La teoría del colibrí

Leyendo un día a Emmanuel Carrère, referente de las letras francesas (un tiempo también periodista), en su libro Calais di con la teoría del colibrí de Pierre Rabhi, pensador y militante de la agroecología.

 

Transcribo a Carrère: “Se declara un incendio en el bosque; todos los animales emprenden la fuga, pero el colibrí vuela solo hasta el río, llena de agua el pico minúsculo y se vuelve a marchar a aletadas rápidas para verter el contenido sobre el fuego. Se pasa todo el día yendo y viniendo, y cuando un hipopótamo le hace ver que es irrisorio echar unas gotitas de agua sobre las llamaradas, el colibrí responde: ‘Quizá, pero yo hago mi parte’”.

 

Esto lo recordé el sábado anterior cuando leí un post de Héctor Yunes Landa en su cuenta de X (antes Twitter), luego de que asistió a la toma de protesta de los comités municipales del PRI.

 

“La unidad es resultado de la inclusión, la responsabilidad partidaria y de honrar nuestra palabra. Honraré la mía trabajando todos los días, como miles de veracruzanos, para que Pepe Yunes sea nuestro gobernador. Agradezco las palabras de @Pepe_Yunes y @alitomorenoc”.

 

A eso se reduce y se circunscribe todo: si los Yunes Linares-Márquez, si los Amadeo, si los Jorge Uscanga, si los Guzmán Avilés, si los Carlos Vasconcelos Guevara, si los Vásquez-Parissi, si los Condado Escamilla, si los García Guzmán-Escalante, si los Buganza, si los Gándara, si los Buenos Torio, si los Zepahua, si los Cambranis, si los Morgado, si los Paco Garrido, si todos y cada uno de la oposición hace su parte pueden apagar la llamarada guinda e imponerse. Y claro, si los ciudadanos también hacen lo suyo.

 

Virtud la de José Manuel del Río: ser agradecido

 

El sábado, en el transcurso de una comida de José Manuel del Río Virgen con un grupo de columnistas en Xalapa, presentó un video para recordar que hacía exactamente dos años Jorge Álvarez Máynez, “junto con compañeras y compañeros que luchamos por la misma causa” se habían volcado en las calles de la Ciudad de México para protestar por su detención y para exigir su libertad.

 

El secretario técnico de la Junta de Coordinación Política del Senado promueve ahora la candidatura presidencial de su compañero de partido (MC) donde quiera que se para, lo que habla bien de él, pues una de las grandes virtudes de todo ser humano es el de la gratitud, como no olvidar nunca a quien lo ayudó.

 

Su encarcelamiento en forma totalmente arbitraria por parte del gobierno de Cuitláhuac García fue el toque de piedra para que Del Río emprendiera una lucha legal y de justicia para tratar de liberar a todos los presos políticos y en general a quienes están en la cárcel siendo inocentes, así como como pugnar porque todo detenido viva en condiciones humanas en su lugar de confinamiento, así sea temporal, como en el llamado Penalito del puerto de Veracruz.

 

Un detalle del que poco se supo o se comentó fue que ante denuncias de las condiciones en las que estaba encarcelado, la presidenta estatal de Derechos Humanos, Namiko Matzumoto Benítez, fue a Pacho Viejo para verificar si era cierto, como así fue, y recomendó que lo sacaran del infierno dentro del infierno en que lo tenían.

 

Alguna vez, durante una plática, José Manuel casi al borde del llanto me confesó que un poco más en prisión lo hubiera hecho perder la razón y que tuvieron que pasar seis meses luego de que obtuvo su libertad para que empezara a superar el daño psicológico y empezara a volver a retomar su vida normal; que no recordaba nada de lo que había declarado ni de sus fotos saliendo del reclusorio.

 

Eso me explica porque ahora cuando lo he visto, he notado cómo toma la vida con mucha alegría, la vive, la disfruta con mucha intensidad, no obstante que el gobierno todavía lo vigila y lo persigue a donde quiera que va, para lo cual ya se ha dado maña cómo perderlos.

 

Morena arranca su plenaria

 

Al arrancar este martes la plenaria del segundo periodo del tercer año legislativo del Grupo Parlamentario de Morena, empezaremos a conocer detalles de las propuestas de reformas a la Constitución que propondrá el presidente López Obrador.

 

La bienvenida e inauguración la darán y la harán Claudia Sheinbaum y Mario Delgado, respectivamente, y lo más interesante será el tema Propuesta de Reformas a 200 Años de la Constitución de 1824, a cargo de la secretaria de Gobernación Luisa María Alcalde Luján.

 

En el transcurso del día el director del IMSS Zoe Robledo hablará sobre el Futuro del Sistema de Salud; Arturo Zaldívar sobre Justicia, Democracia y Soberanía Popular; y Ariadna Montiel sobre Bienestar y Justicia Social. El miércoles Marta Baruch hablará sobre Reformas Laborales del Humanismo Mexicano y Jaime Castañeda sobre Reforma Electoral y Voto Popular.

 

Será la antesala de una gran batalla con la oposición que ya le echó abajo a AMLO sus anteriores grandes reformas constitucionales: la Reforma Eléctrica, la Reforma Electoral y el paso de la Guardia Nacional al Ejército, lo que se interpretó como la militarización de la policía.

 

El retiro de uno de los grandes veracruzanos (xalapeño)

 

En 1992 con mi compañero fotógrafo Noé Valdés (QEPD), viajamos a Sevilla como parte de una delegación veracruzana representada por un grupo artístico de la Universidad Veracruzana que asistió a la Exposición Universal, popularmente conocida como Expo ¢92 o la Expo. La encabezaba el entonces rector Rafael Hernández Villalpando.

 

En esa bella e histórica ciudad española Noé y yo tuvimos el privilegio de compartir hotel y habitación con un veracruzano distinguido desde entonces, el caricaturista xalapeño Helio Flores.

 

A la hora del descanso, en las noches, Helio hacía recuerdos de su paso por el Diario de Xalapa, donde se inició, cuando el director era Rubén Pabello Acosta y el subdirector el siempre bien recordado Froylán Flores Cancela. De ahí partió hacia la Ciudad de México para convertirse en uno de los grandes caricaturistas de México, para poner en alto el nombre de Veracruz, como en su tiempo lo hizo Ernesto García Cabral, el famoso Chango Cabral, huatusqueño, calificado en Wikipedia como una leyenda de la gráfica del siglo XX.

 

Como se lo merecía, en 2008 fue galardonado con el Doctorado Honoris Causa por la Universidad Veracruzana, su casa en la que estudió la licenciatura en Arquitectura, profesión que abandonó enseguida para dedicarse a la caricatura política. Además de que ganó cuatro veces el Premio Nacional de Periodismo en caricatura, obtuvo galardones en Canadá, Turquía, Grecia, Bulgaria, Cuba y Yugoslavia. Su obra está inmortalizada en el libro Helioflores. 50 años de cartones, crítica y humor que le publicó la UV.

 

El laureado caricaturista anunció que a partir de ayer, luego de 52 años en ese medio (más de 60 en la profesión), dejará de publicar sus obras en El Universal. “He tomado la difícil decisión de retirarme debido a que las condiciones físicas propias de mi edad han menguado mis capacidades para hacer mi trabajo con la calidad que ustedes se merecen”.

 

Si lo aceptara Helio, el ayuntamiento de Xalapa, con dos personajes sensibles a las manifestaciones artísticas y culturales, Ricardo Ahued y Karla M. Rocher, debieran rendirle el homenaje que se merece como un verdadero xalapeño ilustre.

 

No puedo más que enviarle un fuerte abrazo y expresarle mi solidaridad. A los de nuestra generación, que todavía sobrevivimos, cada vez más se acerca la hora del retiro por las consecuencias propias de la edad (apenas la semana que pasó una infección me tiró varios días e hizo que por primera vez me retirara de la computadora y ni me acordara del celular, lo peor, que ni pudiera leer. Ya medio repuesto. aquí seguiré mientras pueda y Dios y mi salud lo permitan).