Purga en la CFE

181

La Comisión Federal de Electricidad es una de las empresas más importantes de México, su trabajo cotidiano mueve al país y es la principal plataforma de despegue para nuevos proyectos.

En los últimos tres años la CFE ha cambiado de estructura, pasó de ser el esquirol de los trabajadores de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, empresa que tenía funciones similares en el centro del país y que borró Felipe Calderón, arbitrariamente. La CFE tiene ahora toda la responsabilidad de darle luz al desarrollo, depurando sus métodos y su personal.

Sus trabajadores, en toda su estructura, se han ganado el respeto de la población y la admiración de mexicanos afectados por fenómenos naturales. Desde luego que no siempre gozó de este prestigio, aunque quedan dentro de sus oficinas rémoras que siguen lineamientos del pasado, como se anuncia desde hace semanas con la salida de algunos funcionarios que insisten en continuar con el pasivo burocratismo de la época de Enrique Ochoa Reza.

Ahora, la salida de Guillermo Nevárez Elizondo como director de Distribución, comprueba que los tiempos cambian y los malos hábitos deben erradicarse pues no son compatibles con el momento que vive el país.

Desde luego que con la intención no basta, en ésta y otras empresas del gobierno sigue habiendo nepotismo como parte de la política, incorporando amigos, familiares y compadres, como herencia de aquellos directores de la CFE que hicieron escuela en el nepotismo, como Arsenio Farell Cubillas, quien después de ese lugar se fue al IMSS donde metió a trabajar a toda su familia, y exigió liquidaciones millonarias para cada uno de ellos.

Así lo hizo Enrique Ochoa Reza cuando dejó el cargo en la CFE para ir a dirigir el PRI nacional, con cálculos de indemnización que sólo él entendía, suma que le fue entregada puntualmente, a pesar de los excesos.

El despido en la CFE de Guillermo Nevárez Elizondo fue necesario no sólo limpiar, sino para advertir a otros. Así, el 3 de septiembre, el presidente de la república ordenó a la Secretaría de la Función Pública y a Manuel Bartlett hacer una investigación profunda en la estructura de la CFE, donde más de uno teme ser descubierto en prácticas heredadas del pasado.

También el líder sindical a nivel nacional investiga a fondo el comportamiento de los trabajadores en todos sus niveles, para dejar limpia esta parte del progreso del país que, seguramente, seguirá elevando el nivel de vida de los mexicanos.

Viene la barrida para todos, de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba.

PEGA Y CORRE. – El Senado rechazó la propuesta de cinco senadores que intentaban formar una nueva bancada “plural”, con derecho a prerrogativas. La intentona de golpe estaba conformada por dos del PT, uno de Morena, un independiente y otro del PAN. Sería el bloque en el que nadie confía, el que solo busca su beneficio personal, el de las dudas y traiciones, y sus partidos deben estar aliviados al no cargar con gente que no puede ser leal ni congruente Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

angelalvarop@hotmail.com