Farmacéuticas reclaman pago a Javier Duarte: Guzmán Avilés

’23/06/2024’
’23/06/2024’


*Sigue deuda a proveedores del periodo 2013 y 2014

*Primero fue la Asociación Nacional de Fabricantes de Medicamentos (Anafam), ahora la ANDIS

Xalapa, Ver., a 09 de marzo del 2016.-Resulta preocupante aunque no sorprendente que por segunda vez las farmacéuticas nacionales demanden al Gobierno veracruzano por incumplimiento de contrato, al no pagar un total de 80 millones de pesos, señaló el Coordinador del Grupo Legislativo de Acción Nacional (GLPAN) Joaquín Rosendo Guzmán Avilés.

Resaltó que en esta ocasión ha sido Alejandro Vázquez, presidente de la Asociación Nacional de Distribuidores de Insumos para la Salud (ANDIS) quien ha procedido debido al retraso de pagos de dos años, correspondientes a los periodo de 2013 y 2014.

El legislador albiazul señaló que desde mediados de agosto del 2015 se encendieron los focos rojos sobre las demandas y amenazas de suspensión en el abasto de medicamentos por parte de las farmacéuticas, por incumplimiento de pago.

Se prevé que esta situación se sume a todas las problemáticas que mantiene la administración de Javier Duarte, dado que la intención por parte de las empresas de realizar demandas formales es cada vez más inminente mientras que la ciudadanía es la que deberá pagar los daños, aseveró el legislador.

Ejemplo de ello es lo que ocurre en la propia capital Xalapa, con el desabasto de medicamentos oncológicos en el Centro de Cancerología “Dr. Miguel Dorantes Mesa”, y luego las autoridades estatales pretenden engañar a los pacientes que el desabasto es a nivel nacional.

Guzmán Avilés indicó que los procesos de adquisición de medicamentos no son nada transparentes y recordó que este año Veracruz no fue incluido en la licitación consolidada 2016 y ahora también se pone en riesgo la del 2017.

Mantener en esta situación al Estado violenta uno de los derechos universales: otorgar salud. Ahora muchos recurren al servicio médico privado no porque haya mejorado la económica sino porque el estado no garantiza el servicio médico de calidad, concluyó.