Influyentismo deja libre a homicida culposo

163

Esta vez quiero comentar que comparto con el gobernador Cuitláhuac García Jiménez la molestia –en mi caso es indignación– por la liberación que decretó ayer el juez Luis Alberto Cobos Hernández del exdiputado local Antonio García Reyes, quien la noche del domingo en visible estado de ebriedad, según un video que circuló y los testimonios que existen, atropelló y dio muerte a una niña de siete años en una colonia de la ciudad de Huatusco.

Ciertamente, se trata de un caso en el que la ley protegería a esta persona para que continúe su proceso legal en libertad, pero entonces se habría hecho a un lado la justicia, que debe valer igual para todos, esto es, que se debe castigar al homicida imprudencial (fue declarado culposo) de la misma manera en que se hace con un ciudadano común y ya ni se diga con una persona modesta.

Los hechos se ventilaron en los medios. La noche del pasado domingo, el señalado conduciendo una camioneta perdió el control, presuntamente por el estado etílico en que iba, se subió a la banqueta y atropelló y dio muerte a la menor. Vecinos intentaron lincharlo pero fue “asegurado” por policías municipales, quienes lo pusieron a disposición de la Fiscalía.

Desde el mismo momento en que los uniformados se llevaron detenido al exalcalde de Tenampa de Gorostiza, los vecinos expresaron su temor de que por ser político influyente (militó en el PRI, del que fue expulsado por, de hecho, pasarse a la diputación de Morena) lo dejaran en libertad de inmediato. No ocurrió entonces pero sí ayer, ante la protesta de los dolidos familiares.

Tan pronto como se supo de la resolución del juez, familiares y vecinos se molestaron y lanzaron piedras contra patrullas en las que se le trasladó, pero fueron dispersados. El caso parecía que iba a quedar pronto en el olvido, como muchos otros similares, pero se reactivó cuando el propio gobernador García Jiménez alzó su voz para sumarse a las protestas.

El mandatario anunció que solicitaría al Consejo de la Judicatura del Poder Judicial que investigara la actuación del juez, ya que no atendió la petición de la Fiscalía General del Estado para que dictara prisión preventiva contra el detenido. Dijo que se presumía una acción indebida del juzgador. Ofreció que seguiría dándole seguimiento al caso y que se reuniría personalmente con la presidenta del Tribunal Superior de Justicia, Isabel Romero Cruz. Cuitláhuac expresó que cumplía con su advertencia de que exhibirá al juez o jueces de los que tenga sospecha que han actuado en forma indebida.

En efecto, horas más tarde el pleno del Consejo de la Judicatura sesionó en forma extraordinaria y acordó cesar al juez, y el exdiputado quedó vinculado a proceso por el delito de homicidio culposo, pero fuera de las rejas para que pueda llevar su proceso en libertad.

El caso es una clara muestra de cómo se imparte la justicia: a quien tiene influencias políticas y poder económico se le hacen todas las consideraciones y se le dan todas las facilidades para que evada, hasta donde pueda, la acción de la justicia e incluso para que quede impune o, en última instancia, para que se le impongan penas severas que le permitan pasearse con toda libertad totalmente ajenas al dolor de sus víctimas.

En cambio, las cárceles están llenas de personas que por casos menos graves o que, por ejemplo, han hurtado frutos por necesidad o productos en tiendas para tener que comer sufren de penas que los tendrán mucho tiempo detenidas. Incluso, alguien sin influencias ni poder económico que comete un delito como el del exdiputado no sale de reclusión en solo tres días, como acaba de ocurrir.

No va a tardar en que a este señor se le vea de nuevo paseándose conduciendo su camioneta, acaso de nuevo hasta en estado de ebriedad, siendo un peligro para cualquier peatón.

Sí, la ley lo protege, pero debieran retenerlo más tiempo para sentar ejemplos que inhiban más casos iguales, para que quienes cometan ese tipo de homicidios sepan que no será cuestión de horas para que vuelvan a las andadas.

Sabiendo cómo se manejan en los juzgados, cabe pensar que la defensa del homicida, ahora culposo, ofreció un atractivo soborno al juez. Él y el exdiputado pasarán una suculenta Navidad. En cambio, nada mitiga el dolor de los familiares de la niña, quienes verán con impotencia cómo se pasea quien le quitó la vida a una inocente, que para ellos era una luz de esperanza, una futura vida útil, provechosa.

Ahora fue Marlon quien le puso el cascabel al gato

En la comparecencia de ayer del secretario de Desarrollo Social, Guillermo Fernández Sánchez, el diputado Marlon Ramírez Marín, del PRI, denunció, con pruebas que servidores públicos cobran su salario y aparte apoyos como beneficiarios del programa Estrategia Sembremos Bienestar Común.

El también dirigente estatal del tricolor dijo que identificó en el Padrón Único de Sujetos, Derecho y Administración de Información Territorial a 27 servidores, un jefe de departamento y 26 analistas de la misma Sedesol dobleteando.

Marlon entregó a Fernández Sánchez el listado de los involucrados, con pelos y señales de lo que cobran. El titular de la Sedesol se comprometió a revisar la denuncia y a darle respuesta en 48 horas.

Para eso deben servir las comparecencias. Para que los diputados actúen con responsabilidad haciendo denuncias, señalamientos con pruebas y pidiendo explicaciones, y los funcionarios para dar respuestas en forma satisfactoria. Al final y por encima de unos y otros está el manejo de los recursos públicos, que debe hacerse con todo aseo y transparencia. Los recursos son de los veracruzanos, que los pagan en forma de impuestos.

Antes, también con pruebas, la diputada Anilú Ingram Vallines hizo otra denuncia ante el secretario de Gobierno, Eric Cisneros, por casos de acoso sexual y laboral en la dependencia a su cargo. Dijo que iba a investigar, pero nada más.

Los priistas están actuando de la mejor forma, sin escándalo para atraer los reflectores y llamar la atención, en cambio con pruebas en la mano de lo que señalan.

Julen da señales de vida

En tanto en el estado se desarrollan las campañas para renovar la dirigencia de su partido (se han visto más nutridos los actos de Tito Delfín Cano), por fin se tiene información sobre el coordinador de la bancada del PAN en el Senado, Julen Rementería del Puerto.

Se sabe que el viernes tiene previsto participar en la inauguración de la Primera Reunión Plenaria Nacional de Diputados Locales del partido blanquiazul, que se llevará a cabo en el Centro de Convenciones Siglo XXI de Mérida, Yucatán. Ahí hablará sobre el tema “Agenda Parlamentaria del PAN en la Cámara de Senadores”.

El evento es organizado por Enrique Vargas del Villar, diputado local y coordinador nacional de los diputados locales del PAN, por lo que la participación del veracruzano lo ubica en un escaparate de gran proyección. Los panistas aprovecharán para avanzar en temas prioritarios de la agenda legislativa nacional y de cada estado.

El columnista sabe que por ahora Julen trabaja para fortalecer a su partido, ajeno al tema futurista del PAN en Veracruz, aunque no descarta estar en el proceso interno del que surgirá el candidato a la gubernatura, pero que él ha expresado que eso será a su debido tiempo.

De dos días será la visita de Sergio

Dos días serán los que ocupe el diputado federal Sergio Gutiérrez Luna para desarrollar diversas actividades en el estado este fin de semana.

Llegará desde viernes al puerto de Veracruz donde cumplirá una agenda que contempla reuniones con empresarios, actores políticos, dirigentes, directores de medios y militantes de su partido. El sábado estará en Isla para reunirse con productores de piña y más tarde en San Andrés Tuxtla, con tabacaleros. También en esos municipios lo recibirán militantes de Morena que lo invitaron a dialogar.

El domingo tiene contemplado pasar un día en plan familiar en San Andrés, de donde era oriundo su abuelo paterno.