Loco por el tiempo

198
’03/12/2022’
’03/12/2022’
’03/12/2022’

Nos complicamos la vida porque queremos; quizás porque nos encanta el sufrimiento, aunque creo que hay excepciones, como todo y en todo, si no el mundo no seguiría su curso. Tan así es que me dan risa las ocurrencias de muchas personas, sobre todo de políticos y autoridades. Pero no me meteré donde no me llaman, porque la situación está color de hormiga –no sé realmente de qué color-, así que mejor vayamos diciendo que, como creo que lo saben, el Secretario de Salud (SSA), Jorge Alcocer Varela, expresó que “lo recomendable es volver al horario estándar que es cuando la hora del reloj solar coincide con la hora del reloj social, el reloj del Dios”. Lo dijo por el dichoso cambio de horario que, a mí por lo menos, me trae loco.

-¿Qué hace un loco golpeando un reloj?

-Está matando el tiempo.

¿Ven que la vida es tan sencilla? Sin afán de molestar, Santa Teresa de Jesús mencionó alguna vez: “Es para mí una alegría oír sonar el reloj: veo transcurrida una hora de mi vida y me creo un poco más cerca de Dios”. ¿Será por eso lo de regresar al reloj de Dios? ¿Dios tenía reloj? ¿O era su reloj biológico? Tal vez, porque como escribió Milan Kundera: “Una de dos: o el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios y entonces Dios tiene tripas, o Dios no tiene tripas y entonces el hombre no se le parece”.

Me quedo con Marcel Proust cuando señaló que los días pueden ser iguales para un reloj, pero no para un hombre. Y en lo que son peras o manzanas, espero la eliminación del cambio de horario, pa’ ver si así cambia nuestra suerte, ¿o no? Hablando de manzanas, recuerdo el siguiente chistecito:

-Buenas, llamamos por una encuesta. ¿Su nombre?

-Adán.

-¿Y el de su mujer?

-Eva.

-Increíble, ¿la serpiente vive aquí también?

-Sí, un momento. ¡SUEGRAA!, la buscan…

Toda proporción guardada y con total respeto, suegritas. Viene al caso lo de las dichosas encuestas que de tiempo en tiempo se ponen de moda, como las consultas populares, las estadísticas y etc. y ya que andamos por aquí, según la “Encuesta Contra la Corrupción en el Sector Privado”, realizada recientemente por la Coparmex, cuatro de cada diez empresas socias del organismo, han sido víctimas de la corrupción en el último año. Ahí nomás.

El presidente de la Coparmex, José Medina Mora, reveló que a los empresarios encuestados se les preguntó sobre el monto promedio de la corrupción, donde el 54 por ciento prefirió no contestar por temas de seguridad, y otros mencionaron que pagan hasta 300 mil pesos.

Medina Mora agregó: “Cuál es la causa directamente por qué la gente no está denunciando. Entre los motivos que encontramos y el más frecuente es que la gente considera o percibe que las denuncias de corrupción no tienen ningún resultado final, no se castiga la corrupción y el segundo fenómeno, es el miedo a las represalias, 23 por ciento de los encuestados contestaron que no denunciaron por miedo a las represalias”. Ahí nada, pescadito.

Los días y los temas

 

Bueno, dicen que Pepito, no creyendo en todas las encuestas que se hacen, decidió efectuar él mismo una encuesta nacional y como resultado obtuvo una total mayoría, el 100%, dando a su propia madre como la próxima Presidenta del país.

Los medios de comunicación, sorprendidos, le preguntaron a Pepito:

-¿Cómo realizó Usted la encuesta?

-Muy fácil, contestó, y de una manera muy efectiva, de gran credibilidad pues yo mismo formulé las preguntas. En las grandes ciudades, tomé el directorio telefónico y llamé entre la 1:00 y las 3:00 de la mañana, con la seguridad de encontrar durante esas horas a la gente en sus casas, y al que me contestara le formulé la siguiente pregunta:

-“¿Usted quien cree que será el próximo Presidente del país?”

Todos me contestaron sin vacilar:

-“¡TU MADRE, hijueputa!”

De cinismo y anexas

No se me amarguen. Igual tendremos, tarde o temprano que votar, digan lo que digan las estadísticas, las encuestas y demás. Por lo pronto, les dejo lo siguiente.

         *La probabilidad de tener un accidente de tráfico aumenta con el tiempo que pases en la calle. Por tanto, cuanto más rápido circules, menor es la probabilidad de que tengas un accidente.

         *El 33 % de los accidentes mortales involucran a alguien que ha bebido. Por lo tanto, el 67 % restante ha sido causado por alguien que no había bebido. A la vista de esto, está claro que la forma más segura de conducir es ir borracho y a toda velocidad.

*El 20 por ciento de las personas muere a causa del tabaco. Por lo tanto, el 80 por ciento de las personas muere por no fumar. Así que queda demostrado que no fumar es peor que fumar.

         Unos días de vacaciones no me caerán mal, si no me cae antes el Covid o la viruela del mono o la estupidez humana –“estupidez” sale sobrando-. Ahí se ven.