Opinión joven/ Zaira Rosas/ Sin popote no es suficiente

1999

Sin popote por favor, es lo que comenzó como una iniciativa de algunas personas con consciencia ecológica y ahora se vuelve latente en más puntos nacionales e internacionales. La empresa internacional Starbucks anunció que pronto los popotes no serán opción en sus sucursales. Este esfuerzo conjunto de gobiernos y sociedad por dejar de utilizar popotes de plástico que dañan principalmente a especies marinas es un gran paso, pero llega tarde y en estos momentos es insuficiente para la resolución de los conflictos que dañan a nuestro planeta y sus recursos.

No utilizar popotes es una medida digna de reconocimiento, pero fala que renunciemos a las bolsas del súper, que dejemos de consumir empaques de plástico, los cuáles se presentan en todo, que aprendamos a separar debidamente la basura, que pensemos en una alternativa a los millones de capsulitas de café y sobre todo que actuemos con medidas reales de forma urgente. Sin popote no es suficiente porque aún no sabemos cómo resolver el problema de toda la basura que generamos como seres humanos, mientras nuestros desechos tóxicos y desperdicios sigan infestando hábitats de otras especies no estamos actuando realmente en beneficio del planeta.

Este año ha sido de los más calurosos y también un ciclo de despedida a muchas especies, pero aún nos queda un planeta al que podemos salvar, aún podemos ser responsables de nuestras acciones de consumo y más conscientes respecto al impacto que cada uno de nosotros genera sobre la Tierra. Hasta ahora sólo tenemos un planeta en el cuál vivir, ¿por qué no lo cuidamos como la casa que representa para nosotros?

Quizás no hemos tomado enserio lo que el daño ecológico representa o hemos creído que es un futuro tan lejano que no tendremos que enfrentar, pero la realidad es que los cambios están comenzando y la Tierra nos pasa poco a poco la factura. La ola de calor que vivimos en días pasados y los extremos cambios climáticos han sido intensos en otros puntos del mundo, en Europa algunas plantas nucleares debieron cerrar sus puertas y suspender actividades debido a que el agua de los ríos era muy tibia para enfriar los reactores.

Los glaciares se derriten, dejando sin hogar a infinidad de especies y modificando los niveles del mar. El calor fue excesivo para quienes no pudieron resguardarse, causando muertes en Japón e India. Los frutos y productos agrícolas disminuirán drásticamente ya que no tendrán las condiciones para florecer, lo cual puede causar en un futuro no muy lejano una crisis alimentaria. Los gobiernos están preocupados y han establecido acuerdos intentando frenar el cambio climático pero no han sido suficientes y uno de los países que mayores afecciones causa es Estados Unidos, quien decidió abandonar los acuerdos que los comprometen a generar acciones preventivas y que ayuden a una menor emisión de contaminantes.

Hay acciones industriales que requieren soluciones sociales y gubernamentales, que no pueden ser resueltas desde la individualidad, pero también hay hábitos de cada persona que sumados pueden tener repercusiones positivas y son muy sencillas. Por ejemplo, el consumo de carnes rojas incrementa el metano en el ambiente, por lo que sustituir la carne por otros alimentos es una gran contribución de los veganos y vegetarianos, para quien no puede dejar estos productos, disminuir su consumo también es una ganancia. Suena lógico e innecesario mencionar lo siguiente, pero caminar y usar el transporte público es uno de los mayores aportes que todos podríamos hacer y poco tomamos en cuenta.

Ser más responsables de nuestro consumo sería lo ideal, infinidad de alimentos son desperdiciados en el mundo y ni hablemos de los desechos que generamos por falta de responsabilidad en nuestras compras, si comenzamos a ser un poco minimalistas en la adquisición de bienes también haremos una gran contribución, no sólo al planeta sino también a nuestros bolsillos. Seamos partícipes de un cambio que nos permita existir más tiempo como especies, de una calidad de vida adecuada para todos, salvar al planeta es nuestra responsabilidad.