Ciudadanas somos, desde hace 67 años, ¿estamos satisfechas?

241

El logro del 17 de octubre de 1953, al obtener las mexicanas el reconocimiento a sus derechos políticos plenos,  fue un acto de justicia pues antes de esa fecha no eran consideradas en las decisiones políticas del país. Y el mérito será siempre reconocido a Don Adolfo Ruiz Cortines, Presidente de México (1952-1958) por su visión democrática, pues con la reforma al artículo 34 permitió al darle voz y voto al otro 50 % de la poblacional nacional. A partir de esa reforma constitucional, las mujeres pudieron votar y ser electas , haciéndolo en 1955.

Pero antes de ese hecho se cometieron muchas injusticias con mujeres cuyos liderazgo fueron vistos con recelo y que buscaron candidaturas e incluso ganaron éstas, pero nunca les fueron reconocidos sus triunfos o fueron obligadas a renunciar por no convenir su presencia a los intereses de los hombres que ostentaban el poder: Por eso–como justo homenaje– hoy solo menciono a 5 de ellas:

1.-Rosa Torre G. (1890-1973).-Primera mujer regidora que ocupó un cargo en un ayuntamiento mexicano, lo es en 1922 en el de Mérida, Yuc. Esto fue posible por las reformas impulsadas por el gobernador Felipe Carrillo Puerto, de permitir en las leyes locales la participación de las mujeres en los cargos de representación municipal. Sin embargo, a la caída del gobierno, es obligada a renunciar.[1]2.-Elvia Carrillo Puerto. (1878-1968). En 1923 contiende al cargo de diputadas locales en Yucatán junto con Beatriz Peniche y Raquel Dzib. Elvia es quien gana la contienda y no le es reconocido su triunfo porque la ley electoral nacional lo desconoce. 4.- Soledad Orozco de Ávila (1904-1996). En Guanajuato en 1937, por primera vez el Congreso local permite la participación de una mujer para las elecciones de diputadas locales y lo hace, pero inconformidades de la federación de trabajadores de León origina que se le desconozca su postulación. 5.- María Tinoco Y Enriqueta L. de Pulgarón, en 1936 en Veracruz, el PNR lanzó sus candidaturas a Diputadas locales, pero a pesar de contar con el apoyo de su partido el departamento electoral nacional no aceptó su registro.

Mucho contribuyó el reconocimiento del voto a nivel municipal para las mujeres en la reforma al art. 115 el 17 de febrero de 1947 en el gobierno nacional de Miguel Alemán Valdés, pero no fue suficiente pues era importante obtener los derechos plenos para poder aspirar a votar y ser votadas. Lo que se consuma con la reforma de 1953.

Pero el hecho de obtener los derechos universales, no llevo implícito el que las mujeres fueran tratadas con justicia. Hubo necesidad que éstas impulsaran movimientos civiles organizados y fueran incluidas en los espacios internos de los partidos políticos. Y desde ahí las cosas empezaron a caminar de manera diferente, aunque lenta,  para lograr la igualdad y equidad entre hombre y mujeres.

Y a 67 años de esa conquista , hay que reconocer los avances en diversos rubros: sociales, educativos, laborales, políticos, etc., como también aceptar que aún quedan muchas cuentas por saldar. Y haciendo hoy un balance, menciono sólo unos rubros:

En materia educativa , si bien es cierto que las cosas han mejorado en su acceso a la preparación universitaria y a lograr liderazgos en espacios laborales, en el plano mundial las mexicanas quedamos en desventaja. Y pongo un ejemplo. Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en 2018, el 24 % de las mujeres de 25 a 34 años de edad tenía un título profesional de educación superior, en comparación al 23% de los varones en ese rango. Sin embargo , si el dato lo comparamos con el promedio de los 51 países que pertenecen a la OCDE encontramos que el 51% son mujeres con título profesional de ese rango de edad. Es decir, las mexicanas estamos muy por debajo de la media .

En materia económica, la brecha salarial sigue siendo injusta con las mujeres en el país, por ejemplo, en 2019, 74% de las mujeres con actividad laboral ganaban menos de tres UMAS (hoy a 86.88 pesos ) a diferencia de los varones que promedia el 61%. Es decir, no se ha logrado la igualdad salarial respecto a los varones. En los últimos años, con el deterioro en la creación de empleos y despidos,  los efectos se han resentido más en los empleos de las mujeres ubicados mayormente en la industria de la transformación, comercio y servicios para empresas, personas o el hogar.

En materia social y de seguridad , hoy las mexicanas tenemos un sentimiento de duelo y de impotencia. La pobreza nacional siempre se ha resentido más en las mujeres , por ejemplo, de acuerdo al CONEVAL: a)  47.2 millones de mexicanos viven en condiciones de pobreza multidimensional, de los cuales 24.4 millones son mujeres y,  b) 42.6 millones de mujeres son vulnerables por ingreso, es decir, que no presentan carencias sociales, pero tiene un ingreso bajo.

En el caso de los feminicidios, México alcanza a la fecha un incremento de 7.7 la cifra más alta en los últimos años. De enero a agosto de 2020, fueron asesinadas de manera violenta 2240 mujeres (1674 homicidios dolosos y 566 feminicidios),[2]. Siendo el primer lugar el Estado de México y el segundo lugar el estado de Veracruz. Pero existen otros agravantes producto de la pandemia de este año, como la violencia doméstica, discriminación por razón de sexo, género, etnias, condición social o económica, y otros atentados a la integridad física , moral y emocional, como lo son los acosos y violaciones, derivadas del abuso particularmente en los espacios laborales, entre otros.

Respecto a lo político, hay que reconocer que las cuotas de género que se iniciaron en 1996 tuvieron su efecto positivo en los siguientes años, hasta llegar a la reforma electoral de 2014. Año en que se logra incidir en la Ley General de los Partidos Políticos y a la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, garantizándose que las postulaciones sean en el mismo porcentaje de hombres y mujeres: 50-50 y en las candidaturas de representación proporcional, alternadas. Con esa reforma no sólo se garantizó en adelante, la igualdad, sino también la equidad, al evitar que ningún género le sean asignados exclusivamente aquellos distritos en los que un partido haya obtenido con anterioridad los porcentajes más bajos de votación[3]. El principio de la paridad, también se hace efectivo a todos los órdenes de gobierno a partir de la reforma de mayo de 2019 y con ello,  se cumple un sueño esperado por décadas.

Sin embargo, existen hoy otras amenazas para las mujeres en el escenario político, de ahí la tipificación de la violencia política por razón de género. Ésta ha sido consecuencia-y esta documentado- de la falta de consciencia de aquellos varones que no saben o no quieren reconocer el valor de la mujer en estos espacios y la ven como el enemigo a vencer o como un obstáculo a sus planes. Y para ello se valen de la intriga, de la violación, de la presión o amenaza e incluso de coartar la vida de alguien para lograr un propósito perverso. Y esa es la gran deuda que tiene el Estado con las mujeres. Porque mientras no se dé cumplimiento a la Ley con castigos y sentencias más severas para los asesinos y violadores y contra todos-sean hombres y aun las mismas mujeres- los que impidan su participación política, restrinjan sus derechos del ejercicio de un cargo público o provoquen a tomar decisiones en contra de su voluntad o de la ley, las mexicanas de bien, no nos sentiremos tratadas con justicia y respeto y lo seguiremos reclamando diariamente.

Por eso en esta fecha debemos reflexionar, que cada lucha y logro en el tiempo ha implicado un esfuerzo y obliga al cumplimiento de compromisos en el presente y para el futuro. Y entre esos compromisos están: 1) la mujer debe seguir preparándose , fortaleciendo valores y capacidades , para que su misión -cualquiera que sea—la cumpla con creces en la vida y con ello , se fortalezca la confianza hacia su presencia en cada espacio en que decida participar. 2) Orientar a las nuevas generaciones para que también sean constructoras de las nuevas conquistas y logren trascender,  como lo hicieron en el pasado quienes aportaron su tiempo, esfuerzo y logros,  y que gracias a su labor hoy las nuevas generaciones disfrutan de los mismos: 3) incidir en la cultura social y política, para que esa igualdad y paridad no genere competencia entre hombres y mujeres , por el contrario , se logre cooperación y respeto mutuo para construir juntos el país que merecemos.

En las circunstancias que hoy vivimos en nuestro país,  debemos de pensar en plural. México nos necesita a todas y todos,  porque lamentablemente vemos que no avanza al ritmo que sus ciudadanos y el mundo exige. Y es precisamente pensando en ese México que tanto amamos , que debemos impedir que el desaliento nos agobie y nos sumerja en el pesimismo. Por el contrario , son tiempos que nos obligan a sacar la casta actuando en conjunto hombres y mujeres,  para que, en la unidad y el respeto actuemos , recuperemos lo perdido y pronto nuestra patria resurja abriéndose nuevamente a las oportunidades, al desarrollo , la justicia y la paz. Ese es el compromiso y las mexicanas habremos de cumplirlo.

Finalmente , expreso mi sincera felicitación a las mujeres de mi país y estado,  en esta fecha que nunca debe ser olvidada. Pero también recordando a las instituciones de gobierno el compromiso que tienen con las mujeres y la sociedad en su conjunto, debiendo pensar más en Veracruz y en México, porque es nuestro hábitat y lo debemos cuidar en el presente y para el futuro. En nuestro caso como mujeres,  la lucha aún no termina , porque mientras haya una voz femenina que se eleve frente a la injustica, la opresión o la agresión, siempre habrá una causa que nos une y por la cual luchar.

Gracias y hasta la próxima

 

[1] Lladó C. Zaida Alicia, (2010), “La participación de las mujeres del PRI en la vida política de México (1929-2010): avances, rupturas y cuentas por saldar”, Xalapa, Ver.

[2] https://www.infobae.com/america/mexico/2020/08/26/fueron-asesinadas-2240-mujeres-en-mexico-en-los-primeros-siete-meses-de-2020-de-acuerdo-con-cifras-oficiales/

[3]Diario Oficial de la Federación. Acuerdo del Consejo General del INE. 15 de febrero de 2017.  http://dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5471960&fecha=15/02/2017