Otra vez la bocota del gobernador. Acusa sin pruebas a Earth Mission, dice que pide dinero al gobierno. “Si tiene pruebas que las muestre y no salga a mentir y difamar”

219
’17/08/2022’

Otra vez la bocota del gobernador. Acusa sin pruebas a Earth Mission, dice que pide dinero al gobierno. “Si tiene pruebas que las muestre y no salga a mentir y difamar”

¿Cuántas veces ha mentido el gobernador de Veracruz? ¿Cuántas veces en su ligereza ha lanzado afirmaciones por las que después tiene que recular? ¿Se acuerda usted del “está resguardada”? La bocota del gobernador lo metió en problemas con Ricardo Monreal a quien acusó de defender a delincuentes; por su bocota se metió en problemas con Fernando Yunes, pues dijo que el alcalde privilegiaba a su suegra para vacunarse contra el covid; por su bocota metió en problemas al presidente López Obrador, al decir que “La Loca” había sido liberado por Winckler, cuando fue la FGR quien lo liberó. Esta vez el gobernador se va en contra de los integrantes de la ONG Earth Mission. En conferencia de prensa el gobernador abrió la bocota y dijo: “Esa organización ha decidido atacarnos porque quiere un apoyo económico, un convenio y le dijimos que no”. ¿Tiene preubas el gobernador de lo que dijo? Sergio González, activista de Earth Mission se las está pidiendo: “El señor (Gobernador) hoy contraataca de una manera que preocupa porque estamos hablando de un Gobierno golpista que ataca a las asociaciones organizadas mediante difamación (…) “Invito al Gobernador que si tiene pruebas que la demuestre y no solamente salga a mentir y difamar”.

Se le cierra el cerco de corrupción a Ricardo Peralta. Presentó al “Rey del Huachicol” con Olga Sánchez Cordero y hasta con AMLO

Ricardo Peralta es uno de esos funcionarios públicos que por donde pasa deja sembrado un hedor, un tufo de corrupción que no se quita ni con Pinol. En su paso por aduanas, Ricardo Peralta junto con su hermano Julio César entregaron el control de las aduanas del norte del país a Sergio Carmona Angulo, el famoso “Rey del Huachicol”. Era tan evidente la corrupción en aduanas que el presidente López Obrador tuvo que quitar a Ricardo Peralta, quien, protegido por la entonces secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, llegó a esa dependencia como subsecretario. Pero el tufo de la corrupción lo perseguía. Ricardo Peralta fue encomendado por su íntima amiga a recopilar firmas para que se pudiera llevar a cabo la consulta de revocación de mandato, pero al mismo tiempo siguió operando con el “Rey del Huachicol” para financiar las campañas de gobernadores y alcaldes de Morena. Anabel Hernández informó que algunos testigos habían visto a Ricardo Peralta en reuniones con líderes del narcotráfico. Ahora Carlos Loret de Mola, en su historia sobre el “Rey del Huachicol”, asesinado en noviembre de 2021, habla sobre los vínculos de Ricardo Peralta con Sergio Carmona Angulo: “El pantano manchó pronto el plumaje de Peralta. Desde afuera y adentro del gobierno lo acusaron de toda suerte de corruptelas. Desde el SAT le cayeron denuncias. Empresarios también se quejaban de él. Al final, lo quitaron: Peralta duró 7 meses en Aduanas para irse… ¡a la Subsecretaría de Gobernación! El castigo tuvo sabor a premio: con el cambio, Carmona adquiere más estatus, más relevancia, más control. Algunas fuentes aseguran que fue tal el acceso de Carmona que lo presentaron con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; el vocero presidencial, Jesús Ramírez, y hasta con el propio presidente Andrés Manuel López Obrador”. Así el gobierno “honesto” de López Obrador.

Y ante los hechos violentos en diferentes partes del país, López Obrador sólo se lamenta; dice que seguirá con su política de “abrazos no balazos”

Como era de esperarse el presidente López Obrador le echó la culpa a los gobiernos anteriores por la violencia que se ha desatado en el país. En su conferencia mañanera de este miércoles 15 de junio el presidente declaró: «El país estaba en proceso de descomposición y si hubiera continuado la misma política neoliberal, el país estaría ingobernable, muy difícil de vivir en el país en esas situaciones, claro no se puede de la noche a la mañana lograr mejores resultados y estamos trabajando, pero tengo mucha fe de que seguiremos avanzando». ¿Estaría ingobernable? ¡Está ingobernable! El presidente hizo un recuento de los sucesos violentos, los cuáles sólo lamentó que ocurrieran: «En el caso de San Cristóbal son dos grupos que se están disputando el control de un mercado, así están las cosas y ya se está actuando, desgraciadamente una persona perdió la vida, es lamentable que existan estos grupos de choque muy cercanos a la delincuencia organizada». Lo peor del caso es que a pesar de que los hechos violentos se repiten, el presidente López Obrador dice que no cambiará su política de “abrazos no balazos”, sin importarle que esta polémica medida sea tan criticada, pues él no piensa combatir la violencia con violencia: «Es lo mismo que piensa el gobernador de Texas, Gregory Wayne Abbott y el dueño del periódico Reforma, Alejandro Junco de la Vega, y no solo ellos, mucha gente que opina que se puede enfrentar el mal con el mal, que se puede aplicar la ley del talión, el diente por diente, y el ojo por ojo».

Armando Ortiz                                    Twitter: @aortiz52                             @lbajopalabra