Hueyapan de Ocampo: Observado por el ORFIS y la mina de oro del “Yona y “El Carón” Juan Javier Gómez Cazarín

’24/07/2024’
’24/07/2024’

Entre lo utópico y lo verdadero

Por Claudia Guerrero Martínez

13 de marzo del 2023

 

Hueyapan de Ocampo: Observado por el ORFIS y la mina de oro del “Yona y “El Carón” Juan Javier Gómez Cazarín

El presidente municipal de Hueyapan de Ocampo, Juan Gómez Martínez, alias “Yona” salió mal en la Cuenta Pública 2021, con base al ORFIS en su Informe referente a los municipios. Lo interesante es que quien gobierna, manda e impone sus constructoras es el líder de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Veracruz, Juan Javier Gómez Cazarín, quien ha impuesto a familiares directos en el organigrama municipal y les informaremos quiénes son.

 

Según el Informe de la Cuenta Pública 2021 del ORFIS, detalla anomalías en el manejo de las cuentas bancarias durante la pandemia y se realizaron pagos sin justificar causando daño patrimonial. Con base a la cuenta  de Santander con el número 18-00006490-5 y también con el número 18-00006485-9, donde se emitieron un sinfín de cheques, sin justificar o presentar evidencia de los beneficiados por cantidades que suman cerca de $395 mil pesos y en las dos cuentas, no presentan Comprobantes Fiscales.

 

Y el honesto Juan Gómez Martínez, alias “Yona” tampoco pudo comprobar los gastos de la cuenta bancaria Santander con el número 18-00016887-5 detectando daño patrimonial sin poder demostrar que ese dinero está justificado por la cantidad de $1 millón 133 mil 429 pesos, asegurando haberse gastado durante la pandemia, sin presentar evidencia.

 

Cabe mencionar que “Yona” tiene experiencia en la administración municipal al haber asumido el cargo de tesorero en administraciones anteriores y siempre usaba su libreta de apuntes para tener el control de los cobros de moches y sobornos entregados al entonces alcalde de Hueyapan de Ocampo, Gaspar Gómez Jiménez.

 

En el mismo Informe de la Cuenta Pública 2021 se detecta no haberse implementado políticas, ni atendieron requerimientos en materia ambiental. Tampoco han emitido informes de las nóminas de trabajadores desde enero del 2021 a la fecha, como lo confirmó el Instituto de Pensiones del Estado (IPE). Lo interesante, en la autorización en sesión de Cabildo de la Cuenta Pública 2021 faltan las firmas de los regidores  Primero y Quinto, respectivamente, Ramiro Ramírez Reyes y Madai de los Ángeles Gómez Herrera.

 

Sobre las obras realizadas por el líder de la JUCOPO, Juan Javier Gómez Cazarín en Hueyapan de Ocampo, se detectaron graves anomalías, fraudes y observaciones.

 

Con el número de obra pública 2021130073001 por un monto pagado de $721 mil 234 pesos sobre “Mantenimiento de la línea de conducción de agua potable en la localidad de Alto Lucero”, bajo adjudicación directa, beneficiando a prestanombres del hijo del alcalde de Hueyapan de Ocampo, el pillo Juan Javier Gómez Cazarín.

 

El ORFIS detectó anomalías e irregularidades por la falta de permisos, licencias y la validación del proyecto emitida por la Comisión de Agua del Estado de Veracruz, presentando un daño patrimonial.

 

Una más es la obra con el número 2021300730012 por un monto de $1 millón 971 mil 368 pesos, sobre la “Construcción de pavimentación hidráulico calle Roque Espinoza Foglia, segunda etapa, en la localidad de Cuatotolapan Estación”.

 

En esta obra, el ORFIS detectó pago en exceso de volúmenes no ejecutados, observando ser un daño patrimonial por $133 mil 822 pesos que deberá ser objeto de reintegro por la empresa contratista, siendo propiedad del líder de la JUCOPO, Juan Javier Gómez Cazarín.

 

Una más es con el número 2021300730014 por un monto de $348 mil 284 pesos, sobre: “Construcción de cuartos dormitorio en la localidad de Cuatotolapan Viejo”. Sobre esta obra está sin terminar, así como los recursos aplicados no estaban autorizados en la fuente de financiamiento con un daño patrimonial de $139 mil 313 pesos. Y esta obra fue pagada.

 

Una más de las pírricas obras del “Yona”, con el número 2021300730016, sobre: “Construcción de espacio multideportivo en la localidad de El Chamizal, por un monto de $1 millón 149 mil 921 pesos. Lo vergonzoso es que se detecta la falta de acreditación de la propiedad del predio debidamente requisitada, observando un daño patrimonial por la cantidad del contrato. Otro de los negocios de “El Carón”.

 

Otra más es con el número 2021300730019, con la descripción: “Construcción de pavimentación hidráulica calle principal en la localidad de El Sauzal”, por un monto de $2 millones 868 mil 302 pesos, otra de las obras de Juan Javier Gómez Cazarín, simulando invitar a tres empresas, siendo éstas propiedad del líder de la JUCOPO.

 

Sobre esta obra millonaria no está terminada, cuando se aseguró haberse finiquitado, con excesos de volúmenes pagados no ejecutados, penas convencionales y deficiencias técnicas constructivas con un daño patrimonial de $125 mil 380 pesos.

 

Lo mismo, se detectó irregularidades y quebranto patrimonial en contratos con los números 2021300730024 por un monto de $381 mil 627 pesos en la rehabilitación de un camino rural Horno de Cal-El Porvenir- Paso del Mango en la localidad de Horno de Cal. Por adjudicación directa, siendo que esta obra no fue ejecutada.

 

Una más por $2 millones 296 mil 425 pesos, en la construcción de pavimento hidráulico Corregidora, entre Melchor Ocampo y calle Independencia en Hueyapan de Ocampo. El ORFIS determinó daño patrimonial por obra de mala calidad por deficiencias técnicas por  $1 millón 550 mil 075 pesos, que la empresa propiedad de Gómez Cazarín deberá reintegrar, ya que se reporta como obra finiquitada y es una porquería.

 

Y siguen los daños patrimoniales de Juan “Yona” Gómez Martínez y de los prestanombres del líder de la JUCOPO en el Congreso de Veracruz, Juan Javier Gómez Cazarín, como el contrato número 2021300730026, por un monto de $2 millones 499 mil 287 pesos sobre “Rehabilitación de alumbrado Miguel Hidalgo en la localidad de Hueyapan de Ocampo”.

 

El ORFIS resolvió daño patrimonial por ser obra sin operar, por falta de permisos y licencias, en específico la aprobación del proyecto y Acta de Entrega a la CFE y el daño patrimonial es por el total del contrato.

 

Cabe destacar que Juan Gómez Martínez pensó que su hijo controlaba todo: La Comisión de Vigilancia del Congreso de Veracruz, el ORFIS y al propio gobernador de Veracruz. Fue tanto el cinismo en su administración municipal, que los quebrantos patrimoniales son imparables y el órgano auditor tendrá que dar parte a la Fiscalía General del Estado de Veracruz.

 

Y si pensaban que aquí terminamos, hay más irregularidades de los “expertos en administración “Yona” y “El Carón”.

 

El contrato con el número 2021300730036 sobre “Construcción de espacio multideportivo Colonia Obrera, en la localidad de Juan Díaz Covarrubias” por un monto de $3 millones 151 mil 739 pesos, invitando a tres prestanombres de Juan Javier Gómez Cazarín. Se resuelve el quebranto patrimonial por la nula acreditación de la propiedad donde se construyó el inmueble.

 

En los contratos 2021300730037 para el “Mantenimiento de drenaje sanitario Colonia Chicago, en la localidad de Juan Díaz Covarrubias”, por un monto de $598 mil 871 pesos, esta obra está sin operar por la falta de permisos y licencias por parte de la CAEV y el daño patrimonial es por el costo del contrato, así como pago de volúmenes no ejecutados aumentado la cifra por la cantidad de $195 mil 568 pesos.

 

Y siguen los robos de los honestos “Yona” y “El Carón”. Tal parece fueron a la presunta escuela de Contaduría de noche, pues siguen los informes de irregularidades. Con el número 2021300730039, por la cantidad de $2 millones 396 mil 425 pesos, sobre: “Construcción de tanque elevado de agua en la localidad de La Gloria”. Esta obra está sin terminar por falta de permisos y licencias, sin la validación de la CAEV observando daño patrimonial por la cantidad del contrato, así como volúmenes pagados no ejecutados y penas convencionales aumentando  la cantidad de $136 mil 683 pesos. Lo indignante es que esta obra como las arriba citadas ya están finiquitadas y pagadas.

 

Y aún hay más…

 

Con el contrato 2021300730042 por un monto de $1 millón 198 mil 261 pesos, sobre “La construcción del deportivo en la localidad de  La Palma”, siendo otra de las obras de “El Carón” y está sin terminar, así como la falta de acreditación de la propiedad del predio debidamente requisitada.

 

El contrato con el número 2021300730046 por la cantidad de $999 mil 876 pesos, sobre el revestimiento de calles en la localidad de Loma de Sogolegoyo, siendo una obra sin terminar, con un daño patrimonial de $772 mil 364 pesos. Esta obra indebidamente ya fue pagada.

 

Con el número 2021300730051, con un monto de $420 mil 998 pesos, sobre revestimiento de calles en la localidad de Palo Blanco, siendo una obra no ejecutada con daño patrimonial. Lo mismo se detectó en el contrato con el número 2021300730071 sobre la rehabilitación del camino rural Coyol de González -Tierra Nueva, en la localidad de Tierra Nueva por un costo de $719 mil 214 pesos, obra no ejecutada o no iniciada.

 

Con la misma resolución  de no ejecutada, con el número de contrato 2021300730072, con un monto de $468 mil 820 pesos, sobre “Rehabilitación de camino rural Cinco de Mayo-La Perla de Hueyapan, en la localidad de La Perla de Hueyapan, otra obra sin ejecutar. Y todas huelen a corrupción.

 

Los Gómez Cazarín pretendieron brincarse los protocolos en los permisos y acreditación que da la CAEV, como el contrato ya pagado con el número 2021300730056 sobre la “Construcción de drenaje sanitario en la localidad de Santa Catalina” por la cantidad de $249 mil 529 pesos, siendo una obra sin operar, queriendo sobrepasar a la CAEV, resolviendo el ORFIS daño patrimonial.

 

Se advierten otras obras con daño patrimonial por el aumento de volúmenes no ejecutados en al menos  cinco obras más, así como otro tanto en obras sin ejecución, que pueden ser tipificados como  corrupción y omitiendo los datos de beneficiados. Curioso, que todas estas obras inconclusas y con graves anomalías fueron por designación directa y entregadas a Juan Javier Gómez Cazarín.

 

En el caso de la “Construcción del Parque Público en la localidad de Santa Rosa Cintepec, con el número 2021300730081 con un costo de $661 mil 814 pesos, por asignación directa, es una obra sin terminar y la falta de acreditación de la propiedad, así como volúmenes pagados no ejecutados.

 

Muchas obras inconclusas y otras sin haber iniciado, omitiendo permisos y aprobación de éstas por parte de la CAEV, son la insistente narrativa del Informe entregado por el ORFIS al Congreso de Veracruz, involucrando a Juan Javier “El Carón”  Gómez Cazarín como el constructor estrella en Hueyapan de Ocampo y de otros municipios, amenazando a los alcaldes.

 

Una obra vergonzosa con el número de contrato 2021300730086 sobre “Rehabilitación en concreto hidráulico en la calle Álvaro Obregón en la localidad de Juan Díaz Covarrubias” por un costo de $2 millones 125 mil 824 pesos es una obra sin terminar y estar finiquitada, siendo un robo en abierto en contra de los ciudadanos de Hueyapan de Ocampo.

 

Por último, ahora entendemos el rechazo del primer Informe de la Cuenta Pública 2021 por parte de Juan Javier Gómez Cazarín, pues no lo beneficiaba, al contrario, evidenciaba a su padre como un corrupto. Y para siguientes entregas, les contaremos sobre los parientes de Juan Gómez Martínez y del líder de la JUCOPO incrustados en el Ayuntamiento de Hueyapan de Ocampo, en específico el director de Obra Pública, el contralor, el secretario del Ayuntamiento y el de Registro Civil, siendo todos  familiares del líder de la JUCOPO y del alcalde para tener el control del Ayuntamiento, cuando esto es ilegal y sin que la Contraloría General del Estado detenga estos evidentes delitos en la función pública de servidores públicos municipales.

Informe de la Cuenta Pública 2021 en:

006 Hueyapan de Ocampo

Dudas y comentarios: [email protected]

Visite: www.periodicoveraz.com y www.claudiaguerrero.mx

Twitter: cguerreromtz