El tiro por la culata. En una de esas Paty Lobeira jala todavía más votos que Miguel Yunes Márquez; Ricardo Exsome ya está en la lona

El tiro por la culata. En una de esas Paty Lobeira jala todavía más votos que Miguel Yunes Márquez; Ricardo Exsome ya está en la lona

A nadie le queda duda que Miguel Ángel Yunes Márquez estaba muy por encima de los otros candidatos a la alcaldía del puerto de Veracruz. El que estaba más seguro de eso era el gobierno de Veracruz, por ello se coludió con los magistrados del Tribunal Electoral de Veracruz para suspender la campaña de Yunes Márquez. Ni ellos se creían la encuesta “patito” que ponía a Ricardo Exsome con más del 60 por ciento de intención del voto. El pobre de Tavo Souza ya se anunciaba tercero, para una vez descartado Yunes Márquez pronunciarse segundo. Sin embargo, al parecer al gobierno de Cuitláhuac García le salió el tiro por la culata. Como emergente acudió muy enérgica y dispuesta Paty Lobeira, esposa del candidato temporalmente depuesto. De inmediato su presencia tuvo la aprobación de todos los seguidores de Yunes Márquez, pero todavía más, Paty Lobeira cargaba un plus. Muchas mujeres que no tenían pensado votar por Miguel Ángel Yunes Márquez, ahora ven a Paty Lobeira como una buena opción. En una de esas Paty Lobeira jala todavía más votos para la causa de la alianza “Va por Veracruz”. De inmediato la candidata emergente abre su corazón y confiesa: “Lo hago, por amor a él, como su compañera, como su equipo incondicional, pero sobre todo por amor a mi ciudad y a mis hijos. Porque no podemos permitir que a Veracruz le cancelen de un plumazo un futuro tan brillante como el que Miguel, junto con toda la gente, puede construir”. Pobre de Ricardo Exsome, ya se veía triunfador de la contienda del 6 de junio, pero como dice la canción, el sabe que de este golpe ya no se va a levantar.

Rafael Hernández Villalpando, candidato a diputado de morena, se colgó de AMLO en 2018; ahora se quiere colgar de Ahued

Nos comenta uno de los líderes de la colonia Revolución que lo buscaron para apoyar la campaña de Rafael Hernández Villalpando, candidato de Morena que busca reelegirse como diputado. Lo primero que le reprochó este líder al enviado de Villalpando fue que el diputado había realizado un trabajo nulo en el congreso federal, aparte le dijo que Villalpando como diputado nunca regresó a esa colonia, pero que ahora los buscaba para pedir el voto. Molesto el enviado se retiró, sin obtener el apoyo. Ese es el estigma de Villalpando, un diputado que nunca regresó a su distrito, que en el congreso federal tampoco hizo nada. Rafael Hernández Villalpando, un diputado que llegó gracias al efecto López Obrador en el 2018 y que ahora pretende repetir ya sin López Obrador, pero colgado del prestigio de Ricardo Ahued. Ya se dio cuenta Villalpando, el candidato de Morena, que entre más lo reconoce la gente, se da cuenta que es el diputado que pidió el voto en el 2018 y que nunca regresó, por eso le ha bajado el ritmo a su campaña, para que la gente lo vea menos, para que la gente que piense votar el 6 de junio no piense en él, sino en Morena o en Ricardo Ahued.

De risa loca. La gente de Arias Lovillo sube encuesta “pepitera” donde lo ponen con un 33% de intención del voto, sólo a 4 puntos de Ahued

Raúl Arias Lovillo es un candidato que prefiere las redes sociales al contacto social; prefiere salir en los anuncios de Google como intruso en portales donde lo desprecian, que salir a las calles casa por casa a pedir el voto a los ciudadanos. Pero Raúl Arias Lovillo, candidato de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Xalapa, también prefiere las encuestas “pepiteras”, esas que si les pagas bien te ponen en los cuernos de la luna. En una encuesta realizada por Enfoque Veracruz, Arias Lovillo aparece con un 33 por ciento de intención del voto, sólo cuatro puntos abajo de Ricardo Ahued, a quien ponen con un 37.3 por ciento; David Velasco aparece en tercer lugar, con un 29.7 por ciento de la intención del voto. Pobre Arias Lovillo, qué manera tan burda y vergonzante de querer meterse en la contienda. El exrector de la UV, pensionado VIP del IPE (100 mil pesos mensuales), no ve otra manera de entrar en la contienda que mintiendo a los electores, mostrando cifras que están muy fuera de la realidad. Una encuesta seria mostraría a un Arias Lovillo con menos del 10 por ciento de intención del voto. Esa es su realidad, la misma que ya probó, cuando quiso juntar firmas suficientes para ser candidato independiente; firmas que no pudo conseguir. En esta elección los votos tampoco los va a poder conseguir.

Armando Ortiz                                    Twitter: @aortiz52                             @lbajopalabra