Todavía no enterraban al alcalde de Rafael Delgado y Cuitláhuac García ya sentenció que estaba coludido con el crimen organizado

Todavía no enterraban al alcalde de Rafael Delgado y Cuitláhuac García ya sentenció que estaba coludido con el crimen organizado

Por lo visto, la estulticia del gobernador de Veracruz continuará en este 2023. Cuitláhuac García no sólo es un gobernador mentiroso, falto de dicción, cuyo cerebro trabaja más lento que su lengua, sino que además es irresponsable. Mientras en Rafael Delgado la madre de Isauro Ambrosio Tocohua lo seguía llorando, el gobernador de Veracruz ya lo estaba sentenciando. En conferencia de prensa el gobernador de Veracruz declaró: “Yo lo había comentado también aquí y lo había advertido, que era muy lamentable que algunos actores políticos de nivel municipal entraran en contacto con la delincuencia organizada, que las consecuencias se iban a ver y miren: ahí están las consecuencias. Entonces ojalá y esto ya no se ignore más y como lo dijo la Fiscal, vamos a hacer justicia”. ¿Presentó pruebas el gobernador para sostener sus afirmaciones? No, no presentó una sola prueba, no habló de las conclusiones de una investigación; todavía no enterraban a Isauro Ambrosio cuando el gobernador ya lo estaba revictimizando. Por supuesto, a estas alturas las declaraciones del gobernado de Veracruz nada aportan, sólo incomodan y a ratos hasta causan risa. Está de más exigirle al gobernador respeto y responsabilidad. No se le pueden pedir peras al olmo; “lo que natura non da, Salamanca non presta”.

AMLO dice que “es increíble el cinismo y el cretinismo” de quienes acusan a Yasmín Esquivel. Increíble es el cinismo y cretinismo de él, que todavía la defiende

Le duelen a López Obrador las derrotas, se revuelca en el piso de dolor, sangra por la herida sin poder detener la hemorragia y después busca el desquite, y no lo disimula. Luego de que Yasmín Esquivel, su carta fuerte para la presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación fuera descartada y defenestrada, el presidente lamenta su derrota. Todavía le duele, por lo que desde la mañanera lanza alaridos de dolor: “El que acusa de plagio, o los que acusan de plagio están metidos en la corrupción o avalaron la corrupción o viven de la corrupción. Aquí es aplicable el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra, pero como son muy hipócritas, son finísimas personas, se les olvida todo. Es increíble el cinismo, el cretinismo”. La corrupción comprobada, de acuerdo con las investigaciones de la UNAM están en una ministra que plagió su tesis de licenciatura. La UNAM determinó que la tesis de Edgar Ulises Báez es la original, por lo tanto, Yasmín Esquivel es la que plagió. El hecho de la Fiscalía de la Ciudad de México, a petición de Claudia Sheinbaum pretenda exonerar a la ministra plagiaria, no le resta culpabilidad a la plagiaria. Aquí el cínico y cretino es el presidente, quien todavía se atreve a defender a una plagiaria corrupta a pesar de las evidencias. El mismo rector de la UNAM declaró al respecto: “Resulta evidente la existencia de un plagio”. Pero para el presidente lo evidente es que no dejaron pasar a su ministra incondicional, y eso le ardió.

Desde su domicilio Edgar Ulises Báez dice que ningún notario lo ha visitado, por lo que las pruebas de la fiscalía de la CDMX para exonerar a Yasmín Esquivel, son falsas

La prueba más contundente que presentó Yasmín Esquivel ante la Fiscalía de la CDMX fue un documento escrito que supuestamente había redactado Edgar Ulises Báez ante notario público. En ese documento Edgar Báez supuestamente confesaba que él había plagiado la tesis de Yasmín Esquivel. En la carpeta de investigación sobre este caso se encentra ese documento que en parte dice: “En días recientes he visto en medios de comunicación que la tesis de la cual se habla es de la Dra. Yasmín Esquivel Mossa, ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Unión (sic), y quiero aclarar de manera libre y voluntaria que pude tomar partes importantes del trabajo de ella en el año de 1985 a 1986”. Entrevistado en su domicilio Edgar Ulises Báez volvió a decir que a él no lo ha visitado ningún notario, ninguna autoridad de la Fiscalía capitalina, ninguna autoridad de la UNAM. El periodista de Eje Central lo localizó y preguntó:

—¿Me podría confirmar que aquí no ha venido nadie a verlo? —Nadie.

—¿Ninguna instancia? —Nadie.

—¿Ningún notario? —Nadie.

—¿Nadie de la UNAM? —Nadie.

—¿Podría ratificarme lo que me dijo la primera ocasión, que usted es el autor de la tesis? —Ya te dije que eso es por razonamiento deductivo; si ella se graduó después que yo, todo es por lógica, si no es hacerse pato.

Por ello decimos que el cínico es el presidente al defender a una indefendible plagiaria, que además miente y se colude con otros para presentar pruebas falsas.

Armando Ortiz                                    Twitter: @aortiz52                             @lbajopalabra