La familia Cazarín, con licencia para atracar. Desde la JUCOPO les dan credencial, ellos consiguen las armas, la droga y los lanzan a las calles a atracar

La familia Cazarín, con licencia para atracar. Desde la JUCOPO les dan credencial, ellos consiguen las armas, la droga y los lanzan a las calles a atracar

Desde diciembre de 2022 el periodista Marco Antonio Aguirre reportaba: «Este 26 de diciembre comenzó a circular la mención de que a petición del presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Veracruz, Juan Javier Gómez Cazarín, diversos medios del estado, sobre todo de la zona sur, “bajaron” de sus portales electrónicos y redes sociales, la nota de la detención de Juan Carlos Rodríguez Nieves, quien fue capturado por la  Secretaría de Seguridad Pública junto con tres personas más acusados de ser parte de un grupo de la delincuencia organizada». El tipo, señala el periodista, «era el director de Informática del ayuntamiento de Hueyapan de Ocampo, nombramiento que recibió directamente de manos del alcalde Juan Gómez Martínez, ‘El Yona’, padre de Juan Javier Gómez Cazarín». Pues este mismo sujeto, Juan Javier Gómez Cazarín, desde el Congreso del estado, otorga credenciales del Poder Legislativo a sus parientes para que, como Juan Carlos Rodríguez Nieves, salgan a delinquir. La información señala que el domingo por la tarde fue detenido, Juan Pablo Cazarín Nieves —primo del diputado Juan Javier Gómez Cazarín— en el municipio de Juan Díaz Covarrubias. Los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública le encontraron armas, cartuchos útiles y droga. Pero lo que llama la atención es que al tipo le encontraron una credencial de la LXVI Legislatura del Estado, en la que su primo el diputado Juan Javier Gómez Cazarín es el presidente de la Junta de Coordinación Política, quien controla administrativamente la estructura del Congreso local.

Guerrero a merced de los pactos electorales con el crimen organizado. Los cárteles pusieron alcaldes y hasta la gobernadora

Lo que se vive en el estado de Guerrero es algo inédito en el país. Al parecer en muchos estados del país, el crimen organizado aportó dinero y terror para que muchos alcaldes fueran electos. Sin embargo, en Guerrero se les pasó la mano. La situación que se vive en el estado gobernado por Evelyn Salgado, hija de Félix Salgado Macedonio, es verdaderamente grave. En muchos municipios quien manda es el crimen organizado. Los cárteles hasta han organizado multitudinarias manifestaciones y han puesto en jaque a la capital del estado, Chilpancingo. Al respecto, Abel Barrero, director del Centro de Defensa de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan, declaró: “Estamos jugando con fuego, poniendo en riesgo la estabilidad política, que está sostenida con alfileres. El grave problema es que las campañas están financiadas por los grupos del crimen. Ese es el problema. El dinero de la delincuencia se ha metido en las campañas. Al meterse a las campañas automáticamente ya estás pactando, poniendo en bandeja de plata al ayuntamiento y los cargos públicos, y en ese momento la autoridad o el presidente municipal que está como candidato queda supeditado, cooptado. Hay pactos diabólicos, pactos siniestros que ponen en riesgo la tranquilidad, la convivencia entre los ciudadanos”. Los cárteles pusieron dinero y ahora lo están cobrando con intereses. El ejemplo más claro de esto fue la reunión de la alcaldesa de Chilpancingo con el líder de Los Ardillos. Ah, pero el presidente López Obrador dice que no vivimos en un narcoestado. ¡Cómo no!

Asalto de transportistas en cumbres de Maltrata. Nada nuevo. Esa carretera parece estar “concesionada” al crimen organizado por el gobierno de Veracruz

¿Le asombra a usted enterarse que en la carretera de Orizaba-Puebla hay asalto a los conductores? A las autoridades de Veracruz no les asombra, pues constantemente se reciben reportes de asalto en esas carreteras. De hecho, hace 3 meses el periódico El Universal reportaba lo siguiente: «El domingo 23 de abril se difundió el video de un asalto masivo de un grupo armado a conductores que circulaban en la carretera Puebla-Orizaba a la altura de la comunidad Guadalupe Potreros». Un mes después, en mayo de 2023 El Universal volvía a reportar: «En redes sociales se han viralizado las fuertes imágenes de un asalto a un tráiler, en la autopista Puebla – Orizaba, casi llegando a la caseta de la caseta de Esperanza. Un video publicado por la usuaria de TikTok ‘@valeryyy_’ muestra cómo tres sujetos fuertemente armados, detienen al conductor de un camión de carga y lo bajan violentamente del transporte, para después quitarle sus pertenencias». En los mismos términos medios informativos reportan que el «lunes 24 de julio, cientos de automovilistas permanecieron detenidos en la autopista Puebla-Orizaba, a la altura de Cumbres de Maltrata, debido a un presunto asalto masivo con armas largas». Y las autoridades siguen sin hacer nada. Es como si esa carretera estuviera concesionada al crimen organizado, como si el gobierno de Cuitláhuac García les otorgara el permiso para asaltar.

Armando Ortiz                                    Twitter: @aortiz52                             @lbajopalabra