La presunta paridad de género en Morena

’23/06/2024’
’23/06/2024’

En Morena, para el caso de Veracruz, dizque van a privilegiar la paridad de género y por eso buscan que sea mujer su candidata a la gubernatura.

 

Puro cuento, como ese de que su proceso interno es democrático y la “mayoría” va a decidir en encuestas.

 

Para hacerle a la faramalla, de presuntamente 24 aspirantes que se inscribieron (no hubo ni hay forma de corroborarlo) al final quedaron cuatro mujeres y cuatro hombres.

 

Hasta ahí, el jueves, se veían parejas las nóminas del género femenino y del masculino. Pero el viernes se cayó el teatro: quedaron solo dos mujeres y cuatro hombres. ¿Ton’s?

 

Rocío Nahle, Claudia Tello (su paje), Mónica Robles y Citlalli Navarro eran un cuarteto, y Eric Cisneros, Manuel Huerta, Zenyazen Escobar y Sergio Gutiérrez, el otro.

 

Al final cepillaron a Mónica y a Citlalli, ambas auténticas veracruzanas, con sólidas trayectorias académicas y políticas, además agraciadas con buena imagen, que no necesitan de Fotoshop para verse bien, presentables.

 

¿Qué pasó? ¿Por qué en todo caso no quedaron solo dos hombres y dos mujeres? Son o no son.

 

La versión que dio al columnista un alto funcionario del gobierno morenista es que la zacatecana Rocío Nahle pidió que eliminaran a Robles y a Navarro.

 

¡¿Cómo?! ¿Por qué?, pregunté. Me respondieron que porque le hacían mucha sombra, mucho contrapeso y creía y temía que le podrían restar muchos votos porque ellas sí son veracruzanas.

 

Con otra más, me dijeron: el gobernador Cuitláhuac García Jiménez les dejó abierta la puerta a Eric y a Zenyazen para que regresen a sus cargos si no quedan (lo que confirmó ayer el “exsecretario de Educación” en un recorrido que realizó por una colonia de Xalapa)

 

Me agregaron: porque él tiene ya la respuesta y sabe que no van a quedar; en realidad, el papel de Cisneros y Escobar es tratar de bloquear a Manuel Huerta y a Sergio Gutiérrez para favorecer a Rocío Nahle.

 

Esto último lo confirmó también ayer Zenyazen al declarar que “respetando el tema de género vamos a apoyar a Rocío Nahle, además de que una imagen que se hizo llegar al columnista muestra que carga bajo el brazo propaganda de Nahle, que se supone que anda repartiendo.

 

Por lo que escuché, la verdadera oposición la representa Manuel Huerta. Ni siquiera en la oposición hay un opositor como él. Lo consideran hábil y no dudan que podría dar “una buena” sorpresa.

 

Y es que adentro mismo no quieren a Nahle, pero también dicen que no soportarían seis años más a Cisneros, y menos con más poder. Recuerdan que en algunas encuestas aparece como el más odiado. En última instancia, me dijeron que una cantidad considerable optaría por Manuel Huerta.

 

Por otra parte, adentro mismo del gobierno critican que no cuidan los detalles, como ese de que como encargado de la secretaría de Gobierno quedó ¡un tabasqueño!, Carlos Juárez Gil, quien en su cuenta de Twitter se presenta como “tabasqueño de corazón” (al menos este no niega la cruz de su parroquia).

 

Lo cierto es que el viernes en la noche con eso de los “cambios” hubo un ruiderío mediático y en las redes, y yo me preguntaba por qué: ¿es que algo cambió y ahora el gobierno es mejor?

 

Pero, además, Cuitláhuac García fue muy claro: nombró a Juárez Gil en la Secretaría de Gobierno y a Víctor Emmanuel Vargas Barrientos en la SEV como “encargados de despacho”, este último era coordinador de Delegaciones Regionales y es hombre de confianza de Zenyazen.

 

Una pregunta que se antoja es: ¿por qué Cuitláhuac no dejó como encargado al subsecretario de Educación Media Superior y Superior, Jorge Miguel Uscanga Villalba?

 

¿Por qué, ellos que hablan tanto de paridad de género, no dejó al menos por 15 días a la oficial mayor de la SEV, Ariadna Selene Aguilar Amaya?

 

En realidad Zenyazen mantiene el control de la SEV y Jorge Miguel o Ariadna no hubieran podido hacer mayor cosa, pero al menos les hubiera servido para enriquecer su curriculum.

 

El caso es que para dentro de un mes, cuando Cuitláhuac rinda su quinto y penúltimo informe de gobierno, ya habrá candidata o candidato a sustituirlo. ¿Le interesará a alguien lo que diga? Tal vez lo único que haga ruido es que no le va a dar a la Universidad Veracruzana los 9 mil y pico de millones de pesos que le pide el rector Martín Aguilar, según me ha confirmado ya una fuente de Finanzas.

 

Y Citlalli pide que se rectifique y se le incluya

 

Por otra parte, el sábado, Citlalli Navarro convocó a conferencia de prensa en el puerto de Veracruz para pedir a la Comisión Nacional de Elecciones de Morena que rectifique la lista final de participantes, de la que se le excluyó.

 

Dijo que “inexplicable e injustificadamente”, el dirigente nacional Mario Delgado anunció que quedaba excluida de participar en la medición final.

 

Recordó que el presidente López Obrador afirma que “el pueblo pone y el pueblo quita” y que ha puesto el ejemplo de que se debe respetar la paridad en todo y que se ha priorizado que “es tiempo de mujeres”.

 

Expresó que “invisibilizar” a quienes quedaron en segundo y tercer lugar podría verse como violencia política de género.

 

Recordó que Veracruz define una elección presidencial por el tamaño de su padrón electoral y recordó que Sheinbaum ha dicho que “solos no nos alcanza”, por lo que “no es momento para excusiones injustificadas”, esto en clara alusión a que ella representa al PT y sus votos suman y cuentan.

 

No tiene lógica, excluyeron a la 2 y a la 3 y dejaron solo a la 4

 

De que todo es una farsa y de que tiene visos de ser cierto que Rocío Nahle pidió excluir a Mónica Robles y a Citlalli Navarro habla el hecho de que resulta inexplicable que las excluyeron aun cuando quedaron en segundo y tercer lugar, respectivamente, en la encuesta de “reconocimiento”, y en cambio dejaron a la que quedó en cuarto lugar Claudia Tello.

 

En su conferencia de prensa, Citlalli dijo que Nahle obtuvo 45.2 por ciento, Mónica 16.7 por ciento, ella 14.7 por ciento y Claudia 12.4 por ciento.

 

Ante las cifras oficiales que se manejaron, si las excluidas impugnan ante la Comisión Nacional de Honor (?) y Justicia, no cabe duda que tendrán que darles la razón e incluirlas, pues no tiene lógica lo que les hicieron.

 

Por otra parte, por la información que reveló, quedó claro que el jueves, en las imágenes que difundieron de los ocho finalistas, no solo borraron el nombre de Sergio Gutiérrez a propósito, aunque se dijo que quedaba incluido, pero tampoco se mencionaba qué porcentaje había obtenido, lo que hizo pensar que muy poco o cero y que entraba por presión de Adán Augusto López.

 

Sin embargo, Citlalli mencionó que Eric Cisneros obtuvo 51.2 por ciento, Manuel Huerta 41.8 por ciento, Zenyazen Escobar 29.3 por ciento y Sergio Gutiérrez 25.8 por ciento, porcentaje nada desdeñable si se toma en cuenta que ni él ni Manuel tienen el apoyo del gobierno de Cuitláhuac.

 

Manuel Huerta se solidariza con Mónica Robles y Citlalli Navarro

 

Ayer, Manuel Huerta se solidarizó con Mónica Robles y con Citlalli Navarro. Consideró “una gran injusticia” que se les haya excluido. Expresó que Morena les debe incluir en la encuesta, “porque no es justo que las que tenían más apoyo de la gente las dejan fuera y quien iba en último lugar la meten, eso es una injusticia”.

 

Negó que ya esté definido que una mujer será la candidata, porque eso lo decidirá “el pueblo” en la encuesta.

 

De nuevo, aunque en forma indirecta, arremetió contra el grupo del gobernador Cuitláhuac García. En clara alusión a Rocío Nahle, Eric Cisneros y Zenyazen Escobar, dijo que era “lamentable que el presidente tenga que corretearlos para que renuncien”.

 

Comentó que “al interior del Movimiento hay que corregir varios problemas y sobre todo retomar el espíritu de los ideales, pues se perdió el trabajo con la gente y se pretende gobernar desde el palacio alejándose de la ciudadanía”.

Subrayó que por ello busca Coordinar los Trabajos de Defensa de la Cuarta Transformación para acabar con prácticas que están afectando severamente al proyecto de Nación alejándose del pueblo y retomando viejas prácticas del pasado.

“Hoy en este proceso interior solo hay de dos sopas: Manuel Huerta, que es el que va con el pueblo, el que combate la corrupción, el que busca terminar con los privilegios de los de arriba, el que acelera la atención y solución a los problemas del pueblo y del otro lado están todos juntos, con falda o pantalón son lo mismo, quienes representan el abandono del pueblo”. Se pronunció contra el rumbo que le han dado al estado.