Rocio Nahle inicia precampaña mientras oposición divaga

164
’27/09/2022’
’27/09/2022’

*Pepe, Héctor y Diez por el PRI; Julen y Yunes por el PAN

*Ahued sería un excelente candidato de la alianza opositora

 

ANDAN TAN desesperados quienes dicen Gobernar al Estado –sabedores de que si pierden la elección del 2024 algunos (conste que dijimos “algunos”) podrían terminar como inquilinos distinguidos de Pacho Viejo-, que valiéndoles leyes electorales no tienen empacho en disfrazar eventos políticos o campañas anticipadas en dizque foros informativos, haciendo uso de recursos públicos, materiales y humanos del Gobierno Estatal para que estén presentes en una supuesta “conferencia magistral” que han bautizado como: “La política energética en el ámbito local”, para lo cual invitaron a la zacatecana Rocío Nahle García, secretaria de Energía y aspirante a la candidatura de Morena al gobierno que aun detenta Cuitláhuac García Jiménez, y curiosamente la invitación parte, precisamente de una oficia dependiente de la Secretaría de Gobierno a cargo de Eric Patrocinio Cisneros Burgos, concretamente, del Instituto Veracruzano de Desarrollo Municipal que dirige el cuestionado Rafael Castillo Zugasti. Los MoReNos ya arrancaron y se la van a jugar con Nahle García por instrucciones del Gobernador García Jiménez y del secretario, Eric Patrocinio Cisneros Burgos, mientras el PRI, PAN y PRD siguen esperando ponerse de acuerdo para una alianza que acaso concluya cuando se trate de seleccionar a quien los representará, pues en el PAN están peleados los grupos del Senador Julen , Rementeria del Puerto y el de los Yunes Linares-Márquez de El Estero, quienes buscarían llevar como candidata, en caso de que se dificulten las cosas para uno de los integrantes del último clan, a la alcaldesa de Veracruz, Patricia Lobeira Rodríguez, esposa de Miguel Ángel Yunes Márquez que, con todo respeto, no tiene aún los alcances para ganar una gubernatura, pero tampoco Julen ganaría con solo el apoyo de priistas y perredistas si no cuenta con el respaldo del clan que encabeza Miguel Ángel Yunes Linares.

 

EN EL PRI las cosas no pintan bien, sobre todo tras los virulentos escándalos del dirigente nacional Alejandro Moreno Cárdenas que, en caso de no renunciar a su posición, llevaría al ex partidazo a un despeñadero. Y aunque cuentan con un candidato de lujo, en este caso José Francisco Yunes Zorrilla, joven, preparado, caballeroso y con gran experiencia política que va desde una alcaldía, diputaciones locales y federales, senaduría y otros pargos administrativos y políticos, no basta si Pepe no se decide a dar un manotazo en la mesa y exige cambios en la dirección Estatal del PRI, y de paso inicia negociaciones con otros aspirantes que no quitarán el dedo del renglón, entre estos, Héctor Yunes Landa (a quien reiteramos nuestro más sentido pésame por el fallecimiento de su señor padre, don César Yunes Faisal), además de alcaldes como el de Orizaba, el porfirista, Juan Manuel Diez Francos, quien ha dejado entrever que estaría dispuesto a contender en caso de ser llamado, aunque a decir verdad, pese al gran trabajo que ha realizado en pluviosilla, ciudad que ha transformado en una cabecera municipal de primer mundo, al empresario solo lo conocen en la zona centro y requeriría la total unidad de grupos –que también aspiran-, mucha publicidad y convencer al PAN de que es el mejor, ya que el pobre PRD solo es como el aire, sabemos que ahí está, pero no se ve y a veces ni se siente.

 

ES INDISCUTIBLE, por lo tanto, que PAN y PRI, pese a jurarse amor eterno –como decía el filósofo Juanga-, terminarán por chocar dependiendo del candidato que cada cual presente, y peor aún, si se realiza una encuesta que determine qué partido tiene mejor estructura electoral, que si bien el PRI ha demostrado un voto duro de medio millón de seguidores que ha ido perdiendo al paso de los años, en la elección pasada el PAN obtuvo 1 millón 453 mil 938 votos con Yunes Márquez a la cabeza contra 1 millón 667 mil  239 de MoReNa, que no de Cuitláhuac ya que su triunfo fue producto del arrastre de Andrés Manuel López Obrador, y acaso por ello los temores de que la elección que viene no vaya a ser tan simple, y menos ante errores garrafales de la actual administración Estatal en todos los sentidos, sobre todo en materia de seguridad, salud y empleos.

 

POR ELLO, violentando todas las leyes electorales que ellos mismos impulsaron cuando eran oposición, el gobernador García Jiménez y el secretario de gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos han convocado a la conferencia “magistral”: “La política energética en el ámbito local” que estará a cargo de la zacatecana (que por lo visto no quiere a su propia tierra a la que parece detestar y desairar, y por lo tanto, menos a Veracruz donde es arribista), Rocío Nahle García, secretaria de Energía y aspirante a la candidatura de Morena al gobierno del Estado, que, en realidad es un “pre destape” al estilo de los morenos, disfrazándolo de foros informativos, aunque en realidad son más obvios que un niño de párvulos. Y es que si Nahle García y sus apoyadores –que buscan salvarse con su postulación y triunfo-, estuviera tan seguros de ganar en el 2024, para que adelantarse a los tiempos cuando aún faltan elecciones en 2023 como la del Estado de México y Coahuila donde MoReNa no la tiene tan fácil.

 

POR ELLO, a través de un oficio firmado por el objetado director del Instituto Veracruzano de Desarrollo Municipal, Rafael Castillo Zugasti, en papel membretado del gobierno del Estado –para que vean como se violenta la ley-, y citando de forma expresa que es por instrucciones del gobernador y del secretario de Gobierno, se formula la invitación a la firma del convenio macro, entrega de certificados Conocer, y a la conferencia citada, para el próximo viernes 22 de julio, a las 12 horas, en el World Trade Center de Boca del Río, para lo cual se pide llegar con 30 minutos de anticipación. Sin duda, se trata de una abierta pre campaña para apuntalar y promocionar a la zacatecana rumbo a la candidatura al gobierno de Veracruz, echando mano de los recursos públicos, que además, según declaró el secretario de Gobierno, servirá para recordarle a la población que fueron el PRI, PAN y PRD los que no aprobaron la llamada reforma eléctrica en el Congreso de la Unión.

 

Y MIENTRAS todo esto sucede en el seno de MoReNa, el alcalde de Xalapa, Ricardo Ahued Bardahuil sigue entregado a la tarea para la cual fue electo: cambiar la imagen de la capital del Estado, pavimentando calles y avenidas, remozando parques y jardines, atendiendo a la población que lo requiere, ordenando programas de salud preventivos y de atención a males menores, y exhibiendo un contacto con la sociedad como pocos Presidentes Municipales, que al fin y al cabo, trabajo mata grillas, y quien decidirá quién es quién en una encuesta o elección serán los veracruzanos. Por cierto, no estaría mal que los partidos de oposición pensaran en la posibilidad de abanderarlo en una coalición de unidad en caso de no ponerse de acuerdo, porque con el respaldo de ellos y el capital político de Ahued, gana porque gana, aun cuando el abanderado morenista tenga el apoyo de AMLO. Al tiempo. OPINA carjesus30@hotmail.com