Los apodos de Cisneros

92

Es ampliamente conocido que al Secretario de Gobierno Eric Cisneros Burgos le molesta completamente los apodos que tienen sobre él, a don Eric le incomoda seriamente que le pongan motes y le gusta que lo llamen con respeto.

Sin embargo, no es la primera vez que el propio Cisneros Burgos llama, “pequeño”, “chiquito” o “estrecho” a un presidente municipal.

Primero, lo hizo con el alcalde Veracruz Puerto, Fernando Yunes Márquez, y ahora, con el edil de Orizaba, el priista Igor Rojí López, quien tuvo que acudir a la Secretaría de Gobernación en Ciudad de México, para acusar los excesos y abusos del que fueron presos sus elementos municipales y hasta la persecución política que se inició sobre este personaje, dentro de sus intenciones de convertirse en candidato a la diputación federal.

Es cierto, Eric Cisneros tiene toda la razón en señalar que la Secretaría de la Defensa Nacional tiene todas las facultades para inspeccionar el armamento de los elementos locales de Orizaba, de Seguridad Pública, hasta de la Fiscalía. Y que también es necesario que la SEDENA debe de descartar que estas mismas no hayan sido utilizadas presuntamente en la lamentable emboscada donde se les dio una cobarde y reprobable muerte a 3 policías estatales.

Sin embargo, al parecer ni Cisneros Burgos, ni en la Secretaría de Seguridad Pública se entiende de formas y fondos, y en una policía acreditada como lo es la de Orizaba, bien se pudo llegar por la vía del diálogo.

Pero no, el propio alcalde acusó qué durante la requisa oficial, nadie le informaba nada, ni mucho menos lograba contacto ni con el Secretario, ni con el Gobernador.

Orizaba es sin duda alguna una ciudad emblema en todo Veracruz, aquí difícilmente el Movimiento de Regeneración Nacional podrá sentar sus bases políticas, y no queremos ser mal pensados qué por esto mismo, el trato sea diferente al de ediles aliados, pues Rojí ciertamente será legislador, y el priista Juan Manuel Díez repetirá nuevamente como alcalde.

En fin, por lo pronto SSP ya asumió toda la seguridad del municipio, y los policías municipales entregaron sus armas a personal de SEDENA, serán 120 elementos los que patrullaran el municipio, mientras que se realizan las investigaciones y las pruebas de control y confianza.

Ojalá que todo este blindaje también se realice en gran parte del sur de Veracruz, donde los delitos de alto impacto están al orden del día.

Además, habrá que preguntarles a los ciudadanos de Orizaba si confían más en el Gobierno del Estado o su Gobierno Municipal.

Aquí estará el detalle…

@IvanKalderon

[email protected]