Se fue Marlon, pero hereda un PRI saqueado y en ruinas

’15/07/2024’
’15/07/2024’

*Candidatura del FAV será para un varón y no una mujer

*Dudan que Ramírez Arana haga buen papel en el tricolor

 

POR FIN se fue Marlon Ramírez Marín de la dirigencia Estatal del PRI, dejando un partido lastimado, desfallecido, saqueado y con un tufo a corrupción que requiere por lo menos de una limpia general, y no solo de la Presidencia y Secretaría General que ahora ocuparán el ex alcalde de Paso de Ovejas, Adolfo Ramírez Arana (que no dejó muy buenos recuerdos en su tierra) y Lorena Piñón Rivera, una mujer que ha sabido escalar posiciones por sí misma, a base de tenacidad y esfuerzo, por lo que los nombramientos debieron haber sido al revés: Lorena a la cabeza y Adolfo como segundo de a bordo, sobre todo porque son tiempos de mujeres, y Lorena vaya que defiende la camiseta. Adolfo llega un tanto desgastado, porque buena parte de la militancia quería al frente del tricolor a Fernando Kuri Kuri, quien ya se lanzó a la yugular de Alejandro Moreno Cárdenas acusándolo de autoritario, argumentando que la imposición de Ramírez Arana es otro acto de absolutismo del campechano Alito que sigue colocando al frente de ese partido a incondicionales que ningún beneficio le traerán al Frente Amplio por Veracruz, ya que carecen de experiencia y oficio político de cara a las elecciones del 2024, refiriéndose a Adolfo. Como fuera, Marlon ya no causará más daño al ex partidazo, aunque el perjuicio ya está hecho, y ahora le fue entregada, como premio de consolación, la  Secretaría Regional del PRI  Nacional en los Estados de Puebla, Tlaxcala y Morelos –que son gobernados por la oposición-, esto es, lo mandan a Entidades donde su autoridad valdrá menos que un comino aunque seguramente se las arreglará para seguir haciendo sus tradicionales negocios. Lo que no se sabe es si Ramírez Arana mantendrá en nómina a las decenas de reinis y barbies que incrustó Ramírez Marín, ya que esos puestos deberían ser para verdaderos activistas que salgan a empolvarse los zapatos y tratar de recuperar algo de la gloria perdida del “tricolor”.

 

POR CIERTO, hasta la noche del miércoles había cierto temor entre los dos principales aspirantes del Frente Amplio por Veracruz a la Gubernatura, debido a la instrucción del INE a los partidos de respetar la equidad de género, de tal suerte que para los nueve Estados los institutos políticos deberían nominar cuatro candidatos varones y cinco mujeres, y había trascendido que el caso Veracruz sería para una fémina, sin embargo, mediante ajustes realizados por las dirigencias nacionales se acordó que, en efecto, habrá cinco candidatas mujeres y cuatro hombres, y para el solar jarocho, al menos en lo que compete a la postulación, será para un varón, lo que deja fuera a Anilú Ingran Vallines, quedando en el juego José Francisco Yunes Zorrilla –con el apoyo del PRI, PAN y PRD-, y Héctor Yunes Landa, pero seguramente Acción Nacional podría nominar a algún aspirante, aun cuando el apoyo sigue siendo para Pepe Yunes. La decisión está confirmada, y acaso el próximo mes podrán darse a conocer los mecanismos de la selección del futuro abanderado que se medirá, sin duda, contra Rocío Nahle, la denostada suspirante a la que, un día si y el otro también, le cuelgan mantas de repudio en pasos peatonales o lugares públicos, criticando su ambición desmedida, pues siendo de Zacatecas quiere gobernador un Estado como Veracruz que no es el suyo, por más que el Presidente Andrés Manuel López Obrador busque meterla con calzador, dedicándole a diario comentarios halagadores en las mañaneras, como si eso fuera suficiente para que la acepten y respalden.

 

EL ASUNTO no es menor, ya que al menos dos aspirantes por MoReNa a la candidatura, Manuel Huerta y Eric Patrocinio Cisneros Burgos, no cesan de atacarla con justa razón, aun cuando el caso Nahle se ha convertido en una obsesión para el Presidente López Obrador muy a pesar de que la refinería Olmeca en Dos Bocas, Paraíso, Tabasco, triplicó la inversión inicial concebida en su construcción que fueron 8 mil 500 millones de dólares, y ahora rebasa los 20 mil millones sin que a la fecha produzca nada, salvo criticas al ejecutivo por solapar la corrupción y el incumplimiento de un deber. Pareciera que algo debe AMLO a Rocío Nahle, y aunque algunos dicen que son los contratos que otorgó a sus familiares más cercanos como ha sido corroborado, otros aseguran que hay algo más, pues de otra manera, con la ineptitud y negligencia mostrada por la ex funcionaria Federal, en otros tiempos ya tendría abiertos varios expedientes, pero no es el caso de la zacatecana a la que el mandatario nacional no se cansa de ensalzar y mostrar como la mujer non plus ultra de su gabinete, lo que no se refleja en los afectos del pueblo veracruzano.

 

 

RESPECTO AL PRI, Adolfo Ramírez Arana y Lorena Piñon Rivera tienen si una tarea titánica, y en principio tendrán que depurarlo y hacer relevos en todas las secretarias que conforman el Comité Directivo Estatal y en puestos claves, extirpando la mala herencia de Marlon, ya que de lo contrario estarán atados a los caprichos del ex Presidente, porque las condiciones en que llegan no son fáciles. Ya Fernando Kuri, ex secretario de Elecciones del Comité Directivo Estatal (CDE), calificó la designación de Adolfo Ramírez Arana como un acto autoritario del líder nacional Alejandro Moreno que fractura al priismo veracruzano, y utilizando sus redes sociales lamentó que Alito, como conocen al de Campeche, haya designado a Adolfo Ramírez Arana como relevo de Marlon sin tomar en cuenta la opinión de los priistas veracruzanos.

 

POR ESA razón dice que reflexionará sobre su participación en los trabajos del Revolucionario Institucional después del “dedazo”, por lo que, si sus seguidores siguen su ejemplo, vaya que la pasará mal el tricolor de cara a lo que se viene. Por lo pronto agradece a los priistas, dirigentes, cuadros y representantes populares que respaldaron su proyecto para dirigir el PRI en el estado de Veracruz. “Para tod@s a quienes así lo hicieron aparte de mi gratitud no dejo de reiterarles que siempre habrán de contar con mi apoyo y respaldo personal hacia sus proyectos desde la trinchera en la que me encuentre #equipoveracruz”, compartió, y las reacciones no se han hecho esperar, y algunos seguidores como Jaime Martínez Luna escribió en su muro: “Pues solo le están clavando el último clavo al ataúd, si alguien puede sacar al PRI de la barranca ese eras tú Fernando Kuri Kuri saludos y estamos pendientes”, mientras que Alejandro Contreras Torres publicó: “Con estas decisiones, doble contra sencillo, que el PRI pierde el registro. Y es que, dice Kuri: “el autoritarismo e imposición fracturan al priismo veracruzano, lamento mucho enterarme por las redes sociales de la decisión unilateral y sin consenso que ha tomado Alejandro Moreno, quien nos ha quedado a deber a la militancia priista al no permitir elegir democráticamente a la dirigencia del PRI en Veracruz”. Sin duda, tiempos difíciles para Ramírez Arana y Rivera Piñón. OPINA [email protected]