El mismo PRI de siempre

’20/06/2024’
’20/06/2024’

“La política es el paraíso de los charlatanes.” – Bernard Shaw.

Fieles a sus costumbres los priistas veracruzanos recibieron como balde de agua fría la noticia de que su dirigente nacional, Alejandro “Alito” Moreno Cárdenas les receto una más de su larga lista de patrañas, al designar de manera unilateral y sin consultar a la base el cambio de dirigencia en su partido en el estado de Veracruz.

Los afortunados ganadores de la rifa han sido Adolfo Ramírez Arana y Lorena Piñón Rivera, a quienes los afectos políticos los unen y ligan desde su tiempo como dirigente nacional del Frente Juvenil Revolucionario (FJR).

La noticia no debiera ser de sorpresa, para la militancia priista, mucho menos para los cuadros concursantes en el intento por tomar el control del partido, pues la práctica de artilugios porriles lo han distinguido toda su vida.

Aunque la jugada deja al descubierto dos posibles realidades.

La primera, que pareciera identificar al diputado federal José Francisco Yunes Zorrilla como el operador de la llegada de Adolfo Ramírez Arana al PRI, para así, tomar el control del partido y con ello perfilarse por la candidatura priista de la posible Coalición entre PAN, PRI y PRD.

Y la segunda, que evidencia la toma del control del partido en Veracruz, mediante la llegada de un par de personajes serviles y a modo para poder, negociar desde el Comité Ejecutivo Nacional del tricolor, la venta de las candidaturas a los cargos de elección popular para el proceso electoral del 2024.

Quienes se encuentran cercanos al ex senador priista afirman que nada tuvo que ver en la designación de Ramírez Arana, como nuevo líder estatal de su partido. Por el contrario, señalan que fueron personajes ahora identificados con Morena, quienes operaron para su llegada a modo de facilitarle al partido en el poder su continuidad.

Y es que solo basta recordar el pasado Fidelista y Duartista de Ramírez Arana, quien junto a su cónyuge Ana Rosa Valdés se le metieron hasta por el tuétano al mismo Fidel Herrera Beltrán otrora poderosísimo Gobernador de Veracruz, a quien se le atribuye la máxima aquella de “encontrarse en la plenitud del pinche poder”, para posteriormente transitar con Javier Duarte de Ochoa.

Quizá por ello, no haya sido extraño, que, desde el Reclusorio Norte en pasados días, desde su cuenta en “X” antes Twitter el cordobés lo hubiera destapado para el cargo; aunque casualmente uno de los suspirantes mantiene un pariente como vecino de celda del ex gobernador. Ya sabe usted, casualidades de esas que te da el destino.

Quienes conocen de cerca a Ramírez Arana afirman que el perfil del nuevo presidente priista en Veracruz es entreguista, servil, sumiso y disciplinado, lo que le asegura “Alito” Moreno consumar sus planes y negocios en la entidad.

Pues la relación estrecha entre ambos líderes juveniles se ahondó más, tras el impulso de todas las modificaciones estatutarias que Moreno Cárdenas le pidió en su momento.

Seguramente el manejo de las listas y la negociación de ellas para los cargos en disputa en el próximo proceso electoral pasarán por las oficinas de Insurgentes Sur en la Ciudad de México, sin que Ramírez Arana o Piñón Rivera puedan intervenir.

Cabe recordar que en la primera incursión de Adolfo Ramírez por la dirigencia priista –la que perdiera con el presidente saliente Marlón Ramírez Marín- recibió el apoyo de Ranulfo Márquez quien operó total y abiertamente a favor de Morena, en lugar de apoyar a Pepe Yunes.

Otros personajes que le dieron su respaldo habría sido Héctor Yunes Landa, pues en la fórmula llevó a Silvia Domínguez como aspirante a Secretaria General del partido, y, por el contrario, Marlon Ramírez habría recibido apoyo de Pepe Yunes, quien impulsó a Ariadna Guadalupe Ángeles Aguirre, quien ahora apoyó abiertamente a Fernando Kuri Kuri.

Una vez más los liderazgos del PRI dejan su sello, seguramente garantizadas estarán las dos primeras posiciones plurinominales para la diputación local, en donde Lorena Piñón Rivera irá en primer sitio, y en la segunda posición, retornará Ramírez Arana, al Congreso de Veracruz.

Por increíble que parezca, cuando el dirigente saliente Marlon Ramírez Marín se encontraba en su mejor momento, pues se comportaba como un líder de la oposición contestatario, el dirigente nacional de su partido, le da las gracias y lo saca de la jugada.

El mismo PRI de siempre, con las mismas prácticas y las mismas mañas.

Sextante

Este jueves 19 de octubre se subirá al Pleno del Instituto Nacional Electoral (INE) el tema de la designación de al menos 5 candidatas a las 9 gubernaturas por paridad. Será una discusión interesante a pesar de la resistencia de los partidos políticos, quienes han mostrado cierta reticencia. Pero la realidad es que vivimos tiempos de cambio, y es momento de terminar con la visión patriarcal de la política. Será el 1 de enero la fecha definitoria para Veracruz.

 

Al tiempo.

 

[email protected]

Twitter: @LuisBaqueiro_mx