de haber estos equipos, pues su uso tiene un costo y en los pueblos chicos no existen muchas ofertas de este tipo.

 

La ya incrustada pandemia, que al parecer llegó para quedarse, del corona—virus es como el chapulín, saltamontes que encierra a los ciudadanos del estado o ranchería, capital o lo que corresponda, según lo requiera el calendario político del Sr. Presidente.

 

En fin sobre esto no se vislumbra el cambio y retorno a la normalidad.

 

La patria como tal, no tiene importancia alguna para el primer mandatario del país; el 18 de Julio se cumplió el 148 aniversario de la muerte de don Benito Juárez García, figura señera de nuestra historia . Y hubo si acaso un brevísimo acto recordatorio. Al parecer se trata de borrar nuestro pasado histórico, así pues la imposición de un régimen autoritario, sería más fácil de lograr.