En México no se cumple con el pacto mundial para una migración segura y ordenada

’18/07/2024’
’18/07/2024’

Dr. Cluni Rafael Aguilar Lendechy

 

Los emigrantes de México y los que pasan por este país son violados sus derechos humanos, el 68 por ciento de la población migrante reporta ser víctima de violencia, durante su tránsito a los Estados Unidos, un tercio de las mujeres reportan haber sido abusadas sexualmente, una cuarta parte de las consultas médicas reflejan que migrantes y refugiados en México están relacionadas con lesiones físicas o traumas intencionales.

Las políticas internacionales de migración son ignoradas, y las personas en movimiento sufren abuso en todos sentidos; explotación, detención arbitraria, maltrato por funcionarios y traficantes, agresión sexual, tráfico de prostitución forzada y corrupción, todo migrante pasa por hambre, enfermedades, discriminación, violación a los derechos humanos, xenofobia, violencia y asaltos, México es el segundo país expulsor de sus habitantes, la India tiene un segundo lugar, estas migraciones se dan por fuertes fenómenos sociales y económicos, pobreza, una brecha muy amplia de desigualdad y oportunidades, falta de trabajo, inseguridad por el crimen organizado, desastres naturales, degradación ambiental,  falta de empleo,  de atención en salud,  educación y vivienda,  y  de satisfactores mínimos para la subsistencia humana, entre los países de la OCDE y Latinoamérica, México es el número uno en expulsión de sus connacionales, niños (9%), niñas (7%), mujeres (23%) y hombres (61%).

En el gobierno actual hay un aumento de muertes y desapariciones documentadas con 1478 migrantes en el inicio de trienio (1918-2021)  más que en cada uno de los dos gobiernos anteriores, México tiene un primer lugar en muertes y desapariciones acumuladas certificadas en el periodo 2014-2022,  con más de 6200 defunciones en Centroamérica de las cuales México tiene el 60 por ciento de estas, aparte las que en su mayoría no están evidenciadas en el Instituto Nacional de Migración, y en la Organización Internacional de Migración, la frontera más letal del mundo para migrantes es entre México y Estados Unidos.

Los profesionistas migrantes a E.E.U.U. ocupan trabajos técnicos de baja calificación y los que no tienen estudios se emplean en trabajos del campo, preparación y servicio de alimentos, construcción, limpieza, mantenimiento de casas y edificios, y muy pocos en auxiliares administrativos, solo un 70 por ciento llegan a tener empleo.

Entre las entidades federativas, el Estado de Veracruz es el segundo lugar en expulsión de mujeres y hombres, tiene un saldo negativo de 5.63%, es decir, salen más de los que entran y representa uno de los primeros lugares como una entidad de riesgo para los migrantes, como lo es Tamaulipas, Coahuila y Chiapas.

En conclusión, el pacto mundial para una migración segura, regular y ordenada firmada por más de 150 paises con la finalidad de adoptar políticas humanas, sensatas, beneficiosas y de respeto para los migrantes, en Mèxico no se cumple y se viola lo que establece la Corte Interamericana de Derechos Humanos para Migrantes.