Por indolencia se disparan contagios de CoVid en el Estado

119
’27/09/2022’
’27/09/2022’

*Cierra el Congreso por contagiadera; Carnaval mal ejemplo

*Pese a las afectaciones SEV ordena no suspender las clases

 

ES TANTA la indolencia del sector salud del Estado ante uno de los padecimientos que más muertes ha causado al País desde hace más de dos años, como es la Pandemia de CoVid19, que la página de la Secretaría de Salud dejó de actualizar las cifras en torno al tema desde el mes pasado, pese a los brotes que ha obligado a dependencias como el Congreso del Estado a suspender actividades, ya que la mitad de los trabajadores, diputados y directivos está contagiado, incluido el Presidente de la Junta de Coordinación Política, Juan Javier Gómez Casarín. El 28 de Junio, salud estatal informaba de 3 mil 792 contagios y 15 mil 167 casos sospechosos, con un acumulado de 186 mil 490 afectados y 16 mil 617 defunciones desde que llegó a México la enfermedad, pero este mes ha sido cruento, tal vez debido a diversas festividades que no debieron realizarse, como el reciente Carnaval de Veracruz que irresponsablemente fue autorizado pese a las advertencias de especialistas, entre otros la Organización Mundial de la Salud que insiste en no bajar la guardia. Aunado a lo anterior, el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez que acaso se siente Superman, sigue con giras y reuniones insustanciales en diversos puntos de la Entidad sin utilizar cubrebocas, todo por imitar al Presidente Andrés Manuel López Obrador, enviando de paso un pésimo mensaje a la población, y lo mismo ha hecho Gómez Casarín que ahora se siente candidateable a la Gubernatura o, cuando menos al Senado o una Diputación Federal, y las consecuencias ahí están.

 

PERO NO es solo el Congreso del Estado sino medio Gobierno Estatal o más el que está contagiado de CoVid, por esa actitud retrógrada de no dar permiso a personas con síntomas o seguir haciendo reuniones sin guardar las precauciones debidas. Por lo pronto, desde el jueves y hasta el lunes 17 la Legislatura suspendió labores ante el contagiadero que enfrentan que, insistimos, no es nuevo, y lo mismo enfrenta el Poder Judicial y el Ejecutivo. En la circular SG/LXV/015/2022 dirigida a diputados, secretario, directores, coordinadores, jefes de departamento, jefes de oficina y a todo el personal, se les informa que frente a la situación derivada del incremento de números de casos de personal contagiado del Covid-19, y a fin de reducir el número de contagios entre el personal que labora en congreso local y a los distintos usuarios que acuden al recinto legislativo, se determinó la suspensión de labores para todo el personal, para que los días jueves 14 y viernes 15 de julio sean inhábiles. El palacio legislativo, por lo tanto, permanecerá cerrado, tanto para empleados como para público en general.

 

YA LO dijo el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS),  Tedros Adhanom Gebreyesus: “La pandemia está lejos de terminar. Todavía la estamos combatiendo, mientras nos enfrentamos a la tarea de restaurar los servicios de salud básicos, con el 90 por ciento de los Estados miembros, informando sobre la interrupción de uno o más programas sanitarios esenciales”. En Veracruz, no es secreto, los centros de salud u hospitales públicos dejan mucho que desear: carentes de medicamentos, ventiladores o respiradores artificiales, muchas personas han tenido que recurrir a los caros servicios de la hospitalización privada que los deja endeudados de por vida, situación que podría evitarse si la Secretaria de Salud asumiera su rol como ente difusor de la prevención, aunque si el Gobernador no pone el ejemplo, difícilmente los subalternos lo harán. Y es que si bien las muertes reportados de Covid-19 han disminuido significativamente gracias a las vacunas, no es momento de bajar la guardia, aunque en numerosos Estados del País han relajado las medidas de prevención con el riesgo que esto conlleva.

 

Y ES que si bien los jóvenes más saludables pueden evitar infecciones repetidas como resfriados comunes, las personas mayores, más enfermas o más vulnerables que ya han luchado contra el virus tienen otras preocupaciones, pues un estudio de los registros de atención médica del Departamento de Asuntos de Veteranos de Estados Unidos refiere daños acumulativos en los mayores. Los investigadores observaron los registros de más de 5 millones de personas para comparar el destino de los que nunca se infectaron con más de 250 mil que buscaron atención por una infección por Covid-19 y alrededor de 38 mil que buscaron atención por dos o más. La conclusión: el riesgo de daño a largo plazo o síntomas prolongados aumentó con esa segunda infección. Lo que aún no está claro es si el daño provino de tener infecciones repetidas bastante graves o si tiene algo que ver con el ‘Covid prolongado’, el misterioso síndrome que afecta a personas previamente sanas con meses de fatiga paralizante y otros problemas de salud. Además, debido a la muestra (la edad promedio de los sujetos era superior a los 60 años y todos se enfermaron lo suficiente como para buscar tratamiento, lo que no todos los pacientes con Covid hacen, pero los resultados podrían exagerar el riesgo de reinfección para la población general.

 

COMO FUERA, en Veracruz pareciera que el sector salud no existe, y como suele acostumbrar el Gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, para no verse afectado por tanta indolencia en torno al tema simple y llanamente dejaron de informar respecto al avance del CoVid, dejando suspendida la página de la Secretaría del área, lo que demuestra que a la administración en funciones solo le interesa perseguir a enemigos políticos, hacer hasta lo indecible por seguirlos afectando aunque se violente la ley, y difundir las ocurrencias del gabinete en materia de seguridad negando lo innegable. Y es que el aumento de los casos o contagios es debido al levantamiento de restricciones, regresando a una actividad social semejante a la previa a la contingencia. Lo cierto es que una mayor transmisión del virus significa más muertes y mayor riesgo de que surja una nueva variante.

 

LO PEOR es que persiste una necedad para que el ciclo escolar termine hasta finales de este mes o principios del próximo, lo que alienta el riesgo de que profesores y padres de familia que de una u otra forma tienen que convivir, puedan verse amenazados por los contagios. De hecho, la suspensión de clases debió hacerse en la primera semana de este mes, y los niños ser vacunados para recibir el próximo ciclo escolar inmunizados, aunque en Veracruz parece que nadie gobierna. Así de simple. OPINA carjesus30@hotmail.com