Cuando te das cuenta que ninguna fortuna es para siempre

En los años 50, 60 y todavía en los años 70 del siglo anterior, la fortuna del expresidente Miguel Alemán Valdés era sin discusión la más grande de México. El brillante abogado que en su juventud invirtió en bienes raíces y llegó millonario a la presidencia, salió multimillonario de la misma. Pero eso se acabó.

Su hijo Miguel Alemán Velasco y su nieto Miguel Alemán Magnani, están sudando la gota gorda para pagarle al Servicio de Administración Tributaria (SAT), 689 millones 369 mil pesos, ya que son responsables solidarios de impuestos retenidos y no pagados por ABC Aerolíneas, mejor conocida como Interjet, de la que fueron propietarios.

Esta aerolínea, que tiene casi dos años sin despegar, fue pésimamente administrada y está provocando quebrantos a la familia.

Fundada en 2005 como una empresa de boletos baratos; para el 2019 ya era la tercera aerolínea más importante del país en número de vuelos, pero como paradoja, fue en ese año que comenzó su debacle.

En 2014 Interjet compró una flotilla de 22 aviones rusos Sukhoi Superjet 100 con los que se fue a las nubes, hasta que comenzaron los problemas de mantenimiento por lo difícil que era conseguir refacciones. En 2018 cuatro de esos aviones se quedaron en tierra y fueron desmantelados para que otros siguieran operando.

Para el 2019 la aerolínea hilaba cinco trimestres seguidos de pésimos resultados financieros por lo que se le fueron aproximadamente 300 empleados, tuvo que cancelar decenas de vuelos y para colmo el SAT inició un proceso para embargar el 10% de sus ingresos mensuales.

Pero a Alemán Magnani (presidente de la aerolínea) le cayeron más calamidades. En noviembre de ese año las autoridades ordenaron congelar sus cuentas, así como las de 24 de sus empresas por no pagar unas acciones de Radiópolis. Y también fueron congeladas las cuentas de Interjet.

Ahogados en deudas, con la fortuna familiar considerablemente mermada y sin dinero para solventar sus débitos con el SAT, los Alemán Velasco-Magnani decidieron vender Interjet y Miguel Alemán Magnani salió de México rumbo a Francia huyendo de una orden de aprehensión en su contra.

Esta semana el Pleno de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA) les ordenó a ambos pagar al SAT más de 689 millones de pesos. Pero ¿de dónde?

Un cercano a la familia me comentó que carecen de liquidez monetaria y están a punto de la quiebra. “El SAT les embargó hasta la Fundación Miguel Alemán y las cuentas que le congeló a Miguelito (Alemán Magnani) y a sus empresas, no alcanzan para pagar el adeudo con el SAT. Cuando empezaron los problemas hubo quienes los financiaron porque sabían que tenían con qué responder. Pero en la actualidad ya no es así”.

¿Será?

Difícil imaginar a una familia que por generaciones fue sinónimo de muchísimo poder económico, sin liquidez para solventar un adeudo que en otros tiempos les hubiera causado hasta risa.

Pero se dan casos.

Si esto es cierto lector, qué doloroso debe ser para el exgobernador y su hijo darse cuenta que ninguna fortuna es para siempre.

Y en cuanto a los veracruzanos, no debemos olvidar que en 2004 cooperamos con 3 mil 500 millones de pesos para que Interjet volara alto. Si al cabo de unos años terminó en los hangares convirtiéndose en chatarra, esa ya no es bronca nuestra.

 

Deplora Marlon cierre de Escuelas de Tiempo Completo

Cerrar las escuelas de tiempo completo no sólo fue un error, fue una aberración. Pero las cerraron, dejando a cientos de miles de niños sin una mejor preparación y, sobre todo, sin un plato de comida caliente que disfrutaban seis días de la semana.

Tras deplorar este hecho, el dirigente estatal del PRI, Marlon Ramírez Marín, denunció que las zonas más afectadas en Veracruz son las serranas como la sierra de Zongolica, donde niños de más de 50 escuelas se quedaron sin ese apoyo. Agregó que en total son más de 68 mil los menores afectados en Veracruz.

“Nosotros no queremos que le vaya mal al gobierno, pero no queremos que se siga afectando a maestros, a niñas y a niños. Hay maestros que al haber sido canceladas estas escuelas de tiempo completo, dejaron de percibir sus ingresos entre 4 y 5 mil pesos”, indicó.

En conferencia de prensa, dijo que desde la llegada de López Obrador a la presidencia, se fueron reduciendo los recursos: “En el último año del gobierno de PRI en el gobierno de la República se invirtieron 12 mil millones de pesos, luego bajó a 10 mil millones en 2019, en 2020 a 5 mil millones; en 2021 no se etiquetaron recursos y este año ha desaparecido este recurso”.

Dijo que los diputados federales del PRI exhortaron al gobierno federal a revertir la decisión: “Estamos haciendo este posicionamiento para tratar de que el gobierno de la República y los diputados puedan hacer un ajuste presupuestal para devolver este programa a las familias”.

La idea de Marlon es buena, el problema es que en Palacio Nacional cierran los ojos y oídos cuando se trata de apoyar a los menores. Sin duda los ejemplos más emblemáticos lo son el cierre de las estancias infantiles y la falta de medicamentos a niños con cáncer.

El que hayan cancelado el programa de Escuelas de Tiempo Completo es un golpe más a los niños de México porque estos centros educativos no estaban en barrios residenciales, sino en comunidades apartadas y en colonias marginadas.

Marlon Ramírez ya alzó la voz; ojalá encuentre eco no sólo en otros partidos sino en la ciudadanía en pleno. Sobre todo entre los que menos tienen que son los más agraviados por un gobierno inhumano que con tal de obtener su voto, les prometió de todo para después mandar a sus hijos al olvido.

[email protected]