El proyecto es Rocío

“El precio del poder es la responsabilidad por el bien público.” – Winthrop W. Aldrich.

 

Una vez más en la entidad han soltado algunos comunicadores la versión de que supuestamente el presidente Andrés Manuel López Obrador ha enviado un cambio de señal para la sucesión gubernamental de Veracruz.

Aparentemente algunos en su afán por congraciarse con algunos actores, develan la versión con la ínfima intención de desacreditar a quien encabeza la preferencia en la carrera de sucesión, por el simple gusto de abonar al desprestigio de la aspirante gubernamental.

Según confirman fuentes desde el altiplano que aun cuando la secretaría Rocío Nahle García ha expresado su intención de terminar los trabajos de construcción de la Refinería de Dos Bocas, ella sigue siendo el proyecto del presidente López Obrador para Veracruz.

El asunto es claro, el proyecto es Nahle afirman las fuentes cercanas a Morena y al Palacio Nacional.

Las otras versiones que circulan en diversos medios y corrillos políticos son el producto de esa batalla por alzarse con la tan anhelada candidatura a la gubernatura, pues en los hechos, el mismo Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, tiene instrucciones claras y precisas de preparar todo el escenario para apoyar a la aún titular de la Secretaría de Energía en su aspiración.

Incluso el método que se empleará para su elección será el mismo que el presidente les ha sugerido a sus tan queridas “corcholatas”, haciéndoles firmar un pacto de civilidad política y comprometiéndose a que los aspirantes sean incorporados en responsabilidades tanto en el Senado –como representante de Veracruz-, la Cámara de Diputados Federal –como líder de la bancada jarocha-, en el Congreso Local como próximo Coordinador Parlamentario, e incluso como posibles integrantes de su posible gabinete.

El esquema será exactamente el mismo, pues así lo ha decidido el propio presidente Andrés Manuel López Obrador que convertirá la “dedocracia” en el modelo a seguir para la selección de las y los candidatos a los gobiernos estatales.

Si algo habrá que reconocerle al mandatario federal es que, con el referido esquema, intentará llamar a la unidad de su partido Morena, garantizando que, con ello, nadie se salga del corral, evitándose posibles confrontaciones que dividan o perjudiquen el proyecto transformador que fundó.

Ahora solo quedará esperar y ver cómo asumen dicha medida los aspirantes veracruzanos, que seguramente no bajarán la guardia hasta el final, en pos de lograr colarse en una de esas y ser el proyecto alterno de la 4T.

¿Quién considera usted que sería el más aventajado en caso de que Rocío Nahle no llegará a ser la posible candidata?

La lista se constriñe a Ricardo Ahued Bardahuil, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, Sergio Gutiérrez Luna y Zenyazen Escobar García, ahora haga sus apuestas.

 

Al tiempo.

[email protected]

Twitter: @LuisBaqueiro_mx