Hipólito Rodríguez; norteado y despistado

102

El viernes anterior el presidente municipal de Xalapa, Hipólito Rodríguez Herrero, volvió a hacer gala de su ignorancia al manifestar que en 2010 el entonces alcalde David Velasco Chedraui, dejó de pagar un crédito por 200 millones de pesos para la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales.

Entrevistado por una televisora local, dijo que esto provocó que la deuda se duplicara en 400 millones de pesos y se volviera prácticamente impagable. Agregó que el crédito se contrató en 2008 con Banobras, pero se dejó de pagar y luego se reestructuró en términos “usureros”, pues el Ayuntamiento que preside paga anualmente 40 millones de pesos de los que sólo cuatro millones van al capital y el resto (36 millones), van a los intereses.

“Por alguna razón que no me queda claro, durante dos años no se pagó el agua… Ahora el ayuntamiento y la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS) deben pagar más porque la forma en que se negoció la deuda fue nociva para las finanzas y patrimonio de los xalapeños”. indicó.

Y a renglón seguido manifestó: “Nadie en su sano juicio contrata un crédito de esa manera. ¿Cómo es posible que se pague tanto de interés y casi nada de capital?”

Norteado, despistado y pésimamente informado Hipólito volvió a desbarrar por enésima ocasión.

Ese crédito se contrató en diciembre del 2003 cuando Reynaldo Escobar Pérez era munícipe de Xalapa.

En 2007, durante la administración de Ricardo Ahued Bardahuil (y no en 2008 cuando ya era alcalde David Velasco Chedraui), la Comisión Permanente del Congreso del Estado, autorizó al alcalde Ricardo Ahued un crédito con Banobras por 476 millones 800 mil pesos para cubrir el adeudo que tenía la CMAS con la empresa Aguas Tratadas de Xalapa.

Ese crédito sustituyó al otorgado por Banobras a la administración de Reynaldo Escobar.

Si el contrato que se firmó fue “usurero” o no, eso es responsabilidad de Ricardo Ahued, que en ese entonces fungía como alcalde. Y no de David Velasco, que cuando llegó al gobierno municipal y se encontró con semejante problema, reestructuró el crédito para que no fuera tan leonino.

Hipólito aprovechó la entrevista para pegarle a David (no hay que olvidar que Velasco Chedraui busca la candidatura a la alcaldía de Xalapa por la coalición PAN, PRI y PRD), pero para su desgracia le pegó en la boca del estómago a Ricardo Ahued, candidato de su partido y quien busca también sucederlo en la alcaldía.

El descontón que recibió Ricardo por quien se supone es su compañero de partido, puede traerle dolores de cabeza durante la campaña, por lo que alguien debería decirle al xochimilca que calladito abona más a la causa.

En la entrevista Hipólito dijo que pidió apoyo al Presidente Andrés Manuel López Obrador y gracias a su intervención, habrá un convenio para bajar la tasa de intereses y una reestructuración que le permita al Ayuntamiento amortizar la deuda.

Bien por eso. Pero en lugar de tratar de enlodar a los de enfrente, bueno sería que comience a echar su basura debajo del tapete. Le quedan unos meses para entregar el poder municipal y hay muchas cosas turbias que más temprano que tarde tendrá que explicar.

Los subejercicios, los sueldazos al personal de la CDMX incrustado en la comuna, los señalamientos de corrupción, obras de dudoso costo (¿Cómo que una ciclopista región cuatro que aún no se termina costó 14 millones de pesos?) y 900 millones de pesos que, dice, invirtió en Obra Pública son algunos pendientes que deberá aclarar.

Si es verdad que invirtió 900 millones de pesos en Obra Pública, será el primer alcalde en 40 años con una inversión tan flaca. Además, deberá decir en dónde los invirtió porque nomás no se ven por ningún lado.

Ya que le solicitó ayuda al Presidente, hubiera aprovechado el viaje para pedirle el nombre de un buen bufete de abogados, porque a partir del último día de diciembre seguro que los va a necesitar.

El video que impulsó a Rubén Carrasco

Como te comenté la semana anterior lector, el empresario Rubén Darío Carrasco está resultando toda una revelación en Misantla y municipios aledaños donde compite por el Partido del Trabajo a la diputación local. Casi desconocido hace apenas unos meses en el escenario político, en la actualidad va en punta en las preferencias electorales, por encima de Gustavo Moreno, que compite por Morena y Román Bastida que lo hace por el Partido Verde.

En su afán por “bajarlo del caballo”, alguien filtró el video de una entrevista que Rubén concedió hace cinco años donde critica tanto a Andrés Manuel López Obrador como a Cuitláhuac García. Pero mañosamente editaron la parte donde critica también a los candidatos del PAN y del PRI.

En otros tiempos ese video hubiera bastado para anularlo y proscribirlo. Pero que ni López Obrador ni Cuitláhuac hicieran el menor pancho, demuestra la madurez política de ambos.

Por otra parte, nada de lo anterior ha bastado para restarle impulso al joven empresario, pues la respuesta a esas filtraciones ha sido un amplio respaldo a su proyecto. Además, quienes filtraron el video pasaron por alto los testimonios que muestran cómo, en 2005, Gustavo Moreno, entonces diputado federal por el PRI, votó a favor del desafuero de Andrés Manuel López Obrador.

Ni duda cabe, los tiempos cambian.

bernardogup@hotmail.com