¡Qué siga la corrupción!: Pretenden imponer a Ailett García Cayetano como nueva presidenta magistrada del Poder Judicial Veracruz

’23/06/2024’
’23/06/2024’

Entre lo utópico y lo verdadero

Por Claudia Guerrero Martínez

10 de junio de 2024

 

¡Qué siga la corrupción!: Pretenden imponer a Ailett García Cayetano como nueva presidenta magistrada del Poder Judicial Veracruz

*** La actual magistrada presidenta Lisbeth Aurelia Jiménez paga sus lujos y viajes a Los Cabos en BCS con facturas fantasmas y con cargo al TSJ en Veracruz.

*** El “Clan García Jiménez-García Cayetano”, principales beneficiados en el gobierno de Cuitláhuac García.

 

Empleados  de Juzgados del Poder Judicial en Veracruz están hartos de tanta incompetencia y nombrar a mujeres corruptas al frente del Tribunal Superior de Justicia en Veracruz, como ha ocurrido con Sofía Martínez Huerta, Isabel Inés Romero Cruz y ahora con Lisbeth Aurelia Jiménez Aguirre. Las tres nombradas para que operaran las venganzas personales y utilizar el Poder Judicial para la persecución política por parte de un enfermo de poder, el todavía gobernador Cuitláhuac García Jiménez. Lo más lamentable, que Cuitláhuac es el responsable de nombrar a la peor magistrada presidenta del TSJ en Veracruz, Lisbeth Aurelia Jiménez.

 

Lisbeth Aurelia nunca visita los juzgados, no le interesa el ambiente laboral y carencias que sufren todos los días los trabajadores del Poder Judicial, siendo los jueces quienes tratan mal a los empleados y se sienten protegidos por la magistrada presidenta, pues obedecen las instrucciones de Jiménez Aguirre, violentando la presunción de inocencia y los derechos de las víctimas en procesos judiciales manipulados.

 

El sindicato del Poder Judicial no defiende los derechos laborales y es acusado de estar secuestrado y  comprado, al igual que al Consejo de la Judicatura, dirigido por personas sin escrúpulos y todos ellos son personajes impuestos por el diputado local  y líder de la JUCOPO, Juan Javier Gómez Cazarín, siendo 5 consejeros sus recomendados y los magistrados de sala se creen muy seguros, pues se sabe que sus puestos le costaron $ 3 millones de pesos.

 

Una historia muy conocida es la de la magistrada directora de la Escuela Judicial Denisse de los Ángeles Uribe Obregón quien pregona que ella compró su magistratura al diputado Juan Javier Cazarín por $3 mdp y  la mitad la dio ella y la otra mitad fue pagada por cierto alcalde en el Estado de Veracruz.

 

El Tribunal Superior de Justicia de Veracruz pasa su peor época y sabían inteligentes lectores que  las oficinas no cuentan con personal de limpieza y son los administrativos quienes realizan el aseo y sacan la basura, tampoco cuentan con fotocopiadoras, ni papelería, mucho menos aire acondicionado y son los trabajadores quienes hacen cooperaciones para la compra de ventiladores.

 

Anteriormente permitían el acceso a personas externas para ir por los mandados  y encargos de desayunos y comidas económicas, ubicados afuera de los juzgados y les daban propina. Ahora ya no le dan acceso y obligan a comprar comida sólo en la cafetería donde la magistrada presidenta Lisbeth Jiménez y su protegido operador  Alfredo Espinoza son socios de este negocio y  dieron la concesión de todo el Poder Judicial a  conocidos como “Renu by Fer”

.

La administración del Tribunal Superior de Justicia de Veracruz desvía recursos para los gastos de la presidenta magistrada Lisbeth Aurelia Jiménez y el encargado de entregar las facturas fantasmas es  Alfredo Espinoza. En el área administrativa aseguran  que la presidenta ambiciosa Lisbeth Aurelia pide viáticos para todos sus asesores a fondo perdido,  así evita que salga su nombre presentando facturas de compras de papelería y limpieza.

 

Nos enteramos de haberles bajado el sueldo a los empleados: Algunos ganaban $17 mil pesos al mes y se lo bajaron a $14 mil pesos, laborando de lunes a viernes, de 8.30 am a 7.30 pm, en horario corrido. El personal nuevo administrador no sabe nada  y son personas incrustadas, que sólo impusieron para que la presidenta tenga el control.

 

Y ojo con esto: Las fiestas y borracheras en el área de presidencia son cada jueves y viernes. Hasta practican brujería, pues se sabe que la presidenta Lisbeth Aurelia Jiménez es muy apegada a todas estas prácticas.

 

Desfilan “personajes” de Fiscalía General del Estado, así como personal contratado por la presidenta, una mujer sin escrúpulos, con poca calidad moral y muy sexualizada, pues ella tiene una habitación con cama, música, regadera y minibar a un lado de su oficina principal.

 

El colmo es que mientras los empleados están hartos de toda la burla que hacen los magistrados, la presidenta y su personal hacia los trabajadores, quienes laboran sin clima, ni viáticos y cooperando para copias, cuando Lisbeth Aurelia Jiménez  viaja con cargo al Poder Judicial. Ejemplo de ello, son sus vacaciones pasadas en los Cabos, en Baja California Sur y se llevó a todo su personal de confianza.

Cabe destacar que durante las campañas, la ambiciosa Lisbeth Aurelia, en plenas elecciones, tuvo el descaro de irse a Argentina y primero subió las fotografías en su cuenta oficial, para luego borrar las imágenes, ya que es una falta grave, pero es mayor su soberbia al demostrar que ella es la “Jefa”.

Y ojo: Personal del Poder Judicial exige una auditoría profunda, como la rendición de cuentas de viáticos.

 

Para que se den una idea de cómo es tan grave la debacle en el Poder Judicial de Veracruz, se está manejando que la próxima presidenta magistrada será Ailett García Cayetano, otra mujer sin escrúpulos y corrupta, sin conocimiento del Derecho. La misma Ailett García Cayetano amenaza a los trabajadores que sí dan información a la autora de esta columna, ella dará vista a la Contraloría Interna, la misma, manejada por la propia improductiva Ailett, pues la titular  de la Contraloría del Poder Judicial  era la anterior directora financiera en la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública, donde es titular su esposo el secretario Elio Hernández Gutiérrez.

 

Como vemos, el famoso “Clan García Jiménez-García Cayetano”, así como todos sus aliados, en 2015 eran unos pobres diablos y hoy en cargos trascendentales, nuevos millonarios y con negocios lucrativos.

 

Notita importante: Hablando del pillo líder de la JUCOPO, Juan Javier Gómez Cazarín, nos comentan que este corrupto pretende basificar a 37 edecanes y “achichincles” en el Congreso de Veracruz, para seguir abultando la larga lista de empleados aviadores en el Poder Judicial.

 

Dudas y comentarios: [email protected]

Visite: www.periodicoveraz.com y www.claudiaguerrero.mx

Facebook: https://www.facebook.com/www.claudiaguerrero.mx

Twitter: @cguerreromtz

Instagram: claudia.guerreromtz

TikTok: @claudia.guerrero53