Migraciones/ Alejandro Cossío Hernández

’23/06/2024’
’23/06/2024’

Pocas cosas creo conocer tan bien como el tema migratorio, ya que durante al menos cuatro años fui Delegado de Migración, Coordinador del Plan Sur (Primer programa de repatriación segura y primer esfuerzo conjunto de sellar nuestra frontera sur), Coordinador de grupos Beta y por algunos meses Coordinador de Delegaciones en el Instituto Nacional de Migración (INM).

Si algo aprendí es que la migración no se puede detener, y menos la humana. Y esto es así porque desde que el ser humano es tal, ha migrado por:

  • Hambre, frío, desastres naturales, etc.
  • Motivos Humanitarios; persecución política, religiosa, etc.
  • Por costumbre y presión social. Como sucede en gran número de pueblos de Michoacán y Oaxaca.

Pocas veces se migra por gusto. La mayor parte de las ocasiones se hace bajo la necesidad de lograr mejores condiciones de vida.

Para mantener condiciones de sobrevivencia, varias especies de animales migran. Esto lo hacen aves, peces, mamíferos. Son muchos tipos de seres vivos quienes lo hacen.

Recuerdo haber hablado en algunas ocasiones con el Padre Alejandro Solalinde sobre el tema y claro con el entonces presidente del Episcopado Mexicano, Don Sergio Obeso Rivera, y siempre llegue a las mismas cuatro conclusiones:

1- La migración no se puede detener, sólo se puede tratar de ordenar.

2- Hasta las religiones y sus jerarcas terminan poniendo condiciones a la migración, como lo hacen los países.

3- Todas las leyes migratorias del mundo son violatorias de los derechos fundamentales de los seres humanos.

4- México, como país, sólo le hacemos el trabajo feo y difícil a los Estados Unidos (EE. UU.), con los hipócritamente llamados hermanos centroamericanos y se reciben ayudas económicas, logísticas y hasta de personal disfrazado como agentes mexicanos, para contener la migración.

De lo que escribo soy testigo y participe de forma personal en un sinnúmero de reuniones tanto en Guatemala, Honduras y Washington D.C.

Hoy es muy delicado el tema de la caravana que se encuentra en Chiapas, no nada más por el tema humanitario, sino que va a dejar al descubierto muchos temas secretos y de Seguridad Nacional que nunca se mencionan.

La actual administración no tiene ni el tiempo ni el dinero para atender la gravedad del problema, además de ya no tener el interés, así que uno de los primeros grandes retos de la entrante administración será tomar el toro por los cuernos y decidir si va a seguir en el doble discurso que mantuvieron los gobiernos del priismo y que fue secundado por los dos gobiernos emanados del PAN… O va a decidir abrir la caja de Pandora, que representa en primer lugar reconocer que como País no tenemos soberanía para atender los flujos migratorios que pasan por nuestro país, ni el dinero, y mucho menos las condiciones sociales que nos permitan garantizar el paso seguro y digno de los migrantes que buscan cruzar el país, porque ni siquiera podemos garantizar el tránsito de nuestros connacionales por nuestro propio país!!

El gobierno entrante deberá aplicarse desde la Secretaría de Relaciones Exteriores, Gobernación y la Procuraduría General de la República, para tomar decisiones rápidas, contundentes, que van a marcar por los próximos 6 años a esta administración en al menos tres temas;

  • Gobernabilidad.
  • Relación con Estados Unidos y Centro América.
  • Derechos Humanos.

En tanto no mejoren las condiciones de vida y existan más oportunidades de desarrollo personal y social en los países y comunidades expulsoras de emigrantes, lo único que se puede hacer es tratar de organizar el fenómeno migratorio.

Cuando escribo estas líneas me encuentro en el extranjero y llevo al menos 10 días fuera de México y desconozco que cobertura se le está dando a la caravana y a los hechos acontecidos en la frontera con Guatemala, sin embargo en EE. UU. y España la cobertura es puntual y con enlaces a Chiapas cada hora, enfocando que se trata de una migración humanitaria, buscando influir para que se de la marcha y que los televidentes dirijan los apoyos a la Cruz Roja Mexicana y a las Iglesias. Los reportajes presentan sobre todo a niños con hambre y con mensajes desgarradores.

Que Dios cuide a estos miles de emigrantes y que ojalá el nuevo gobierno ponga a profesionales a atender ésta realidad desgarradora.

Alejandro Cossio Hernández
Trabaje en el INM de diciembre de 2000 a marzo 2004.