Cuestiona Marcelo acarreos; no servirán para la encuesta, dice

’19/06/2024’
’19/06/2024’

Prosa aprisa
Cuestiona Marcelo acarreos; no servirán para la encuesta, dice
Arturo Reyes Isidoro
Un joven a quien le gusta, le interesa y está atento al quehacer político me lo razonó de la
siguiente manera:
“Qué contrasentido del gobierno de Cuitláhuac (García Jiménez): cree que llevando miles
de acarreados a aplaudir a Claudia Sheinbaum necesariamente van a votar por ella.
No se dan cuenta que, al contrario, todos ellos van a ir a votar en contra pues si
Sheinbaum llega será más de lo mismo, o sea, va a seguir repitiendo la misma práctica y
ellos estarán condenados a seguir siendo acarreados pagando incluso todos los gastos”.
No lo había pensado. Tiene razón. En este espacio publiqué el texto de un chat de
“Unidos Todos” en el que organizadores de un acarreo para este viernes se quejaron que
ya nadie quería inscribirse en una lista para participar, y que apenas llevaban 15 personas
(esa noche llegaron a solo 75).
Hay un verdadero hartazgo lo mismo de burócratas que de maestros, quienes se quedan
callados para no exponerse a represalias, pero cada vez más se les agota la paciencia y
cualquier día van a estallar. Además, los revienta que los obligan a que ellos paguen
todos los gastos.
La señora Sheinbaum viene este viernes a Córdoba y Ciudad de Mendoza. De nuevo el
gobierno del estado movilizará miles de acarreados de diversas ciudades del estado, un
verdadero despilfarro de recursos públicos cuando hay muchas carencias. Condenable,
sin duda.
El comentario del joven político me lo recordó lo que dijo ayer Marcelo Ebrard sobre los
acarreados. En San Cristóbal de las Casas, Chiapas, comentó que los acarreos de
personas a mítines no les van a servir a sus contrincantes morenistas al momento de
levantar la encuesta.
“¿El acarreo para que te va a servir ese día? Es más, a lo mejor hasta el que acarreaste
te la va a cobrar porque lo tuviste tres horas ahí, o no le dieron de comer, o no le
cumplieron lo que ofrecieron”. Tiene razón.
Avanza el Frente; bien, su Primer Foro
El Frente Amplio por México sigue opacando el proceso interno de Morena. Ahora no fue
Xóchitl Gálvez la única que jaló lo reflectores sino los cuatro aspirantes que participaron
en el Primer Foro “Diálogos ciudadanos”.
Independientemente de que se ocuparon de los temas que preocupan a los mexicanos, el
de la inseguridad, principalmente, lo importante es que se condujeron con civilidad y

dieron muestras de que es posible transitar con madurez y civilidad política, sin
descalificaciones y sin polarizar más al país.
En general, destacaron que es importante implementar un gobierno de coalición y evitar el
presidencialismo.
En Morena, por el contrario, lo que les importa es ver quién queda mejor con López
Obrador, elogiándolo sin medida, pero no se ocupan de los temas que preocupan a los
mexicanos.
Repite del Río éxito en reunión con periodistas de Coatzacoalcos
José Manuel del Río la volvió a hacer, ahora en Coatzacoalcos. Ayer se reunió con mucho
éxito con periodistas del sur y les dio nota hablando del Proyecto Inocencia, para lograr la
libertad de miles de inocentes que están detenidos en cárceles del país, particularmente
del estado.
Acompañado de su equipo jurídico, también sostuvo un diálogo con integrantes del
Colegio de Abogados de Coatzacoalcos AC y de la Alianza Mexicana de Abogados
Delegación Coatzacoalcos, en respuesta a invitación de estos últimos, ante quienes dictó
la conferencia “La división de Poderes en el estado”. Sus anfitriones fueron los abogados
Alejandro Conde Valdivieso y Marco Antonio Madrazo.
Del Río es un activo de Movimiento Ciudadano y ha emprendido su cruzada luego de
haber sufrido un encarcelamiento de seis meses por parte del gobierno de Cuitláhuac
García, sin que se la haya podido probar ningún ilícito, por lo que considera que se trató
de una venganza política.
Actualmente se desempeña como secretario técnico de la Junta de Coordinación Política
del Senado y está considerado el brazo derecho del senador Ricardo Monreal.
Ahora justicia federal protege a Winckler; habrá nuevo berrinche
Cuando en el palacio de gobierno todavía no superaban el golpe que les supuso la
absoluta libertad de la jueza Angélica Sánchez Hernández, el juzgado Decimoséptimo de
Distrito en el Estado de Veracruz, otorgó una suspensión provisional al exfiscal Jorge
Winckler para que en una audiencia se revise y se le elimine la medida cautelar de prisión
preventiva oficiosa.
El amparo que se le concedió abre la posibilidad de que el exfuncionario yunista pueda
continuar su proceso en libertad.
AMLO ofreció entregar “la estafeta” en septiembre, se duda que cumpla
Fue el pasado 23 de junio, aproximadamente hace mes y medio, cuando Andrés Manuel
López Obrador anunció, sin que nadie se lo preguntara, que en septiembre entregaría la
estafeta como dirigente del “movimiento de transformación”.

Dijo que su rol como cabeza de la autonombrada 4T sería transferido a quien resultara
ganador del proceso interno para seleccionar a la candidata o candidato de Morena a la
presidencia.
Comentó que ha estado actuando como presidente de todos los mexicanos, “no estamos
actuando de manera sectaria… pero sí, encabezo un movimiento de transformación… y
ya llegó el momento de que haya un relevo”.
“Yo termino como presidente en un año y tres meses, en septiembre del año próximo,
pero lo cierto es que la parte de conducción del movimiento de transformación se
concluye, en mi caso, en septiembre de este año, cuando ya se decida quién va a
coordinar, yo entrego la estafeta”.
Lo dijo en su mañanera de ese día. Para entonces ya le había cerrado las puertas del
Palacio Nacional a Xóchitl Gálvez, pero la hidalguense todavía no formalizaba su
aspiración a buscar la presidencia como candidata opositora.
Hasta entonces, AMLO jugaba muy plácido su juego interno de sucesión, manejando
como titiritero a quienes aspiran a sucederlo. Se daba por muy seguro que la candidata
sería Claudia Sheinbaum y que el proceso interno era pura simulación solo para revestir
de democrática la competencia.
De ese 23 de junio a la fecha, en menos de dos meses las cosas cambiaron totalmente, al
menos en cuanto a la seguridad que tenía de que no había competencia enfrente y que
Morena ganaría con holgura la elección de 2024.
Es difícil creerle a López Obrador porque miente todos los días. Al menos se le dio el
beneficio de la duda entonces porque dos meses antes se había desvanecido en Yucatán
y se pensó que temía por su salud y que dejara las riendas sueltas, que por eso su
anuncio.
¿Luego de la irrupción del fenómeno Xóchitl Gálvez seguirá pensando en “entregar la
estafeta” el próximo mes, dentro de unas cuatro o cinco semanas más?
No está en un dilema por el autoritarismo con el que actúa, es decir, puede hacer lo que
quiera y decidir e imponer por la fuerza, pero, viejo zorro priista de la política, sabe muy
bien que de todos modos habiendo candidato perderá fuerza, sus bonos bajarán y
necesariamente militantes y no militantes de Morena buscarán subirse al barco del que
viene y empezarán a abandonar el que empieza a hundirse.
Sus mañaneras ya pocos la ven, va para abajo en las encuestas, goza de muy poca
credibilidad, ya no está plenamente seguro de retener la presidencia, está enfrentado con
el Poder Judicial, tiene dividido al país, tiene ensangrentado y lleno de cruces el territorio
nacional, sus tres grandes reformas constitucionales –la de la Guardia Nacional al
Ejército, la energética y la electoral– no pasaron, y sus grandes obras emblemáticas están

inconclusas: el AIFA, la refinería de Dos Bocas, el Tren Maya y el corredor interoceánico
del Istmo de Tehuantepec.
Pero no son todos los problemas que enfrenta. Sin duda, le fallaron los cálculos que tenía
previstos para cerrar su gobierno. Habrá que ver cómo va a reaccionar cuando quiera
ordenar y mandar al candidato que posiblemente lo va a sustituir y este no le haga caso.
Va a llegar a suceder, lo habremos de ver.
Porque él lo anunció, si nos quedamos con su anuncio de que en septiembre entregará “la
estafeta” de la 4T, entonces estamos viendo y escuchando a lo que pronto solo serán
despojos políticos… a menos que le aumente su deseo de autoritarismo propio de un
dictadorzuelo. Estamos a pocos días de empezar a verlo.