IVAI: “Transparencia como herramienta para abonar a la corrupción”, según Naldy Patricia Rodríguez Lagunes

’19/06/2024’
’19/06/2024’

Entre lo utópico y lo verdadero

Por Claudia Guerrero Martínez

15 de junio del 2023

 

IVAI: “Transparencia como herramienta para abonar a la corrupción”, según Naldy Patricia Rodríguez Lagunes

*** La despedida de la expresidenta del IVAI fue desastrosa y mostró su verdadera personalidad.

En una despedida que más bien fue una confesión de parte, la ex presidenta del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, de nombre Naldy Patricia Rodríguez Lagunes se despidió luego de tres años de lamentable gestión al frente de este organismo autónomo y se sometió al mandato del secretario de Gobierno,  Eric Cisneros Burgos, quien la envió a esa institución para que le cubriera las espaldas, muy contrario con el gobernador y entregar en charola de plata la autonomía del IVAI.

 

Con una trayectoria que se gestó en los pasillos de la Coordinación General de Comunicación Social del Estado, en manos de su exjefa, Gina Domínguez Colío, de triste memoria por pertenecer al gabinete de Javier Duarte de Ochoa, siendo el peor gobernador en la historia de Veracruz y tratando a toda costa sobrepasar el propio Cuitláhuac García Jiménez. En ese espacio laboral aprendió los principios de los golpes bajos en política, pues redactaba noticias falsas o muchas de ellas orientadas a deformar la veracidad de los hechos, además de golpear mediáticamente a los enemigos reales o imaginarios del gobernador de ese momento.

 

Sin embargo, en la vorágine del cambio de gobierno en 2018 fue reclutada por el principal restaurador del priismo disfrazado de MORENA y que ocupa la Secretaría de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos. Ahí simuló ser la titular de la Dirección de Transparencia de donde saltó al IVAI, por la conclusión de la gestión de la Mtra. Yolli García Álvarez, ahora presa política radicada en el Penal de Pacho, municipio de Coatepec, Veracruz.

 

Los logros de su gestión dan pena y risa, pues en lugar de enfocar sus esfuerzos a la promoción de la transparencia, la protección de datos personales y el orden de los archivos, dedicó su animosidad a promover el encarcelamiento de los excomisionados del IVAI, Rubén Mendoza y Arturo Mariscal, mediante denuncias sin sustento que sólo proceden, porque la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción les da entrada por instrucciones del llamado “El Bola “.

 

Naldy Rodríguez Lagunes ha contribuido a engrosar los presos políticos del gobierno en turno y todo por el capricho de esta funcionaria, pues por ambición política encarceló a los excomisionados y era la única forma de asumir la presidencia del IVAI, deseo concedido por el africano veracruzano.

 

También dedicó sus esfuerzos a conflictuarse con los actuales comisionados y son célebres sus encontronazos con la excomisionada Magda Zayas en la discusión de los proyectos de resolución de los diversos recursos interpuestos por los solicitantes de la transparencia, donde patentó una nueva fuente del derecho que denomina “el criterio de la ponencia”, esto es, ocurrencias legaloides para torcer los principios elementales del derecho positivo mexicano; además de tramitar mediante denuncias falsas la suspensión del titular del órgano interno de control, designado por el Congreso de Veracruz, pues no le gusta que le revisen las cuentan y le corrijan la plana.

 

Como prueba están la Cuenta Pública 2020 y 2021 donde es clara la falta de control interno. Cabe destacar que este acto es una clara falta respeto a la actual Legislatura, quien designó al contralor por un periodo de cinco años así como a ella, por siete años.

 

Un tema destacado de su gestión son sus muestras de misoginia y su nula sororidad: Por ejemplo, la dilatada carta de recomendación extendida a favor del exsecretario de acuerdos quien fue masivamente acusado de violencia psicológica y acoso sexual, carta firmada por el Secretario Ejecutivo del IVAI, amparando y protegiendo a la pareja de la directora de Administración. El despido de la extitular de transparencia que había participado en el concurso de oposición para ocupar la titularidad del OPLE, quedando en segundo lugar nacional, pues no tolera a mujeres capaces y brillantes que le hagan sombra.

 

También, el trato humillante al personal a través de su directora de Administración y Finanzas, que con el argumento “el que paga manda” se dedicó a maltratar al personal como deporte, al tiempo de reducir los días de vacaciones del personal; por último, el clímax de su sororidad fue la entrega de la excomisionada Yolli García Álvarez a la policía Ministerial a quien Naldy Rodríguez citó en céntrico café para que “le explicara algunas dudas” y ahí fue arrestada, entregándola a los lobos.

Así pues, el IVAI ha tenido mala suerte con esta funcionaria de la 4T, expriista, que llegó para degradar a la institución y que se expresó desde el subconsciente cuando declaró en su mensaje final de despedida acerca de la “Transparencia como herramienta para abonar a la corrupción”. Declaración que fue recogida en el ámbito nacional y se difundió por diversos medios de comunicación, como el columnista Pascal del Río causando la hilaridad de quienes ya sin sorpresa conocen sus penosos logros profesionales, pues como dice el refrán “como las hacen, las piensan y como las piensan, las hablan”.

 

Por último, así como ella ha metido a la cárcel a inocentes por sus investigaciones fabricadas y quitar de en medio a quien le estorbaba, ahora ella será investigada por la nueva administración y ya se están reuniendo enormes expedientes, en donde se comprueba que Naldy Rodríguez podrá ser la próxima inquilina en Pacho Viejo.

 

Dudas y comentarios: [email protected]

Visite: www.periodicoveraz.com y www.claudiaguerrero.mx

Twitter: @cguerreromtz