La escandalosa impunidad de Jorge M. Uscanga

Gracias a que te asomas de manera cotidiana a mis columnas lector (lo que agradezco infinitamente), éstas generan reacciones. Unas positivas o negativas; otras a favor o en contra del personaje que sale a relucir en ellas. Pero pocas veces en este año las reacciones han sido tan unánimes como cuando hablé de las presuntas tropelías (hasta el momento no desmentidas), de Jorge Miguel Uscanga Villalba, subsecretario de Educación Media Superior y Superior de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV).  Y la unanimidad estriba en que todos hablan pestes del funcionario.

En lo personal ya no quería tocar el tema porque a leguas se ve que el subsecretario está bien protegido desde arriba. Y de tan alto le viene la protección que le permite seguir haciendo sus pillerías.

Pero a propósito de mi columna “Una gigantesca yunta de bueyes” donde comento el informe de la OCDE sobre la baja calidad educativa en el país, un lector me escribió una misiva donde toca el tema y habla de Uscanga Villalba.

Estas son las partes sustantivas de su misiva.

“¿Cómo no va a bajar la calidad educativa si existen funcionarios en el gobierno de Cuitláhuac García, como Jorge Miguel Uscanga Villalba, que se dedica a lucrar y a ‘hacer política’ con el presupuesto destinado a la educación de nuestros jóvenes?

“Y no sólo él; sus hermanos Alejandro y Alberto Uscanga Villalba tienen sueldos abultados en la SEV. También su padre Alberto Uscanga Escobar, quien fue de todo en los gobiernos del PRI, partido del que nunca ha salido, y que recibe una jugosa pensión del 122 mil 759 pesos mensuales, lo que es un agravio para los veracruzanos”.

Quien escribe la misiva se pregunta: “¿A qué juegan los Uscanga? ¿A succionar los recursos públicos de la SEV y apostar por un candidato o candidata ganadores? Sabemos que Jorge Miguel se acercó al equipo de Rocío Nahle para venderle su “experiencia en operación política”, pero fue parado en seco por Juan Javier Gómez Cazarín, quien demostró a los Uscanga que el control político y social de la zona de los Tuxtlas, actualmente lo tiene él.

“Pero ahí está toda la familia de Jorge Miguel, mamando del presupuesto, operando por aquí y por allá sin que nadie diga nada. Es obvio que lo que buscan es seguir pegados a la ubre presupuestal siguiendo la máxima del político tuxpeño César “El Tlacuache” Garizurieta, que hace 80 años dijo: ‘Vivir fuera del presupuesto es vivir en el error’. Y ese es un ‘error’ que ellos no quieren cometer.

“Veracruz es uno de los estados que más le aporta a la educación. Sin embargo, los recursos nunca alcanzan y los funcionarios que ocupan cargos en este sector terminan siempre millonarios. Y la familia Uscanga no está siendo la excepción”.

Más adelante, el lector intercala en su texto unos párrafos de mi columna Una gigantesca yunta de bueyes. “Bien lo dijo usted en su columna: ‘¿Qué se necesita para que México deje de ser una vergüenza en educación? La solución es sencilla, pero es casi imposible su aplicación.

“El día en que la tajada de león que se llevan (los líderes magisteriales) se invierta en capacitar a los docentes y en mejores programas de estudio para los alumnos, México dejará de tener una escolaridad promedio de tercer año de primaria. Pero para que esta bonita utopía se haga realidad, habrá que refundar (en lugar de transformar) a este bendito país. Mientras esto no suceda no sólo nuestros jóvenes sino todos, seguiremos siendo una gigantesca yunta de bueyes”.

Hasta ahí los párrafos de mi columna. El autor de la misiva remata así su texto:

“Gente como Jorge Miguel Uscanga Villalba y su familia son un lastre para la transformación de Veracruz. Pero como sabe que el agua le está llegando al cogote quiere brincar a la alcaldía de Xalapa. A los cuatro vientos cuenta que él será el próximo alcalde de Xalapa. ¿Se imaginan a un pillo de este nivel como alcalde de la capital del estado luego del gran trabajo que está haciendo Ricardo Ahued Bardahuil?

“No hay duda de que a toda costa quiere mantenerse en el poder, pero ya es hora de que alguien dé un manotazo sobre la mesa. Uscanga Villalba intentó comerse al exsecretario de la SEV Zenyazen Escobar y pretende manipular al actual titular de esa dependencia, Víctor Emmanuel Vargas Barrientos y a la Oficial Mayor, Ariadna Aguilar Amaya. Señor gobernador, el mal lo tiene en casa y usted es el responsable. Usted es quien tiene que velar por los interese de los veracruzanos y sacudirse a pillos de esta calaña”.

Hasta ahí la misiva para que seas tu el que juzgue lector.  Si en entregas anteriores di a conocer presuntos hechos de corrupción de Jorge Miguel Uscanga, el autor de la misiva que acabas de leer aporta una visión política de este personaje que al parecer salió de las cañerías de la 4T.

Una cosa es cierta; Jorge Miguel es un sujeto señalado por muchos, pero protegido por un grupúsculo de poderosos, que le han extendido una patente de impunidad que ya es escandalosa.

[email protected]