En la SCT Veracruz, quieren quedarse con todo el pastel

97
  • Los intentos de desprestigio contra el anterior titular de la SCT en Veracruz

 

Marco Antonio Aguirre Rodríguez

 

En el Centro de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de Veracruz (Centro SCT Veracruz) buscan distraer de lo que ahí sucede culpando al anterior encargado de la oficina, de situaciones completamente aclaradas.

Hay una venganza porque a este grupo que hoy ataca, no se le dieron los favores a manos llenas que reclamaban.

Adalberto Vega Ragalado durante el tiempo que estuvo al frente del Centro SCT Veracruz, cuidó que la mayoría de las obras quedase en manos de empresas veracruzanas, atendiendo las instrucciones que tenía en ese sentido. Tan es así, que ya evaluada su gestión, se tiene que el 74 por ciento del presupuesto asignado en esa dependencia para obra pública, fue realizado por constructores asentados en el estado y de forma que todo es comprobable y auditable, tanto que después de que salió Vega Alvarado, los intentos por impugnar esos trabajos fueron fallidos.

Todo fue ejercido de manera transparente y de acuerdo a los lineamientos del uso honesto y eficiente de los recursos públicos, como le indicaron que debía hacerlo.

Y lo hizo así porque esas eran las instrucciones que recibió.

Por eso rechazó los ofrecimientos de algunos grupos que buscaban que les adjudicase la totalidad de la obra pública y que además daban excusas y largas para comprobar el gasto de los recursos públicos entregados y para que se les auditase la calidad de las obras.

A Vega Regalado le buscaron por todos lados y lo único que pudieron encontrar fue una revisión de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la cuenta 2019, en la ampliación de la carretera Coatzacoalcos – Tuxtla Gutiérrez, en el tramo del entronque Allende – Nuevo Teapa.

De inmediato dejaron correr las versiones de que era un desfalco multimillonario, cuando sólo eran observaciones de rutina. A finales de septiembre se solventaron estas observaciones mediante evidencia documental, las cuales fueron firmadas y certificadas por el subdirector de Obra, Ángel Obando Vargas.

Sin embargo, el trámite no se concluyó ni fue aceptado debido a que en ese momento el Centro no contaba con Director General.

Vega Regalado presentó su renuncia al cargo un mes después de que el anterior titular de la SCT, Javier Jiménez Spriú, salió del puesto por renuncia voluntaria, para dejar en libertad al nuevo titular, Jorge Arganis Díaz Leal, de nombrar a un nuevo director del Centro SCT Veracruz.

Esa fue la causa de porque no había titular. En cambio el grupo que presionaba por quedarse con todas las posiciones dejó correr la versión de que había sido destituido, lo cual carece por completo de fundamento.

Ya en octubre, cuando el Centro SCT Veracruz tenía a un nuevo director, se presentó ante la ASF la conclusión de los trabajos de auditoría y se volvió a enviar la información en la que se aclaraban las observaciones hechas.

La ASF dio por atendidas las observaciones y cerró el punto.

Vega Regalado tiene varios inconformes dentro de la SCT en Veracruz, porque además del grupo ante el que no cedió en las presiones para entregarles toda la obra pública, también recontrataron a varios funcionarios que dio de baja, después de que constructores veracruzanos los señalaron por actos de corrupción.

Aún con todo y los intentos de desprestigio, el exdirector del Centro SCT, Adalberto Vega Regalado, el 6 de octubre agradeció el apoyo del gobernador Cuitláhuac García Jiménez durante su gestión, en la que se asignaron a constructores veracruzanos el 74 por ciento de las obras y se ejerció uno de los mayores presupuestos en la historia de la entidad, durante el 2019.