Policías de Cuitláhuac García son unos verdaderos delincuentes; si el jefe roba, ellos hacen lo mismo

’24/07/2024’
’24/07/2024’

Entre lo utópico y lo verdadero

Por Claudia Guerrero Martínez

20 de diciembre del 2023

 

Policías de Cuitláhuac García son unos verdaderos delincuentes; si el jefe roba, ellos hacen lo mismo

***Detenciones ilegales en Cosoleacaque y en el Puerto de Veracruz, así como omisiones de la FGE en el tema de desaparecidos.

 

Esta entrega es delicada, ya que daremos a conocer cuatro casos de omisión legal en la FGE, abuso policiaco y los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito del Estado de Veracruz, muchos de ellos vergonzosos marinos, quienes degradan el uniforme y se dedican a extorsionar, secuestrar, gozan golpeando y roban a las víctimas, así como realizan desapariciones forzadas y hasta agreden a mujeres y niños. En estos casos resguardamos los generales de las víctimas y expondremos la gravedad de cómo el secretario de SSP Cuauhtémoc Zúñiga Bonilla y su subalterno el capitán Rafael Ángel González Uscanga  permiten que sus policías sean unos verdaderos delincuentes y ante las denuncias, la Fiscalía General del Estado se limita a ser una dependencia ministerial de adorno.

 

El primero en el tema de desaparecidos, la familia de la víctima Christian Iván González Rueda, quien desapareció en febrero del 2022 en Xalapa, Veracruz, hacen sus propias investigaciones, ya que la FGE pretende dar  carpetazo, ante un cúmulo de ineptitudes y omisiones legales.  Los mismos familiares redactaron un oficio dirigido a Servicios Periciales para que se muestre el álbum fotográfico y además, existe información sobre una mujer que es la responsable de la desaparición de Christian Iván y la FGE no hace nada al respecto.

 

Los datos recabados con testimonios comprobados, es que el 10 de febrero del 2022, Christian Iván González Rueda recibió un mensaje de una mujer llamada Karla Isabel “N” y como seña particular  tiene un tatuaje en el brazo derecho de una nota musical y en la oreja izquierda tiene un corazón rojo y otra nota musical. Ella es parte fundamental para la localización de González Rueda y la FGE no la ha buscado, ni tampoco llamarla para que declare.

 

Un caso en Cosoleacaque es la detención arbitraria de un hombre, de quien omitimos sus generales, quien fue brutalmente golpeado y  sacado de su casa para ser detenido  y trasladado a los separos. En un video hecho llegar a nuestra redacción, del que no se publica por petición de las víctimas, los policías y marinos de la SSP literalmente allanaron la casa, rompieron puertas y ventanas, realizando daños a propiedad ajena, agredieron a una mujer y familiares, llevándose a varias víctimas, para luego, alegar en el “parte oficial” que la detención se había realizado por haberlo encontrado orinando en la vía pública, cuando son testimonios falsos de servidores públicos.

 

Y nos comentan: “Los policías se llevan al esposo y en el informe policial homologado inventaron que lo sorprendieron orinando en vía pública, alegan los uniformados que al realizarle una inspección le encontraron armas y droga en el municipio de Coatzacoalcos, pero en el video se observa que lo sacan de su domicilio en Cosoleacaque. Sin orden de cateo. El delegado de SSP distintivo “Chester” dio la orden de  robarles a las víctimas dos motos, celulares, dinero y la chica que los enfrentó ante la detención arbitraria la obligaron a disparar un arma de fuego”.

 

Otro caso, fue en mayo del 2023, por la tarde, en la que la víctima fue golpeada, cuando cargaba a su bebé en brazos. Los policías del Puerto de Veracruz bajo el mando del marino y “Comandante Smok” o “Smook” allanaron una vivienda, fabricaron delitos al detenido y el relato de una de las víctimas es escalofriante. La golpearon en la cara y cuerpo, le pisaron los pies hasta reventarlos y le dijeron que si declaraba, le cortarían uno a uno sus dedos y le “meterían un palo por el  ano”, si no decía lo que los policías le preguntaban. A la mujer atemorizada, le pusieron una pistola en la cabeza, al igual que a su bebé y  relató cómo los elementos le realizaron agresión psicológica, gritándole y llamándola “perra pendeja”, así como también la hicieron disparar un arma de fuego.

 

Ya estando en el C5 en el Puerto de Veracruz, ahí el quitaron al bebé y por muchas horas no supo de él, ya que los policías no le informaban nada. A una niña la agarraron del cuello y la trataron de asfixiar y la subieron a una patrulla, así como un perro de la casa defendió a sus dueños y los policías mataron al animal y también lo subieron a una de las patrullas.  El delito fabricado fue que los agarraron con armas. El abuso de los policías de Cuitláhuac García es constante, sistemático, ya que el Capitán de Navío Cuauhtémoc Zúñiga permite que los marinos, quienes degradan el uniforme, realicen abusos, extorsiones, detenciones arbitrarias y roben a las víctimas, para repartirse los “botines de guerra”, como corrientes ladrones.

 

Sin una orden de cateo, golpean a las víctimas, como  el caso del Puerto de Veracruz y si hablaban o denunciaban  los matarían y  las patrullas denunciadas son con los números 3401, 3406 y 3087 de la Policía Estatal de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz. Y esos marinos y policías se llevaron la televisión, aparatos eléctricos y todo lo que pudieron.

 

Lo interesante es que el que calienta la silla principal en Palacio de Gobierno, en Xalapa, sabe de todos estos abusos, robos, agresiones a víctimas y algunos hasta son hospitalizados por la tortura aplicada por los elementos de SSP y marinos que se convierten en agresores y ladrones.

 

Las mesas por la paz y seguridad en Veracruz son una tomada de pelo. Ya que queremos pensar que a Cuitláhuac García lo engañan y le ocultan información, algo poco creíble y lo más seguro es que el mismo gobernador está de acuerdo en estos abusos policiacos y hasta recibe parte de estos sobornos, cobros y de lo que se roban estos desleales policías.

 

Además, la desaparición de cuatro personas que fueron a pagar una multa a la delegación de Camerino Z Mendoza y en el trayecto no dejaron rastro, motivó a que la FGE detuviera al delegado de Tránsito de ese municipio, pero además, señalan a Arturo Dimas, conocido como “Comandante Dimas”, quien era el encargado de las grúas  de la empresa “Cruz” que se prestaba a los cobros ilegales entre $10 y 20 mil pesos por vehículo foráneo, así como golpear a los conductores en la delegación o en los corralones al  resistirse a pagar. Las víctimas eran llevadas a caminos vecinales donde se observan vehículos quemados. Hoy está prófugo y el secretario de SSP y el director de operaciones Rafael Ángel González Uscanga protegían a este corrupto, quien entregaba a sus jefes los pagos de sobornos.

 

Colocar a un ladrón como Cuauhtémoc Zúñiga  al frente SSP, cuando es señalado por actos de corrupción y abuso policiaco, es complicidad y quien opera y controla a los policías ladrones  es el subsecretario de Operaciones y también marino Rafael Ángel González Uscanga, otro pillo de cuenta, quien pretendía “tumbar” a su jefe Zúñiga Bonilla para quedarse en el cargo. Muy desacreditada la SSP en Veracruz, gracias a que si el jefe roba, los demás hacen los mismo.

 

Dudas y comentarios: [email protected]

Visite: www.periodicoveraz.com y www.claudiaguerrero.mx

Twitter: @cguerreromtz