Presuntamente el PRI ya tiene candidato; el posible Frente, no

’24/07/2024’
’24/07/2024’

Adolfo Ramírez Arana se sentó a comer con periodistas de nueva cuenta. Esta vez fue el martes pasado ahora con los del “Grupo de los 10” (que ya son más de 20).

 

Fue contundente: el PRI no tiene todavía candidato. Eso sí, dijo que tiene “cuadros valiosos” y mencionó a Pepe y a Héctor Yunes, a Juan Manuel Diez, a Anilú Ingram y hasta a Lorena Piñón.

 

Los compañeros le insistieron. Querían que dijera si Pepe Yunes ya es o va a ser el candidato. Dijo que no iba a comentar nada. Y así se sostuvo.

 

Un día antes, el lunes, el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, había comunicado a los integrantes del CEN de su partido que el Frente Amplio por México (FAM) postulará a hombres para las gubernaturas de Veracruz, Yucatán, Puebla y la CDMX.

 

El diario Reforma publicó enseguida que una fuente consultada le había dicho que Marko les dijo que en Veracruz el PRI iba a encabezar la candidatura.

 

Eso bastó para que las más diversas expresiones, interesadas, dijeran que Pepe Yunes ya era el candidato, incluso hubo quienes se atrevieron a dar por hecho que será el nuevo gobernador.

 

Ayer jueves, el dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano aseguró que en el FAM no se ha decidido aún postular a hombres en los estados que mencionó Cortés, incluido Veracruz y la CDMX.

 

“Es falso lo que hoy se anuncia, con declaraciones que se atribuyen al presidente del PAN, que se haya decidido ya, no solamente lo de género en cada una de las entidades que tendrán elecciones para Poder Ejecutivo local el próximo año, y particularmente lo referido a la Jefatura de Gobierno en la Ciudad de México”.

“Eso no es una decisión que se haya tomado en el Frente Amplio por México, entre las direcciones de los partidos. El PRD ha planteado que debe haber un método democrático abierto a la sociedad civil en el que participen aspirantes de los partidos políticos y de las organizaciones de la propia sociedad civil, para que vayamos con la candidatura más competitiva”.

 

También ayer jueves, dirigentes del PAN estatal dijeron al columnista que lo que quiso decir su dirigente nacional Marko Cortés es que en caso de que haya una alianza, un escenario es que el candidato sea hombre y que sea el PRI el que encabece.

 

Expresaron que no descartan una alianza, porque lo prioritario es Veracruz y lo principal es sacar a Morena del poder, pero que mientras que en su partido no la aprueben los consejeros, en las mejores condiciones para ellos, no la hay ahora. Tienen como fecha límite para acordarla hasta el 2 de enero.

 

Dijeron que los priistas están en libertad de decidir lo que más les convenga, pero que lo cierto es que no hay ningún Frente Amplio por Veracruz acordado hasta ahora, y que si fuera cierto lo que se ha publicado, entonces el PRI ya tendría candidato, pero el Frente no, porque además ni siquiera existe.

 

Comentaron que si no se llegara a una alianza y el PAN fuera solo, y si se decidiera que el candidato fuera hombre, estarían enlistados Miguel Ángel y Fernando Yunes Márquez y Julen Rementería, aunque también se ha estado acercando para regresar de nuevo a su partido, Juan Bueno Torio.

 

Aceleramiento de los pro-Pepe

 

Por lo que se ve, pues, hay un acelere de quienes simpatizan con Pepe Yunes, pero, opino, en nada le ayudan pregonando que ya es el candidato no solo de su partido sino del “frente”, pues podría haber quienes entendieran que es él quien ha desatado una campaña para presionar a que lo postulen sin haber establecido acuerdos con los demás actores, lo que podría generar reclamos e incluso desacuerdos y división.

 

Sin duda, Pepe es un hombre valioso, un político profesional, de las mejores opciones para gobernar Veracruz, con todas las características para re-unificar a los veracruzanos, prudente, sensato, respetuoso de todas las expresiones políticas incluidas las de la oposición, respetuoso de la libertad de expresión y de todos los periodistas veracruzanos, sin excepción, un gran conocedor de Veracruz y de sus habitantes, no tiene señalamientos de actos de corrupción ni se le conoce como presupuestívoro, que ha recorrido el territorio estatal lo mismo como dirigente estatal del PRI que como presidente de la Comisión de Hacienda del Senado de la República y como candidato a senador y a gobernador, un gran gestor de apoyos y obras para las diversas regiones del estado, alguien que sería incapaz de dar un albazo y proclamarse o aceptar que lo proclamen candidato sin todavía serlo.

 

Si hasta ahora la oposición se está tomando su tiempo para acordar, qué necesidad tendría de precipitarse y tratar de acelerar sus tiempos. Más vale que se demoren un poco más pero que hagan bien las cosas, empezando por, como lo propone Zambrano, montarse en los rieles de un proceso democrático abierto a la sociedad civil.

 

Y si Pepe va ser el candidato, debe llegar debidamente legitimado y con el consenso de toda la oposición, pero, antes y en primer lugar, con el apoyo de todos los demás aspirantes de su partido, hombres y mujeres.

 

Hasta donde sé, si llegara, no tiene la más mínima intención de atizarle más al fuego de la descalificación y la división, ni siquiera contra la señora Rocío Nahle, además porque sabe que como auténtico veracruzano, los veracruzanos lo preferirían antes que a una zacatecana.

 

Sin duda, eso creo, interpreta muy bien el sentir y el deseo de los veracruzanos, que ya están cansados de años de división y pleitos entre grupos políticos, que si Felipe Calderón contra Miguel Alemán, que si Fidel Herrera contra Miguel Ángel Yunes, que si Duarte contra Yunes, que si los Yunes contra Duarte, que si Cuitláhuac García contra Ricardo Monreal y MC y contra los Yunes y contra todos los políticos opositores del estado.

 

Nada será mejor que se constituya el frente y que se acuerde un candidato que le dé batalla a Morena, por el bien de la democracia y de Veracruz.

 

El mismo Pepe pide no acelerarse

 

El propio Pepe Yunes, en declaraciones ayer a XEU Noticias, dijo que su posible candidatura “no será a cualquier costo y eso es lo que hay que recalcar: no se trata de imponer una aspiración personal, de expropiar las condiciones de armonía para ser competitivos, ni atropellando el proceso”.

 

Expresó que está a la espera de los tiempos y las reglas para participar en el proceso del frente amplio. Manifestó que Veracruz requiere de un frente opositor unido, que lo encabece el veracruzano que tenga las mejores actitudes y el respaldo ciudadano. Comentó que en su caso lo respaldan años de trabajo, su honestidad y transparencia.

 

Gómez Cazarín ofrece donar hasta dos meses de su salario

 

Aparte del encargado de la Subsecretaría de Gobierno, Yair Ademar Domínguez, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, Juan Javier Gómez Cazarín, fue el único que alzó la mano para ofrecer su apoyo a los damnificados de Guerrero, de Acapulco en especial.

 

El martes dijo que respaldaba la iniciativa de la candidata Claudia Sheinbaum, quien llamó a los legisladores de Morena, del PT y del PVEM para donar un mes de su salario.

 

Respondió que era imperativo hacerlo y exhortó a sus compañeros diputados a unirse a la causa. En su caso, dijo que si era necesario donaría hasta dos meses de sus percepciones.

 

Hasta anoche jueves, ni el gobernador, ni los senadores, ni el resto de diputados federales y locales, ni los presidentes municipales de Morena, ni la señora Rocío Nahle, presunta ya segura candidata a la gubernatura, habían ofrecido que harían algún donativo, una botella de agua siquiera. Ni siquiera se interesaron por los damnificados a causa de las inundaciones en el sur del estado.