Xalapeños hacen sentir su alto grado de conciencia ecológica

’23/06/2024’
’23/06/2024’

Por fortuna, en marzo de 2022, la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró inconstitucional e invalidó el delito de ultrajes a la autoridad que contemplaba el artículo 331 del Código Penal del Estado, si no hoy lo mismo el cuartel de San José que el reclusorio de Pacho Viejo, estarían llenos de ambientalistas de Xalapa que protestan por el derribo de árboles para la construcción de un paso vehicular en la avenida Lázaro Cárdenas.

 

Hasta ayer, retroexcavadoras y trabajadores del gobierno del estado con motosierras habían derribado ya más de 30 de 64 árboles de cinco especies que tenían por lo menos 60 años de vida.

 

Si bien la obra es necesaria, el problema lo detonó el gobierno del estado, que la construirá a través de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP), por no haber escuchado y dialogado previamente con los vecinos y grupos ambientalistas que trataban de evitar la tala y ofrecer alternativas para causar el menor daño posible.

 

Además, realizaron el derribo de árboles en el peor momento, cuando invade a Xalapa, como a casi el resto del mundo, una intensa onda de calor que causa graves daños como la escasez de agua y una sequía que está dañando el medio ambiente.

 

El problema ha puesto de relieve el alto grado de conciencia ecológica o ambiental que priva entre los xalapeños, una comunidad acostumbrada a vivir rodeada de ecosistemas que albergan una flora y fauna deslumbrantes, que han sido y son motivo de orgullo de propios y de admiración de extraños, quienes incluso cuando han conocido la ciudad y su entorno han decidido quedarse a vivir aquí.

 

Experta de la ONU advirtió sobre el riesgo climático de la ciudad

 

El 20 de noviembre de 2019, el Programa para el Medio Ambiente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), celebró que Xalapa fuera la primera ciudad de América Latina en aprovechar el potencial de la adaptación basada en los ecosistemas (AyB), un enfoque que, explicó, utiliza los servicios de naturaleza para ayudar a las personas a adaptarse al cambio climático.

 

Publicó entonces: “El bosque mesófilo, un bosque tropical de montaña vecino a la ciudad, proporciona el 30 por ciento del suministro de agua de Xalapa, mientras que la diversidad de suelos y vegetación a su alrededor son una reserva vital de carbono.  Pero tanto estos bienes naturales como la ciudad misma están sintiendo los efectos del cambio climático. Las temperaturas fluctuantes y los patrones de lluvia están desestabilizando las laderas de las montañas alrededor de la ciudad, lo que conduce a frecuentes deslizamientos de tierra, mientras que las lluvias intensas en las montañas caen en cascada hacia las áreas urbanas, afectando a los residentes de la ciudad”.

 

Y agregó: “La resiliencia humana al cambio climático depende de los ecosistemas y necesitamos medidas urgentes para conservarlos”, dice Isabel García, autora de un estudio que examina los escenarios climáticos de Xalapa en 2039. En particular, el estudio de García identificó la expansión urbana, y su efecto sobre el medio ambiente circundante, como un factor que exacerba los riesgos climáticos que enfrenta la ciudad”.

 

Es de destacarse que reconoció entonces la colaboración del entonces alcalde Hipólito Rodríguez Herrero, quien dijo entonces: “Se trata de que Xalapa avance de manera ordenada hacia un nuevo modelo de gestión del territorio, en el que la resiliencia sea el tema clave”.

 

El Gobernador dice que protesta es “pura simulación”

 

No es, pues, como lo declaró ayer el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, que el movimiento de protesta sea “pura simulación”, como tampoco lo es que se hayan reunido miles de firmas para exigir al gobierno del estado que frene la tala de los árboles que quedan, los que están siendo resguardados por cientos de personas, muchas de ellas abrazados a ellos, luego de que maquinaria y trabajadores de la SIOP derribaron los primeros la madrugada del martes, lo que originó el movimiento, que se mantiene sobre la avenida Lázaro Cárdenas, en guardia permanente.

 

Alejado ya totalmente del pueblo que lo eligió, contra lo que dice el gobernador de que se trata de “pura simulación”, el ecocidio despertó un movimiento de solidaridad de los xalapeños que han llevado agua, comida, lámparas y tiendas de campaña a los activistas, quienes también buscan un amparo para frenar la tala aunque, los gobiernos de Morena no respetan ninguna ley, como lo demuestra todos los días el presidente López Obrador.

 

Los ambientalistas han advertido que no se van a mover y argumentan que no creen que abrazar un árbol sea motivo para que los quiten y se los lleven a la cárcel, aunque se duda pues ya se conoce la arbitrariedad con la que actúa el gobierno cuitlahuista. Ricardo Alarcón, de Resistencia Ciudadana, ha recordado que la propia ley ambiental dice que cualquier obra puede ser revocable si la ciudadanía no está de acuerdo.

 

Se talará, “en algún momento”, advierte la SIOP

 

Ayer, además de la declaración del gobernador, el titular de la SIOP, Elio Hernández Gutiérrez, declaró que los árboles que quedan serán talados “en algún momento… la verdad ya son muy pocos los que quedan” y que buscarán platicar con los inconformes para explicarles lo que se va a hacer, que es lo que debieron haber hecho primero.

 

Otro que opinó, aunque dijo que no iba a polemizar y llamó “compañeros” a los manifestantes, fue el secretario de Gobierno Eric Cisneros, quien preguntó si alguien los ha visto sembrar un árbol y pidió a los ciudadanos enviar propuestas “para así conciliar mejores alternativas, pero para… futuros proyectos de obra pública.

 

Según él, se está politizando el tema, cuando no tiene ninguna autoridad moral para decirlo, pues él sí politizó la dizque presentación de un libro de su presunta autoría, y no solo eso, sino que causó un grave daño ambiental al haber tapizado de propaganda el estado creando una dañina contaminación visual. De paso criticó al exalcalde Rodríguez Herrero, quien declaró que la obra se está haciendo desde la ignorancia de las autoridades del gobierno del estado.

 

Si el problema no lo han politizado los ambientalistas, lo está politizando y lo va a politizar el gobierno del estado si actúa en contra de las opiniones y de los intereses de los xalapeños, quienes de todos modos seguramente van a castigar el derribo de árboles que ya se hizo yendo a votar contra los candidatos de Morena el próximo año.

 

Cisneros ordena limpiar huellas que lo comprometan

 

Comenté ayer: “Parece que el cuitlahuismo está muy preocupado porque el avance de Xóchitl (Gálvez) puede o va a sacar de la contienda a su candidata Claudia Sheinbaum…”.

 

El nerviosismo incluye, por supuesto, al secretario de Gobierno, Eric Cisneros, quien aunque trata de dar la imagen de que está y anda tranquilo, por la información que surge de adentro de su dependencia se puede decir que aparenta.

 

Según comenta su personal, recién los reunió y les ordenó limpiar toda la documentación que lo pueda comprometer, y a partir de ya tener mucho cuidado con todos los documentos administrativos y financieros que manejen.

 

Les advirtió que si se les pasa algún dato o algún documento comprometedor, él se va a lavar las manos y los va a responsabilizar a ellos. Advertidos están, pues. El señor debe parecer un funcionario que está rechinando de limpio.

 

Que AMLO puso un ultimátum a Nahle

 

Lo publicó ayer Darío Celis, uno de los periodistas de negocios más destacados de México, en su columna “La Quinta Transformación”:

 

APUNTE ESTA FECHA: próximo 31 de agosto. En 44 días, Andrés Manuel López Obrador iría a Dos Bocas a supervisar el avance de la obra. En los corrillos de Palacio Nacional se dice que el Presidente le puso un ultimátum a su secretaria de Energía, Rocío Nahle, para que en esa gira haga pública la entrega del primer barril de gasolina producido ahí, luego de que el tabasqueño tuviera que inventarse aquel magno evento en el Zócalo el pasado 1 de julio, que era la fecha original que él mismo se fijó para poner en marcha la producción de la refinería.

 

Al retraso por el desorden que tiene, Nahle ya se empezó a conflictuar, además, con algunos contratistas por la falta de pagos.

 

Tan solo a Techint, del poderoso Paolo Rocca, le debe cerca de 5 mil millones de pesos. Muy mal va acabar el tema de esa magna obra”.

 

Como comenté el lunes, aun si este día Dos Bocas empezara a refinar y Nahle y sus corifeos hicieran un escándalo celebratorio por ello, nada podrá borrar que resultó una funcionaria ineficiente, ineficaz. Esa es la carta principal que trae Morena para jugar (la gubernatura).

 

“Prosa aprisa” dejará de salir por vacaciones

 

Por vacaciones, “Prosa aprisa” dejará de salir a partir de mañana y hasta inicios de agosto.

 

El autor de la columna les encarga a Xóchitl, quien está siendo brutal y sistemáticamente agredida por el presidente y su gobierno; brutal, digo sin exagerar, por todo el poder que tiene y que está usando el de Macuspana, violando todas las leyes, sin importarle que la víctima se trata de una mujer.

 

Por lo demás, los dejo descansar por unos días. Se lo merecen.

 

¡Ah! Y sobre la manifestación que habría el domingo en apoyo a Xóchitl en la Ciudad de México, ella misma la desautorizó porque la organización que invitaba no existe, o sea, le quisieron tender una trampa para inhabilitarla acusándola de hacer actos adelantados de proselitismo.