Morena pierde fuerza en Veracruz, el efecto AMLO disminuye

154
  • Si hoy fueran las elecciones, Morena pierde Xalapa, también
  • Cuitláhuac, con cualquier encuestadora, entre los 10 gobernadores peor calificados del país

 

Marco Antonio Aguirre Rodríguez

 

Algo que cada vez es más evidente, es que cada día se desdibuja más el efecto AMLO, el mismo que permitió a Morena ganar la gran mayoría de las elecciones en 2018.

Una encuestas recién difundida, elaborada por “Información y Análisis” que contempla los 300 distritos electorales del país, muestra como las intenciones de voto hacia Morena, en Veracruz, están  disminuyendo, mientras que el PAN y el PRI, sobre todo, recuperan terreno, poco a poco.

Con el efecto AMLO, Morena se llevó en 2018, en Veracruz, 17 de las 20 diputaciones federales de mayoría en juego.

Arrasó, pues, con el tablero.

Y lo hizo con candidatos desconocidos, carentes del menor perfil político, que además han demostrado en la Cámara de Diputados federal que nada tienen que hacer en una curul, porque ni idea tienen de lo que es el trabajo legislativo, mientras que otros ya demostraron con amplitud que lo único que les interesa son los negocios que puedan hacer desde el poder político.

Pero ahora, a poco menos de un año de la elección de 2021, cuando el desencanto comienza a hacerse evidente, el panorama electoral está ya cambiando.

La encuesta muestra como si hoy fueran las elecciones, así, sin candidatos, el PAN se llevaría 7 diputados federales, mientras que Morena disminuiría a 13.

En 2018 el PAN se llevó 3 diputaciones: Pánuco, Tantoyuca y el distrito 12 de Veracruz.

La proyección marca que hoy serían 7 los distritos que ganaría el PAN: Los 3 que mantuvo en 2018, más el 4 de Veracruz, el 8 de Xalapa, Coatepec y Huatusco.

Pánuco está bajo el control de los García Guzmán, que además de la diputación federal tienen la diputación local y la presidencia municipal.

Los García Guzmán tienen una larga tradición de oportunismo político, tanto que estuvieron con Javier Duarte, luego se le metieron a Miguel Ángel Yunes y luego se declaran “independientes”.

Ahora, el menor de ellos, Rodrigo García Escalante, en el colmo de la desfachatez, se atrevió a proponer en la Cámara de Diputados local que se regule el nepotismo, cuando toda su familia está metida en la política y tienen esa fama de chapulines. Su caso, en lo particular, se significa porque ahora es “diputado independiente”, cuando llegó a la Legislatura por el PAN, de la mano de Miguel Ángel Yunes.

Tantoyuca es otro feudo familiar, en poder de Joaquín Guzmán Avilés, actual dirigente estatal del PAN, quien puso a su hermano Jesús como diputado federal, y a su hermana como diputada plurinominal.

El distrito 12 de Veracruz, en cambio, es parte del feudo de los Yunes azules, y ahí fue electa Mariana Dunyaska.

Ahora las tendencias muestran que el PAN puede ganar el distrito 4 de Veracruz, donde el diputado federal es Ricardo Exome, aspirante a la presidencia municipal de Veracruz, por Morena. Pero con una tendencia de éste tipo, sus posibilidades de triunfo se disminuyen. No supo, no pudo o no quiso mantener su presencia en el distrito y por eso ahora las preferencias vuelven nuevamente hacia el PAN.

Otro distrito que se puede llevar el PAN el próximo años, es el 8 de Xalapa, emblemático por ser de los baluartes de Morena en el estado, que ganó el partido en el poder en la elección pasada, llevando como candidata a la desconocida y gris Claudia Tello Espinosa, quien por su pura buena suerte, también cree que puede ser candidata a la presidencia municipal de Xalapa.

Coatepec es otro distrito que está en manos de Morena y que puede ganar ahora el PAN. La diputada es Carmen Mora García, la cual no ha tenido la menor relevancia en la Legislatura federal.

El séptimo de los distritos que se puede llevar el PAN el próximo año, es Huatusco, que también está en poder de Morena, con Eleuterio Arrieta Sánchez, quien ganó la postulación mediante el bizarro método de la tómbola y sin tener la menor capacidad política.

Ese tipo de candidatos, sin el menor perfil social, es parte de lo que puede hacer que el desencanto hacia Morena y el presidente Andrés Manuel, crezca, porque vez es mayor la evaluación que la ciudadanía hace cada vez más de quienes son los postulados.

El panorama puede cambiar todavía más para Morena, pero en contra.

El efecto AMLO se desgasta y los místicos de Morena en Veracruz no saben como detener la caída, porque siguen esperanzados en que la población les regalará otra vez, los votos.

 

CUITLÁHUAC, CON CUALQUIER ENCUESTADORA, ENTRE LOS 10 GOBERNADORES PEOR CALIFICADOS DEL PAÍS

En el gobierno del estado de Veracruz festinaron que en el #RankingMitofsky mensual de gobernadores, de septiembre, Cuitláhuac García tuvo un incremento de 2.9 puntos sobre la medición anterior, para llegar a 35.9 por ciento de aprobación.

Les parece un gran triunfo

Pero Cuitláhuac tiene un 62.6% de rechazo, lo cual significa que son más, muchos más, quienes lo reprueban que quienes lo califican bien.

Además, aún con todo y el “incremento” en la aprobación, Cuitláhuac García sigue entre los gobernadores peor calificados del país. Está en el lugar 26 de aprobación; esto es, es el séptimo gobernador peor calificado del país.

El rechazo a Cuitláhuac no sólo se nota en la encuesta de Mitofsky, si no que también se puede ver en la medición mensual que realiza Arias Consultores, “Así van los 32 gobernadores” correspondiente a septiembre de 2020, donde la aceptación para el gobernador de Veracruz apenas llega a 16.4 por ciento del total de los votantes y se ubica en el lugar 27 de aprobación, y en correspondencia es el sexto peor calificado.

Así pues, la mala imagen de Cuitláhuac García como gobernador no lo dice nada más una persona.

O una encuestadora.

Son muchas personas.

Son todas las encuestadoras.

Cuitláhuac García es el gobernador con peor imagen pública.

Y eso es parte de lo que ocasiona el descenso en las tendencias del voto a favor de Morena, en el estado.