¿Cuál es la mentalidad del ciudadano que vota por Morena? Votar por Morena en Veracruz es votar por la impunidad, es avalar el saqueo de Eleazar Guerrero y de Cazarín

’21/06/2024’
’21/06/2024’

¿Cuál es la mentalidad del ciudadano que vota por Morena? Votar por Morena en Veracruz es votar por la impunidad, es avalar el saqueo de Eleazar Guerrero y de Cazarín

¿Cuál es la mentalidad del ciudadano que vota por Morena? ¿En realidad hay alguien que sinceramente crea que Morena en Veracruz ha hecho buen gobierno? Conozco personas que se han tomado una foto con el gobernador y la presumen con sus amigos. Para esa persona, el hecho de que el gobernador se haya tomado una foto con él, es suficiente como para que este sujeto subnormal defienda a capa y espada a un funcionario público ineficaz, deshonesto, corrupto, déspota, intolerante, estulto, rehén de sus voluptuosidades. Votar por Morena en Veracruz significa avalar el saqueo institucional, el robo desaforado que cometieron muchos funcionarios como Eleazar Guerrero o Juan Javier Gómez Cazarín, quienes robaron tanto dinero que debieron depositarlo en un banco en las Bahamas, donde esperaban que no se lo encontraran. Pero se los encontraron. Votar por Morena en Veracruz significa votar por esos secretarios del gabinete de Cuitláhuac García que compraron casas en Veracruz, edificios de departamentos en Playa del Carmen y en Tulum y que todavía les sobró para comprarse un yate y mujeres. Votar por Morena en Veracruz no significa votar para que el cambio siga, votar por Morena significa votar por esos políticos improvisados que devastaron Veracruz, que dejaron el campo abandonado, que tienen sin agua a sus pueblos, que tienen las escuelas derruidas, que tienen sometidos a sus empleados para que vayan a asolearse a sus mítines. Después de hacer un repaso a esto y a otras cosas más, me queda claro que hay que estar muy pendejo para votar por Morena en Veracruz.

¿A qué vino a Xalapa la candidata de las mentiras? Pues a decir mentiras. Claudia Sheinbaum ofrece trenes y universidades, todo al estilo López Obrador

Claudia Sheinbaum es la “candidata de las mentiras”. Así la bautizó Xóchitl Gálvez en los debates. Y es que la candidata de Morena no tuvo ningún empacho en mentir a los millones de mexicanos que vieron el debate. Mentiras, y más mentiras que al día siguiente se las corregían, pero eso no importaba, pues mientras millones escucharan la mentira original, el descrédito bien valía la pena. Pues la señora candidata, fiel a su costumbre de mentir, llegó a Xalapa a soltar más mentiras: “Aquí en Veracruz vamos a apoyar a Rocío, ya me comprometí desde el primer día que llegamos a Veracruz a que vamos a traer el primer tren de pasajeros México-Puebla-Veracruz”. ¿En serio? Un tren de pasajeros, ¿y como para qué? ¿Para que funcione como está funcionando el Tren Maya? Claudia Sheinbaum agregó: “Vengo aquí a decirles que vamos a continuar el legado del Presidente Andrés Manuel López Obrador, que no vamos a traicionar, defraudar y va a continuar la transformación”. Pero si ya nos traicionaron, nos defraudaron, nos saquearon. Claudia Sheinbaum también vino a prometer la construcción de la Universidad de la Salud y la Universidad Rosario Castellanos, así como la ampliación de las Universidades Benito Juárez. ¿Usted conoce a un egresado de la Universidad Benito Juárez? Esas universidades no funcionaron ni funcionarán, se convirtieron en un “elefante blanco”, en un fraude que muchos estudiantes han denunciado, porque ni tienen campus, ni tienen maestros, ni tienen clases. Ya sabe usted lo que dice el dicho: “Prometer no empobrece cumplir es lo que aniquila”.

Juan Javier Gómez Cazarín niega lo dicho por Arturo Castagné. Lo que no puede negar son los documentos que los exhiben como un saqueador

Las acusaciones que ha realizado el empresario Arturo Castagné en contra de Eleazar Guerrero y en contra de Juan Javier Gómez Cazarín no son simples dichos, no son expresiones vacías ni alegaciones desesperadas, son acusaciones sostenidas con pruebas, con documentos legales que serán parte de una investigación por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera. Por ello, que Juan Javier Gómez Cazarín, líder de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Veracruz niegue los dichos de Arturo Castagné no tiene ningún valor. Por supuesto, tampoco esperábamos que lo reconociera, que hiciera un mea culpa y que jurará devolver lo robado. Antes bien, siguiendo el manual del “Buen ladrón”, lo que le queda por hacer es desprestigiar al mensajero. Dice Cazarín: “Que ese dinero que dice que tengo, que me lo dé y le voy a firmar para que lo vaya a reclamar (…) porque los que tienen dinero en los paraísos fiscales, Panamá Papers, son sus jefes, es don Sukrol Miguel Ángel Yunes y su hijo pirata Yunes y chiquiyunes, esos son los rateros; mentiroso y hocicón que es usted”. El panorama político de Veracruz está por cambiar y Gómez Cazarín pretende ignorarlo, pero las cosas van a cambiar.

Armando Ortiz                        Twitter: @aortiz52                             @lbajopalabra